Fuerte Temblor Sacude a Puerto Rico

0
513

Continúa la actividad sísmica

 (San Juan, Puerto Rico) Un terremoto de 6.5 grados afectó la zona sur de Puerto Rico esta madrugada. El sismo, que ocurrió a las 4:24 de la mañana, se sintió en toda la Isla. El archipiélago borincano está sin servicios eléctrico. Los municipios de Guánica, Guayanilla, Yauco y Ponce son los más afectados. Los daños materiales son cuantiosos. En Ponce un hombre de 73 años falleció al ser aplastado por una pared que se derrumbó.

A las 7:19 de la mañana hubo una réplica de 6.0 grados. La tierra en el sur no ha dejado de temblar.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced suspendió el trabajo en las agencias gubernamentales.

Los ciudadanos han abarrotado las gasolineras, los supermercados y las panaderías en busca de suministros.

“Esto es terrible, nunca antes visto”, exclamó un excitado alcalde de Guayanilla, Nelson Torres Jordán. “Los daños son cuantiosos. La iglesia católica colapsó, los puentes están débiles, muchas casas se han derrumbado”.

“El rostro de la gente habla por sí solo, el terror se refleja”, dijo Marcos Irizarry Pagán, alcalde de Lajas. “Cuando se anunció la posibilidad de un tsunami, cientos de autos llenaron la carretera 116 camino hacia el casco urbano. Esto es peor que María”.

“Muchas piedras en el camino”, explicó Gregory González, alcalde de Peñuelas. “Derrumbes por todos lados, la carretera número 2 de Ponce a Peñuelas está cerrada. Casas han colapsado”.

Otros municipios, como Orocovis y Jayuya, han reportado daños a estructuras.

La Autoridad de Energía Eléctrica inició el restablecimiento del servicio a pesar de los daños que han afectado a varias de las plantas generadoras.

Ante el imparable número de sismos, la gobernadora la gobernadora Wanda Vázquez Garced indicó que está considerando declarar como zona de desastres a varios municipios del suroeste de Puerto Rico. Durante una visita a las zonas más afectadas, la mandataria se comprometió a identificar los recursos para ayudar a los afectados. Hasta el momento se han identificado 79 estructuras con daños mayores.

Vázquez Garced anunció también que el inicio de clases, pautada para el 9 de enero, ha sido pospuesto hasta el lunes 13 para que el Departamento de Educación pueda evaluar los planteles educativos para identificar posibles daños estructurales.

El Día de Reyes ocurrió otro temblor a las 6:32 de la mañana con una fuerza de 5.79 grados. Este movimiento sísmico, con epicentro entre Guánica y Guayanilla, se sintió en toda la Isla. El temblor causó daños estructurales en varios pueblos del suroeste, siendo los más afectados Guánica y Guayanilla, donde varias casas colapsaron.

En la tarde del Día de Reyes, a eso de las 5:35, hubo un sismo de 4.4 grados que afectó a Mayagüez.

El movimiento telúrico del lunes también afectó el sistema eléctrico provocando apagones en varias áreas del país. La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) informó que los apagones ocurrieron porque el sistema eléctrico se auto protegió como resultado de los fuerte movimientos de tierra.

La Red Sísmica de Puerto Rico (RSPR) informó que los temblores continuarán. Se pidió a las personas que abandonen las estructuras afectadas por los temblores y a la ciudadanía que mantengan la calma. peligrosa.

Desde el 28 de diciembre de 2019 han ocurrido 860 temblores.

El lunes Vázquez Garced activó el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) para evaluar los desastres ocurridos en la zona sur, pero con los nuevos temblores se ha iniciado una evaluación de todas las estructuras públicas del país.

La meteoróloga Ada Monzón expresó su preocupación por los temblores y el peligro que existe ante un posible derrumbe del Cañón de Guayanilla y la Trinchera de los Muertos, áreas profundas submarino que existen frente a las costas de Guánica y Guayanilla.

“Un derrumbe de las paredes de la Trinchera de los Muertos puede causar un tsunami local”, expresó una preocupada Monzón en un noticiero televisivo. ‘

A pesar del llamado a la calma, la población está intranquila y teme lo peor. Para completar el tono de voz del director de la RSPR, Víctor Huérfano, durante una entrevista telefónica con Monzón, al comentar sobre la posibilidad de un terremoto mayor no ha aportado a calmar el país.

Las estructuras más vulnerables, explica Monzón, son las casas construidas sobre socos, zancos y columnas y las escuelas edificadas antes de 1987.

Los científicos no tienen explicación clara sobre lo que está sucediendo en Punta Montalva, como se conoce la falla de Guánica.  Han explicado que existe una comunicación entre Montalva y una nueva falla descubierta cercana a la isla Caja de Muerto.

Los sismólogos no esperaban un temblor mayor a 5.5 grados en el sur de Puerto Rico, el temblor de hoy ha desconcertado a todos.

Hace unos minutos la Red Sísmica publicó un mensaje en su cuenta de Facebook donde indica que continúan evaluando la situación.

“La RSPR les informa que continuamos trabajando en el monitoreo, localización y diseminación de la información sísmica dentro de nuestra área de responsabilidad. Varias réplicas se han registrado luego del evento 5.8Mwp al sur de Guayanilla y pudieran continuar. Este evento fue sentido en todo Puerto Rico. Al momento no se ha emitido aviso, advertencia ni vigilancia de tsunami para PR (Puerto Rico) & IV (Islas Vírgenes)”

“Exhortamos a mantener la calma, estar siempre preparado y mantener su plan familiar al día. La manera apropiada de responder a unsismos es agacharse, cubrirse y sujetarse, si está dentro de una estructura, luego que pare de temblar desaloje la misma. Si vive dentro de una zona de desalojo por tsunami debe conocer sus rutas y el mapa”.

El temblor se sintió en toda las Isla, pero con mayor fortaleza en el suroeste.

“Esto fue fuerte”, explicó Luis Santaliz de Mayagüez. “Mi cama se sacudió como una hoja con el viento”.

“Esto ha sido horrible”, expresó Nancy Vargas de Lajas. “Mi casa se hamaqueó. Todo se movió”.

“Nunca había vivido una experiencia tan terrorífica como esta”, dijo Elba Gutierrez de Lajas. “Mi vecina gritó enloquecida”.

“La casa está agrietada”, dijo Javier Rodríguez de Guánica. “No queremos estar dentro de la casa. No sabemos que vamos a hacer”.

“Esto es un desastre Playa Ventana de Guayanilla (puente natural) se cayó”, dijo José Soto. “Esto fue más fuerte de los que dicen”.

“Mi casa se movió como nunca antes”, dijo Pirin Gómez de Río Piedras. “Estamos atemorizados. Hay que orar y actuar”.

Otro municipio afectado por el temblor fue Ponce.

“La carretera número 2 fue afectada por derrumbes. Me preocupa que la montaña colapse”, dijo Mayita Meléndez, alcaldesa de Ponce. “Tenemos hasta el momento cinco casas afectadas, pero continuamos evaluando los daños”.

Meléndez expresó estar preocupada por el silencio de los secretarios gubernamentales ante la crisis generada por los temblores, la falta de recursos económicos para enfrentar la situación y sobre todo que ocurra un temblor mayor.

El alcalde de Lajas, Marcos Irizarry Pagán, reportó cuatro estructuras damnificadas y que ha movilizado ayuda psicológica para los ciudadanos.

“En Lajas la mayoría de la población es mayor de 65 años, muchos viven solos. Hay temor, mucho miedo. He movilizado ayuda psicología y nos estamos preparando para cualquier eventualidad. El martes a las 5:00 de la tarde tendremos una reunión con el Dr. Víctor Huérfano, director de la RSPR, para prepararnos ante la posibilidad de un evento mayor”.

La Compañía de Turismo de Puerto Rico informó que ninguna de las hospederías del país sufrió daños estructurales, pero comunicó que dos reconocidos atractivos turísticos fueron destruidos por los sismos, Playa Ventana en Guayanilla y las ruinas del Faro de Guánica.

Mantengamos la tranquilidad. Debemos estar atentos a los boletines oficiales de la Red Sísmica, no escuchar rumores. Formulemos un plan de acción y tengamos una mochila de emergencia lista.

 

 

 

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorLa Celebración del Día de Reyes
Artículo siguienteDeclaran Estado de Emergencia en Puerto Rico
Félix Cruz
Félix Cruz posee una larga trayectoria como periodista en Nueva Jersey-Nueva York y Puerto Rico. Es además historiador, gestor cultural, escritor, orador, educador y asesor gubernamental. Posee un doctorado en Comunicación Social con concentraciones en Periodismo Escrito y Lenguaje Corporal y está terminando un segundo doctorado en Historia de Puerto Rico y el Caribe en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe.