Un recorrido por la Plaza Pública de Mayaguez

0
5597

Refugiados pernoctaban junto a sus pequeños y ancianos en la Plaza Pública Gran Almirante Cristóbal Colón 

«Absolutamente nadie nos ha ofrecido ayuda. La policía pasa, mira y todo está igual. Estoy con 4 niños, 2 personas mayores y 3 adultos más»

Mayagüez, Puerto Rico- Tras el gigante sismo de 6.8 que Puerto Rico sufrió este pasado martes 6 de enero son miles los refugiados en las pocas escuelas que aún quedan abiertas. Al día siguiente, (7 enero) temprano en la mañana nos dimos a la tarea de hacer un recorrido por el pueblo de Mayagüez donde encontramos varias familias que pernoctaban junto a sus pequeños y ancianos en la Plaza Gran Almirante Cristóbal Colón desde la madrugada del 7 de enero. Todo era incertidumbre, dormían en el piso, en camas improvisadas o cubiertos solamente con una manta. Muchos de ellos sin comer, agotados, nerviosos por las réplicas que continuaban y por demás sin tener las informaciones debidas.

A las 2:19 de la tarde encontramos a la Sra. Alma Méndez, quien un poco angustiada nos relató su experiencia con el fuerte terremoto. (Cabe mencionar que muchas de las personas abordadas en nuestro recorrido no quisieron conversar con nosotros debido al miedo que abunda entre los habitantes)  

“Soy del barrio Dulces Labios, habíamos llegado la noche anterior de compartir con amistades pero tenía un presentimiento, les dije a todos que durmieran con ropa puesta. Ellos durmieron pero yo no podía y cuando sentimos el temblor todo cayó al piso, mi nieta se cortó con los cristales, pero al irse la luz nos sabíamos dónde estaban ubicadas las cosas, a pesar de que todo estaba preparado; de inmediato comenzamos a gritar y desde esa hora de la madrugada estamos aquí en la plaza. Nadie nos ha ofrecido ayuda. En la mañana regresamos a la casa teniendo que volver aquí al sentir el otro terremoto. Yo estoy enferma, tengo los pies hinchados, soy diabética, padezco de alta presión, arritmia cardíaca y artritis reumatoidea y esta noche pensamos pasarla aquí porque no tenemos a dónde ir”.

Continuando al paso nos encontramos con Jennifer, (prefiere no dar su apellido) quien vive en un residencial y se encuentra en la plaza junto a su familia y vecinos. “Estamos aquí porque estamos aterrorizados con esos temblores de las 4:40 de la madrugada, ahora son las 2:28 de la tarde y seguimos aquí porque todos vivimos cerca de la costa y, ante el temor de que haya un tsunami o algo parecido, nos movimos a la zona del desalojo. Absolutamente nadie nos ha ofrecido ayuda. La policía pasa, mira y todo está igual. Estoy con 4 niños, 2 personas mayores y 3 adultos más. Estaremos aquí hasta que venga Defensa Civil o alguien a ofrecernos ayuda o nos indiquen qué podemos hacer, pero, hasta ahora no ha venido nadie. A nosotros nos desalojaron de nuestras viviendas, alguien me dijo que nos llevarían al Palacio de los Deportes y nos traerían comida, pero nunca han llegado. Aquí hay muchos menores de edad y necesitamos al menos, alguien que nos oriente o nos digan que nos podemos ir tranquilos para la casa; pero hasta ahora no ha llegado nadie, ni guardias municipales, nadie”.

En ese momento se acercó un niñito llorando hacia ella y no pudimos intuir si era hambre, cansancio o miedo porque mientras la entrevistaba temblaba.

–  ‘’Yo quisiera ayuda al menos para las demás personas que están aquí. Se compró desayuno, hicimos varias cosas, pero ahora mismo no hay sitios abiertos de comida, no hay luz, no podemos cocinar, no podemos mantener a los niños en el hogar pensando que va a haber un temblor… la situación está difícil. No ha venido ningún profesional ni alguna persona del municipio a indicarnos qué tenemos que hacer, por eso nos hemos mantenido lejos de la costa”.

La Sra. Maribel Martell nos indica estar en la plaza pública desde las 4:30 am. –‘’Venimos a las 4:30 AM, vivo en Romaguera que es frente a la playa, por temor a un tsunami o que se derrumbe la estructura y no podamos salir llegamos hasta aquí. Espero que al menos nos lleven a un refugio en lo que las autoridades saben qué es lo que realmente está pasando y que por lo menos estemos un poco más seguros y sepamos con certeza qué está pasando. No nos han brindado ayuda ni información alguna. Vivimos en un lugar altamente riesgoso porque es frente a la playa y no nos dicen nada. Esperamos que con buena conciencia abran un refugio y nos brinden algo por esta noche, un sitio donde estar más seguros”.

 

Mientras continuábamos en la plaza conversando con las familias que no le habían ofrecido ni un vaso de agua y  estando en la incertidumbre, a pesar que le habían dicho les ayudarían, a las 2:57 de la tarde divisamos al Vice Alcalde de la ciudad de Mayagüez, el Lcdo. Heriberto Acevedo, abordándolo de inmediato cuestionándolo sobre la  situación de las personas que se encontraban en la plaza hasta con bebés y nadie le había ofrecido ayuda.

-“A mí no me consta eso, yo sí sé que se ha estado atendiendo área por área visitando, cotejando, salvaguardando la vida. Sí, he visto algunas personas como las vi por allá por el Hogar Amor y Paz. Desconozco alguien en particular que le haya pasado algo, pero se les ha dado la ayuda que ha estado disponible siempre”.

A nuestra insistencia de que para nuestro de medio en Estados Unidos acababa de entrevistar a personas que están con niños llorando y con extrema necesidad, con miedo de un tsunami, gente que no tienen dónde ir, ni a un refugio, personas sin familia, esta fue su respuesta –“El Departamento de Educación tiene la responsabilidad de las escuelas, Manejo de Emergencias coordina la asistencia y en el caso del Municipio, se ha estado caminando, orientando y alertado sobre lo mismo. Está la escuela Eugenio María de Hostos y se está abriendo la Elpidio H. Rivera como área de refugio. Cualquier situación la oficina de Manejo de Emergencias coordina también cualquier situación, se pueden comunicar con el director y la Oficina de Ayuda al Ciudadano que están disponibles”.

Volviendo a insistir le preguntamos si alguna de esas oficinas podría pasar por la plaza y ver la situación de cerca y esta fue su respuesta:

-‘’Usted me está trayendo eso a mí aquí ahora, voy a llamar a Manejo de Emergencias ahora mismo para que ellos cotejen cuál es la situación. Y hay algo bien importante, es un llamado que yo les hago: los ciudadanos tienen que colaborar los unos con los otros también, es bien importante, eso fue lo que ayudó muchísimo en María. Se dice por todos los técnicos y especialistas en Manejo de Emergencias: que es importante la propia participación ciudadana. Ante las primeras horas se pasan situaciones difíciles por lo que se hacen disponibles los recursos del gobierno. Aprovecho la oportunidad porque tanto el Departamento de La Familia como el Departamento de Vivienda del Estado también son agencias con responsabilidad en eso. Esto es un esfuerzo donde gobierno y pueblo deben de encontrarse y eso pasa en todas partes del mundo; ocurre un problema y las primeras horas son bien difíciles, ahora mismo se están haciendo evaluaciones de las estructuras, las condiciones y es un proceso que toma su tiempo también y el gobierno estatal también hace su parte.’’

Este periódico Ahora News le agradece al SR. Vice Alcalde de Mayagüez, el Lcdo. Heriberto Acevedo, que en menos de dos minutos y aun estando allí nosotros presentes, apareció la ayuda y el refugio para estas personas que con tanto temor estaban pernoctando en la plaza pública del pueblo de Mayaguez.

Compartir
Artículo anteriorDeclaran Estado de Emergencia en Puerto Rico
Artículo siguienteTemor, frustración y normalidad
Sylvia Castillo
Estudió Artes, Humanidades, Actuación y Trabajo Social. Escribe historias, cuentos, canciones, poesías y libretos de obras de teatro. Es asistente médica, actriz, escritora, hace labor cívica con un grupo de damas de Nombre "Damecavi," labora en WPRA radio en la sección: "La Mujer Opina" y es periodista del Periódico Ahora News desde el año 2013.