GUILLERMO LASSO ENTRE ARENAS MOVEDIZAS

0
438

En efecto, el actual mandatario ecuatoriano, Guillermo Lasso Mendoza, atraviesa una serie de dificultades de índole político – jurídico, sumado a un escándalo mundial que lo tiene acorralado,  al ser involucrado en el caso Pandora Papers, en el que se le acusa a él y varias personalidades mundiales,  de ser poseedores de fondos fiduciarios y de inversión en diversos paraísos fiscales.

Esta acusación es el resultado de una investigación periodística de 600 comunicadores pertenecientes al Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ), que aglutina a los medios de comunicación más reconocidos  del planeta,

Esta circunstancia, ha llevado a  que los fantasmas de la renuncia o destitución del presidente Lasso empiecen a deambular en los pasillos del Palacio Presidencial, toda vez que la ley ecuatoriana prohíbe de manera expresa que servidores públicos, especialmente, autoridades de elección popular tengan esta clase de inversiones en paraísos fiscales, tanto ellos cuanto sus cónyuges e hijos dependientes.

Al respecto, la Asamblea Nacional (AN), llevará adelante una investigación exhaustiva sobre el tema, en la que analizarán los movimientos económicos y tributarios del presidente Lasso.

Asunto que ahondaría más las pésimas relaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo, además pondría en entredicho el proyecto de ley económico- urgente, “Creando Oportunidades”, que el Gobierno envió  al Legislativo y que no fue admitido por inconstitucional.

Además, según los especialistas, castigaría con más tributos a la clase media y precarizaría el trabajo al eliminar derechos  laborales conquistados a través de años de lucha, por parte de los trabajadores.

De hecho, este tema polémico está siendo deliberado por la sociedad ecuatoriana, que en su mayoría,  considera antiético que Lasso trate de imponer más tributos a los ecuatorianos, cuando él, al tener  sus dineros en paraísos fiscales estaría evadiendo este pago al Estado ecuatoriano.

Como es bien conocido, los dineros depositados en estos paraísos, en general, tienen mala reputación. En estas guaridas, muchos millonarios ocultan sus fortunas, que en muchas ocasiones, son de dudosa procedencia: narco tráfico, tráfico de armas, blanqueo de capitales  y decenas de etcéteras, o simplemente evasión o elusión de impuestos en sus respectivos países de origen.

Como era de esperarse, esta noticia produjo conmoción y repercusión regional, pues, tres mandatarios latinoamericanos han sido develados en esta trama: Sebastián Piñera de Chile, Luis Abinader de República Dominicana y el ecuatoriano Guillermo Lasso.

Un artículo del periódico El País manifiesta “una constelación de personajes poderosos de Latinoamérica ha hecho uso a lo largo de los años de paraísos fiscales. Pese a habitar en la región más desigual del planeta, esta élite ha empleado una telaraña de fideicomisos, sociedad interpuestas y archivos mercantiles opacos en sitios como las Islas Vírgenes Británica o Panamá para evitar el escrutiño público de una parte sustanciosa de sus bienes.

Este asunto mundial, cobra especial relevancia en Latinoamérica, donde cada año se le escapan al fisco unos USD 40.000 millones a paraísos fiscales”.

La investigación se basó en la filtración de 11,9 millones de documentos de 14 empresas de servicios financieros de todo el mundo. Los periódicos de mayor influencia mundial  como The Washington Post, The Guardian y El País formaron parte de esta revelación. La fortuna del mandatario ecuatoriano estuvo bien escondida en fideicomisos clandestinos en Dakota del Sur- Estados Unidos.

Esta historia no es nueva ya que años atrás se destapó otra “olla de grillos”, en la que se develó que Lasso guardaba sigilosamente millones de dólares en los conocidos “Panama Papers”.

LASSO CONTRA ATACA

En cadena nacional, el mandatario ecuatoriano envió un mensaje a la nación en la que expresó que se “trata de una noticia que puede desorientar a la opinión pública”, por lo que “es necesario que todo hombre de bien brinde información clara para tranquilidad de la ciudadanía”. En este sentido, aclaró que, si bien en dicha investigación se menciona su nombre, hacen falta precisiones “para evitar groseras generalizaciones”. Hizo hincapié en su trayectoria de vida que “ha sido pública durante ya más de dos décadas”.

Agregó que es “absolutamente correcto que años atrás tuve inversiones legítimas en otros países. Y así mismo es público que, al crearse la ley de 2017, que impide a candidatos tener inversiones en el exterior me deshice automáticamente de todas esas empresas. Lo hice de manera fulminante, sin ningún tipo de protesta, demora, u objeción”.

Resaltó “Nosotros seguiremos trabajando sin descanso, siempre bajo el signo de ética y honestidad. Así siempre ha sido mi vida  y así será este Ecuador de nuevas oportunidades que juntos ya estamos construyendo”.

Asimismo, envió una misiva al Presidente de la Comisión de Fiscalía y Control Político de la Asamblea, Fernando Villavicencio, en la que destaca “que el objetivo de la carta es ponerse a disposición de la Comisión de cualquier información relacionada al reportaje de los llamados Pandora Papers. Por lo que,  invitó a los miembros de dicha Comisión que asistan al Palacio de Gobierno para que le hagan las preguntas que ellos consideren pertinentes”.

Al respecto, la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, desautorizó a esta Comisión para que haga tal visita al mandatario, pues la obligación de cualquier funcionario público es asistir a la Asamblea para aclarar las inquietudes de la legislatura.

Además, la investigación de este delicado caso está bajo la responsabilidad de la Comisión de Garantías Constitucionales y Derechos Humanos, decisión tomada por el Pleno de la Asamblea, tras una votación de 105 asambleístas.

Lasso, de igual manera, envió una comunicación a la Contraloría del Estado, en la que solicita la revisión de toda la información pertinente a todo lo suscitado con la investigación periodística denominada “Pandora Papers”.

ANDRÉS ARÁUZ ATACA

Uno de los detractores políticos  de Lasso más visibilizados por este caso, es el ex candidato presidencial, economista Andrés Aráuz Galarza, del partido político Revolución Ciudadana que lidera el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa Delgado, quien didácticamente ha dado a conocer los perjuicios que produce a la economía del país, el hecho de tener dineros en paraísos fiscales, cuando con ese dinero se podría invertir en educación, salud, seguridad, empleo y otras demandas sociales que Ecuador requiere.

Aráuz en la emisora capitalina Pichincha Universal aseveró “que los sectores conservadores de derecha hoy se han evidenciado como lo que son, unos corruptos que esconden sus propiedades en guaridas fiscales y cuentas secretas. En este sentido hizo un llamado al Presidente Lasso a revelar dónde está su fortuna y actuar con transparencia: tiene que garantizar que habrá verdadera independencia del Servicio de Rentas Internas (SRI), porque da temor de que le tenga con la soga al cuello, pues ella tiene que investigar al Presidente de la Republica”.

Arauz sostiene que Lasso ha declarado que se deshizo de sus propiedades antes de ser candidato; para esto sólo hay dos formas de hacerlo: vendiendo o donando bienes y acciones. Arauz pregunta  ¿dónde está el dinero? ¿dónde está el certificado de pago de impuestos?. Si regaló: ¿A quién? ¿ Dónde está el pago de impuestos a la herencia?. Arauz añade que mediante hábiles simulaciones Lasso trata de ocultar el ilícito.

Arauz manifiesta que Lasso es una vergüenza para el país “porque ha quedado manchado a nivel internacional” debido a la difusión de la imagen de él como uno de los inmorales evasores y dueños de fortunas opacas, a nivel mundial.

Considera que Lasso engañó a sus electores, presentándose como un candidato impoluto, cuando su candidatura estaba viciada de ilegalidad, perjuró e involucró a su familia en el delito de testaferrismo.

Denunció que el notario quien dio fe de que Lasso no tiene empresas en paraísos fiscales, Roger Arosemena, es uno de los accionistas del Banco de Guayaquil, cuyo accionista mayor es Lasso. Arosemena ahora es embajador de Ecuador en la Santa Sede.

En fin, tener dinero fuera del país es legal, pero no es ético, más tratándose del primer mandatario de un país que debería ser ejemplo de honestidad y transparencia a toda prueba. Le toca a la sociedad involucrarse para  cuestionar esta clase de acciones que la perjudican, porque le impiden lograr su buen vivir, como es la aspiración de todos.

 

Dejar respuesta