Metástasis Político En El Departamento de Educación

0
391

No cabe duda alguna que la situación es un cáncer que lleva muchos años en tratamiento.  La inepta e innecesaria administración gigante del Departamento de Educación de turno solo extirpa una ínfima parte del cuerpo del departamento pero que todo el cáncer político interno circulando.

¿Pero que es lo que causa ese cáncer interno que ha podrido el sistema educativo? La causa es la asignación de puestos de confianza como premio de recolectar dinero para campañas políticas. Si recoges dinero para el partido te aseguras un puesto administrativo de confianza que luego se recomienda para que se convierta en puesto de carrera. O sea, se atornilla el cáncer para que a su vez pueda seguir pudriendo el sistema completo.

¿Pero que se puede hacer para evitar este mal?

Hay varias soluciones. Primero, pueden infiltrar varios agentes federales en la oficina central y en las regiones del Departamento de Educación de Puerto Rico para que pueda colectar evidencia de los múltiples casos de pay for play que hay en el sistema. Segundo, se puede colectar evidencia de las compañías que compiten por el dinero de contratos que se repite año por año. Tercero, hay que automatizar todos los procesos administrativos y de papel que tiene esa agencia para evitar el robo e intervención de algún político en los procesos. Cuarto, hay que legislar para que solamente se pueda usar el 10% del dinero recibido de la agencia para la administración de la misma. No se justifica robarle el 60% del dinero que llega a la agencia para educar al niño y usarlo para puestos de administración y contratos externos. Hay que ponerle un tope a esos gastos innecesarios.

Siguen robando el dinero de educación sin que se den cuenta los síndicos que están velando por la limpieza de los procesos. Las compañías externas se ponen un nuevo nombre, cambian algunos de los miembros pero siguen siendo los mismos. Es pura casualidad que los que reciben los contratos también aportan a la campaña política del gobierno en el poder como individuos. Eso se llama “Pay for Play”.

A los empleados del departamento de educación y las regiones se le solicita donativos políticos. Hay que hacer una base de datos de todas las compañías que pertenecen a empleados de confianza actuales del Departamento de Educación. En esta semana se identificó a un empleado pasando fondos de las compras del departamento de educación a su compañía privada.

A los empleados del Departamento de Educación que reciben el puesto de confianza hacen listas de los que son de el partido en el poder para luego ve como se reparten los asensos, flexibilizan los requisitos de licencias de maestros y los puestos disponibles, reclasificando los requisitos del puesto para que se acomode al que viene por recomendación de algún político en la oficina de recursos humanos.

Para los maestros el sistema del departamento de educación es extremadamente estricto cuando le tienen que pagar la carrera magisterial. El ser tan estricto con los maestros, frustra y atrasa el proceso solicitándole cursos adicionales y requisitos con el fin de reclasificarlos. Sin embargo los políticos que caen de globo por haber colectado dinero para el partido no se le requiere nada. El cáncer interno de la corrupción esta presente todos los días en el Departamento de Educación. Hay remedio hoy mismo para que este robo a los niños se arregle. Hay que comenzar a publicar los casos que están ocurriendo con pruebas. De lo contrario son bochinches sin valor alguno.

El mantenimiento de algunas escuelas esta a cargo del departamento de edificios y terrenos. Primeramente, el sistema actual es un disparate, un proceso lento y un fracaso total el dejar que esa agencia de edificios y terrenos tenga el poder de hacer las cosas cuando le venga en gana. El director de cada escuela debería tener el dinero asignado para mantenimiento con el fin de arreglar y mantener las escuelas en condiciones optimas. Ese departamento de edificios y terrenos tampoco ha hecho el trabajo de forma eficiente y resultado de eso tenemos escuelas con filtraciones de techo, inodoros rotos, con mosquitos, con tubería de agua rota, edificios sin pintar, cafeterías con ratones y otros eventos tristes que afectan directamente la salud y seguridad de los niños y de los maestros. Hay que tomar cartas en el asunto para que nuestros niños no sufran en el futuro.

Ref. https://www.elnuevodia.com/noticias/gobierno/notas/alto-ejecutivo-de-educacion-bajo-investigacion-federal-nunca-sometio-informes-anuales-correspondientes-a-su-corporacion

 

 

Dejar respuesta