Gobierno de Puerto Rico Se Administra a Lo Loco

0
460

En Puerto Rico muchos jefes de agencias de gobierno ganan más que la gobernadora de turno. No hay control de tope de sueldos en el gobierno. Aquí un ejemplo de los salarios reportados en la prensa

Hay que cambiar de inmediato la forma y manera de administrar el dinero que llega por medio de las contribuciones de cada ciudadano de Puerto Rico al gobierno.

(San Juan, PR) Cuando tenemos un país en quiebra con una deuda de 70 mil millones tenemos que concluir que la administración del gobierno se ha hecho a lo loco. Lo escribimos de esta manera para que la gente lo entienda y comience a comprender que hay que cambiar de inmediato la forma y manera de administrar el dinero que llega por medio de las contribuciones de cada ciudadano de Puerto Rico al gobierno.

Muchos de los que trabajan en un puesto de gobierno, el cual no se corre como una organización por objetivos porque solamente van a cumplir con sus 7.5 horas de “trabajo”, entendiendo esto es como estar en un sitio por 7.5 horas sin ningún objetivo en particular. Si está el jefe, hago algo para que no me moleste. Si no está el jefe, entonces hay que ir rápidamente a Facebook y al resto de las redes sociales para ver la noticia del día sin rendir ningún servicio al pueblo.

En todas las agencias del gobierno hay un exceso de duplicación de esfuerzos. Se gasta dinero en sueldos y trabajos que no se necesitan.  El gobierno no tiene control alguno de sus inventarios de propiedad.  O sea, no se sabe cuántos edificios hay, quien los tiene y cuál es su estado actual. Ahora mismo no se tiene información de cuántos carros y autobuses tiene cada agencia de gobierno, ni cuántos edificios tiene alquilado cada agencia de gobierno, tampoco cuántas escuelas están cerradas y quien está a cargo de darle seguimiento para que funcione al servicio del pueblo. 

Tenemos agencias de permisos, licencias y certificaciones de escuelas que sirven de estorbo cuando hay que usar una escuela para dar servicio al pueblo. Sugerimos que cada municipio tenga su oficina de permisos que ayude y sirva de estímulo para que se desarrollen nuevos negocios.  Un funcionario de San Juan no va a tener la motivación de ir a Jayuya para ofrecer un permiso.  Para esto, el alcalde tiene que prácticamente pelear con la agencia de gobierno para que le den el permiso de uso y la larga lista de requisitos.

Ni se hable de la Autoridad de Energía Eléctrica la cual es una corporación pública y gasta sin control en contratistas externos que traen de los Estados Unidos de Norte América para hospedarlos en los hoteles más caros de San Juan a $300.00 por día, por meses y la paga el pueblo. Esto pasa porque los directores no responden a nadie y no hay consecuencias por sus actos irresponsables.

En Puerto Rico muchos jefes de agencias de gobierno ganan más que la gobernadora de turno. No hay control de tope de sueldos en el gobierno. Le pondremos un ejemplo de los salarios reportados en la prensa.

El Secretario de Estado ganará cuando nombren uno nuevo $125,000.00, el Secretario de la Vivienda gana $143,000.00, La nueva secretaria de Gobierno gana $138,000.00,  el Secretario del Trabajo gana $138,000.00, la Secretaria de Recursos Naturales gana $123.000.00

Otros funcionarios y su salario anual es el siguiente:

$180,000.00 – Hacienda
$248,000.00 – Educación
$250,000.00 – Seguridad Pública
$108,000.00 – Departamento de Salud
$140,000.00 – Desarrollo Económico
$140,000.00 – Principal Oficial de Inversiones
$120,000.00 – Oficial Innovación
$250,000.00 – DMO-Turismo
$250,000.00 – CEO-Invest Puerto Rico

Otros salarios en Fortaleza:
$138,000.00 – Secretario de la Gobernación
$120,000.00 – Gobernación (Subsecretario)
$148,500.00 – Asuntos Públicos –
$138,000.00 – Política Pública –
$108,000.00 – Administrador La Fortaleza –
$98,400.00 – Secretaria de Prensa –
$138,000.00 – Asesor Legal –
$102,000.00 – Asesora Nombramientos Judiciales –
$102,000.00 – Asuntos Legislativos –
$108,000.00 – Asesor  Calidad de Vida –
$108,000.00 – Asesor Educación, Recreación y Deportes –
$108,000.00 – Asesor Iniciativa Comunitaria y Base de Fe –
$108,000.00 – Asesor Seguridad Pública y Justicia –
$108,000.00 – Asesora Asuntos Federales –
$120,000.00 – Asesora Urbanismo, Infraestructura y Ambiente –
$108,000.00 – Asesor Asuntos Municipales –
$180,000.00 – Asesor Desarrollo Económico, AFAAF –

Todos estos secretarios cuentan con asesores auxiliares y otro personal de confianza que nadie tiene control de cuántos son, cuánto ganan y que hacen. La pregunta que tenemos que hacernos es: ¿Para qué son necesarios estos puestos de gabinete y de confianza? ¿En que beneficia eso al pueblo de Puerto Rico?

Hay que señalar a todos los funcionarios de las corporaciones públicas y la Universidad de Puerto Rico que ganan $250,000.00 anuales o más.

Recuerden que también le pagamos a la Junta de Control Fiscal 40 millones de dólares con el dinero de Puerto Rico y pagamos $650,000.00 a su directora ejecutiva.

No hemos usado nombre al lado de los salarios debido a que muchos de ellos están renunciando, otros están en otros puestos y otros han desaparecido.

Puerto Rico es un archipiélago en quiebra y se sigue pagando millones y comprando millones sin control y sin tener un sistema de contabilidad eficiente que tenga Inteligencia Artificial integrada para frenar todo tipo de corrupción. Por esta razón, La Junta de Control Fiscal ha sido engañada una y otra vez.

Es el momento de pedir a la nueva gobernadora un sistema de gobierno a base de objetivos donde se tenga como jefe de agencia personas capacitadas, que sepan administrar, para dar seguimiento a sus empleados.  El que empleado no cumpla con los objetivos programados deben despedirlos de inmediato.  Hay que reducir el gasto en exceso de personal que no rinde y de eliminar todas las contrataciones millonarias de asesores para hacerles el trabajo a los jefes de agencias y corporaciones públicas.

El objetivo principal debe ser el desarrollo económico y todo el gobierno debe facilitarles a sus ciudadanos las herramientas y permisos de forma digital para que puedan crear nuevas empresas y nuevos empleos.

La solución es simple. La gobernadora debe manejar su gobierno a base de objetivos y el que no cumpla con los objetivos establecidos y la calidad eficiente de servicios que lo bote como Pamper de bebé. Hay que hacer un inventario de inmediato de cada agencia de gobierno y poner al día un sistema de datos con todo el equipo y propiedad del gobierno atado al Departamento de Hacienda. Hoy en día se puede hasta hacer una foto del equipo y propiedad para ser incluida en la base de datos.

La gobernadora debe poner un salario base a todos los secretarios de gobierno y asesores. Ningún empleado de gobierno debe pasar de los $85,000.00.  Ningún oficial de gabinete o corporación pública debe ganar más que el gobernador del país. Hay que salirnos de la ilusión que esto es un país con mucho dinero.

Hay que informar al público en una página web activa todos los salarios y contratos de todas las corporaciones públicas del gobierno, y de las agencias de gobierno semanalmente.  El sistema usado hoy en día no se sabe cuánto se ha gastado hasta dos años después de haberse gastado.  Las corporaciones públicas responden a la gente de Puerto Rico y no son privadas ni deben tener secretos.  Más de la mitad del total de lo que se paga en electricidad es la deuda que tiene Energía Eléctrica la cual hicieron por su cuenta.

Todas las corporaciones públicas y personal del gobierno deben regirse por las leyes estatales y federales si las hacemos que se acaten a las mismas metiendo a la cárcel a todos los que violen la ley.

Estaremos velando que los cambios ocurran y que la información del malgasto de dinero público sea reportado para que sea corregido por las autoridades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando tenemos un país en quiebra con una deuda de 70 mil millones tenemos que concluir que la administración del gobierno se ha hecho a lo loco. Lo escribimos de esta manera para que la gente lo entienda y comience a comprender que hay que cambiar de inmediato la forma y manera de administrar el dinero que llega por medio de las contribuciones de cada ciudadano de Puerto Rico al gobierno.

 

Muchos de los que trabajan en un puesto de gobierno, el cual no se corre como una organización por objetivos porque solamente van a cumplir con sus 7.5 horas de “trabajo”, entendiendo esto es como estar en un sitio por 7.5 horas sin ningún objetivo en particular. Si está el jefe, hago algo para que no me moleste. Si no está el jefe, entonces hay que ir rápidamente a Facebook y al resto de las redes sociales para ver la noticia del día sin rendir ningún servicio al pueblo.

 

En todas las agencias del gobierno hay un exceso de duplicación de esfuerzos. Se gasta dinero en sueldos y trabajos que no se necesitan.  El gobierno no tiene control alguno de sus inventarios de propiedad.  O sea, no se sabe cuántos edificios hay, quien los tiene y cuál es su estado actual. Ahora mismo no se tiene información de cuántos carros y autobuses tiene cada agencia de gobierno, ni cuántos edificios tiene alquilado cada agencia de gobierno, tampoco cuántas escuelas están cerradas y quien está a cargo de darle seguimiento para que funcione al servicio del pueblo. 

 

Tenemos agencias de permisos, licencias y certificaciones de escuelas que sirven de estorbo cuando hay que usar una escuela para dar servicio al pueblo. Sugerimos que cada municipio tenga su oficina de permisos que ayude y sirva de estímulo para que se desarrollen nuevos negocios.  Un funcionario de San Juan no va a tener la motivación de ir a Jayuya para ofrecer un permiso.  Para esto, el alcalde tiene que prácticamente pelear con la agencia de gobierno para que le den el permiso de uso y la larga lista de requisitos.

 

Ni se hable de la Autoridad de Energía Eléctrica la cual es una corporación pública y gasta sin control en contratistas externos que traen de los Estados Unidos de Norte América para hospedarlos en los hoteles más caros de San Juan a $300.00 por día, por meses y la paga el pueblo. Esto pasa porque los directores no responden a nadie y no hay consecuencias por sus actos irresponsables.

 

En Puerto Rico muchos jefes de agencias de gobierno ganan más que la gobernadora de turno. No hay control de tope de sueldos en el gobierno. Le pondremos un ejemplo de los salarios reportados en la prensa.

 

El Secretario de Estado ganará cuando nombren uno nuevo $125,000.00, el Secretario de la Vivienda gana $143,000.00, La nueva secretaria de Gobierno gana $138,000.00,  el Secretario del Trabajo gana $138,000.00, la Secretaria de Recursos Naturales gana $123.000.00.

 

 

Otros funcionarios y su salario anual es el siguiente:

$180,000.00 – Hacienda
$248,000.00 – Educación
$250,000.00 – Seguridad Pública
$108,000.00 – Departamento de Salud
$140,000.00 – Desarrollo Económico
$140,000.00 – Principal Oficial de Inversiones
$120,000.00 – Oficial Innovación
$250,000.00 – DMO-Turismo
$250,000.00 – CEO-Invest Puerto Rico

 

Otros salarios en Fortaleza:
$138,000.00 – Secretario de la Gobernación
$120,000.00 – Gobernación (Subsecretario)
$148,500.00 – Asuntos Públicos –
$138,000.00 – Política Pública –
$108,000.00 – Administrador La Fortaleza –
$98,400.00 – Secretaria de Prensa –
$138,000.00 – Asesor Legal –
$102,000.00 – Asesora Nombramientos Judiciales –
$102,000.00 – Asuntos Legislativos –
$108,000.00 – Asesor  Calidad de Vida –
$108,000.00 – Asesor Educación, Recreación y Deportes –
$108,000.00 – Asesor Iniciativa Comunitaria y Base de Fe –
$108,000.00 – Asesor Seguridad Pública y Justicia –
$108,000.00 – Asesora Asuntos Federales –
$120,000.00 – Asesora Urbanismo, Infraestructura y Ambiente –
$108,000.00 – Asesor Asuntos Municipales –
$180,000.00 – Asesor Desarrollo Económico, AFAAF –

 

Todos estos secretarios cuentan con asesores auxiliares y otro personal de confianza que nadie tiene control de cuántos son, cuánto ganan y que hacen. La pregunta que tenemos que hacernos es: ¿Para qué son necesarios estos puestos de gabinete y de confianza? ¿En que beneficia eso al pueblo de Puerto Rico?

 

Hay que señalar a todos los funcionarios de las corporaciones públicas y la Universidad de Puerto Rico que ganan $250,000.00 anuales o más.

 

Recuerden que también le pagamos a la Junta de Control Fiscal 40 millones de dólares con el dinero de Puerto Rico y pagamos $650,000.00 a su directora ejecutiva.

 

No hemos usado nombre al lado de los salarios debido a que muchos de ellos están renunciando, otros están en otros puestos y otros han desaparecido.

 

Puerto Rico es un archipiélago en quiebra y se sigue pagando millones y comprando millones sin control y sin tener un sistema de contabilidad eficiente que tenga Inteligencia Artificial integrada para frenar todo tipo de corrupción. Por esta razón, La Junta de Control Fiscal ha sido engañada una y otra vez.

 

Es el momento de pedir a la nueva gobernadora un sistema de gobierno a base de objetivos donde se tenga como jefe de agencia personas capacitadas, que sepan administrar, para dar seguimiento a sus empleados.  El que empleado no cumpla con los objetivos programados deben despedirlos de inmediato.  Hay que reducir el gasto en exceso de personal que no rinde y de eliminar todas las contrataciones millonarias de asesores para hacerles el trabajo a los jefes de agencias y corporaciones públicas.

 

El objetivo principal debe ser el desarrollo económico y todo el gobierno debe facilitarles a sus ciudadanos las herramientas y permisos de forma digital para que puedan crear nuevas empresas y nuevos empleos.

 

La solución es simple. La gobernadora debe manejar su gobierno a base de objetivos y el que no cumpla con los objetivos establecidos y la calidad eficiente de servicios que lo bote como Pamper de bebé. Hay que hacer un inventario de inmediato de cada agencia de gobierno y poner al día un sistema de datos con todo el equipo y propiedad del gobierno atado al Departamento de Hacienda. Hoy en día se puede hasta hacer una foto del equipo y propiedad para ser incluida en la base de datos.

 

La gobernadora debe poner un salario base a todos los secretarios de gobierno y asesores. Ningún empleado de gobierno debe pasar de los $85,000.00.  Ningún oficial de gabinete o corporación pública debe ganar más que el gobernador del país. Hay que salirnos de la ilusión que esto es un país con mucho dinero.

 

Hay que informar al público en una página web activa todos los salarios y contratos de todas las corporaciones públicas del gobierno, y de las agencias de gobierno semanalmente.  El sistema usado hoy en día no se sabe cuánto se ha gastado hasta dos años después de haberse gastado.  Las corporaciones públicas responden a la gente de Puerto Rico y no son privadas ni deben tener secretos.  Más de la mitad del total de lo que se paga en electricidad es la deuda que tiene Energía Eléctrica la cual hicieron por su cuenta.

 

Todas las corporaciones públicas y personal del gobierno deben regirse por las leyes estatales y federales si las hacemos que se acaten a las mismas metiendo a la cárcel a todos los que violen la ley.

 

Estaremos velando que los cambios ocurran y que la información del malgasto de dinero público sea reportado para que sea corregido por las autoridades.

 

 

 

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorQuito es sede del encuentro regional sobre prevención ante la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes
Artículo siguienteVIENTOS DE GUERRA ASEDIAN A COLOMBIA
Dr. Edgar León
El Dr. Edgar León es graduado de la Universidad de Puerto Rico y tiene una maestría en Tecnología y Educación de la Universidad del Estado de Michigan. Con un doctorado en Aplicaciones de Computadoras, Tecnología y Administración de Universidades en el Michigan State University. Trabajado como Consultor del Departamento de Educación en Michigan. Ha sido productor de televisión de Tecnología en WORA Canal 5 de Mayagüez. Escrito varios libros que están publicados en Amazon Kindle. “Puerto Rico Duerme”, “Puerto Rico Algarete”. Sus artículos periodísticos han sido desplegados en periódicos regionales y el Instituto Julian Samora de Michigan State College en donde también ha impartido cursos de Tecnología a nivel graduado. Trabajado como caricaturista editorial y escritor para periódicos locales e internacionales. Luego de 27 años en como educador en Michigan fue contratado como Investigador, Director de Educación Continua y profesor de Tecnología en la UPR Recinto de Mayagüez. En la actualidad es profesor a tiempo parcial en la Caribbean University – Ponce, ofreciendo cursos doctorales de tecnología.