JORGE GLAS ESPINEL RECUPERA SU LIBERTAD

0
526

El pasado 10 de abril,  el ex vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas Espinel recuperó su libertad; una vez que el juez Javier Moscoso de la Unidad Judicial Multicompetente, con sede en la parroquia Manglaralto, de la provincia costeña de Santa Elena concedió el habeas corpus,  el pasado 9 de abril,  Glas fue compañero de fórmula de Lenin Moreno Garcés, en mayo de 2017.

Las principales motivaciones que llevaron al juez Moscoso a tomar la mencionada decisión fueron el riesgo inminente de la integridad física y sicológica del detenido, toda vez que es de conocimiento público las masacres carcelarias que azotan en el país, la última en Turi, provincia de Azuay,  dejó un saldo de 20 asesinados,  y el cumplimiento  del 70%  de la sentencia. Por lo que quedó en libertad tras cuatro años, seis meses de estar detenido.

El habeas corpus es un recurso constitucional, tipificado en el Art. 89 de nuestra Constitución que tiene por objeto recuperar la libertad de quien se encuentre privado de la libertad de forma ilegal. Además,  el juez dispuso que se debe emitir la providencia con la resolución al Centro de Rehabilitación de Cotopaxi,  provincia de Cotopaxi, donde se encontraba recluido Glas, para su cumplimiento. Sin embargo, Glas tiene prohibido salir del país y deberá presentarse el primer lunes de cada mes en la Unidad Judicial de Guayas, lugar de  su residencia.

Jorge Glas cumplía tres condenas en la cárcel de Latacunga, por el caso Odebrecht,   Sobornos y  por el caso Singue. El 23 de noviembre de 2021, el juez Luis Vallejo, de la Unidad Judicial de Latacunga negó la solicitud de unificación de penas, figura legal que permite que un sentenciado cumpla  solo la pena más alta,  por lo que fue sentenciado por ocho años.

A criterio de varios analistas Glas Espinel era un preso político, ya que fue detenido sin pruebas  sino a base de sospechas y sentenciado con un Código Penal derogado, desde el 2 de octubre de 2017, por lo que afirman que fue una  víctima más del LawFare.  Amerita recordar que Glas debió salir libre en diciembre de 2019, cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  (CIDH), planteó que se le otorgue medidas cautelares; se sumó  un comité específico de las ONU,  debido a su situación de salud delicada.

REACCIONES

Una oleada de reacciones se dio una vez que fue liberado Glas Espinel, quien salió caminando desde la cárcel de Latacunga  y fue recibido y ovacionado por centenas de simpatizantes y  familiares cercanos para luego partir en caravana hasta Guayaquil, donde reside. Entre tanto varios líderes políticos adversarios, abogados y ciudadanos  en general, condenaron tal decisión de la justicia.

El gobierno presidido por Guillermo Lasso Mendoza, en un comunicado difundido por la Secretaría de Comunicación expresó “Ante la decisión judicial que concede habeas corpus en favor de Jorge Glas Espinel, quien se encuentra cumpliendo dos sentencias por delitos de cohecho y asociación ilícita, y con el debido respeto por el principio de independencia de poderes, manifestamos nuestro rechazo y desacuerdo jurídico, así como nuestra preocupación por abuso de acciones constitucionales”.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, pidió al Servicio Nacional de Atención a personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI),  que agote todos los “mecanismos legales posibles” para impugnar  la liberación del exvicepresidente Jorge Glas.

La Fiscalía General de la Nación, de su parte, manifestó “tras solicitud de habeas corpus presentada por la defensa jurídica de Jorge Glas Espinel el día de hoy, la Fiscalía General del Estado informa a la opinión pública que, sobre el mencionado ciudadano pesan tres sentencias, dos de ellas ya ejecutoriadas por los delitos de asociación ilícita y cohecho; además un proceso de peculado, cuya apelación está  pendiente de resolver”.

En los procesos judiciales referidos, Fiscalía ha demostrado- más allá de toda duda razonable- la comisión de delitos señalados y distintos jueces  y tribunales nacionales demostraron su  responsabilidad penal, por lo cual cumple la pena de ochos años.

Sin embargo las acciones constitucionales interpuestas por el ciudadano en mención escapan de la competencia de esta institución”.

El expresidente, Rafael Correa Delgado, quien reside actualmente en Bélgica dio a conocer su criterio a través de varios trinos que a continuación detallo “Jorge nunca estuvo solo. Ese es el destino de los hombres de Bien: tienen enemigos poderosos, pero muchísimos más amigos”.

“La justicia todavía no brilla. Jorge debía salir hace un año y medio de injusta prisión. Es una pequeña gran victoria ante tanta injusticia”

“El principal rehén político, pero no el único”. Indicó que continuará luchando por los distintos compañeros perseguidos por Lenin Moreno Garcés.

Adicionalmente, convocó a la ciudadanía a que se una a la caravana que acompañará a Glas, misma que pasará por las ciudades de Sto. Domingo, Quevedo, Babahoyo hasta  arribar a Guayaquil.

El jurista Eduardo Franco tuiteó “Es un acto de justicia que se le conceda la libertad a Jorge Glas. Nunca cometió delito alguno. Fue sentenciado sin pruebas y con ley derogada. Es víctima de persecución política desde la época de Moreno por leal y consecuente con el gobierno de la Revolución Ciudadana:”

El ex canciller, Ricardo Patiño indicó “Nunca han podido demostrar acto irregular de Jorge Glas, a pesar de haberlo investigado durante 4 largos años en que lo han privado de su libertad. Él es un hombre honrando e inocente y todos lo sabemos. Su libertad es un acto de JUSTICIA”.

Pedro Granja, jurista y analista político, sostuvo “Amenazan con perseguir, con denunciar al juez. Los mismos que ayer pegaban el grito al cielo por respeto al estado de derecho. En el colmo, dicen que los guías deben INTREPRETAR la orden judicial y no atacarla. Es claro que no saben debatir. No, el odio no es categoría dogmática”.

Mónica Palacios, asambleísta representante de los migrantes Estados Unidos y Canadá respondió a la ex ministra de Gobierno, María Paula Romo, quien cuestionó la decisión del juez Moscoso “Criminal, créeme que el que la hace la paga y tú le debes demasiado a nuestros compatriotas, estoy esperando con ansias a que respondas por nuestros hermanos fallecidos y mutilados en las protestas Octubre 2019. No te metas con Jorge Glas porque te metes conmigo y con el Ecuador”.

La asambleísta Paola Cabezas dijo “Se quedaron con la Vicepresidencia, pero jamás lograron doblegar  el espíritu de un hombre LIBRE”.

El abogado Jorge Sosa mencionó que “No hay duda que Glas fue un perseguido político del gobierno de Moreno. Con la medida cautelar de la CIDH era suficiente para que haya obtenido su libertad hace tiempo. El habeas corpus concedido cumple con la finalidad de proteger la salud y la vida de Glas. La justicia actuó bien”.

El jurista Jorge Acosta y expresidente del Consejo Nacional Electoral aseguró “Bien resuelto Juez Moscoso, las condiciones para que el Vicepresidente Jorge Glas goce de prelibertad estaban presentes por lo que cabía otorgárselas desde hace rato. Ninguna presión interna ni externa debe obligar a un juzgador para dictar fallos a la carta”.

PERFIL DE JORGE GLAS

Nacido en el puerto de Guayaquil, capital de la provincia de Guayas, en septiembre de 1969. Hizo sus estudios secundarios en el Colegio Cristóbal Colón, fue miembro activo de los Boy Scouts, donde conoció al ex presidente Correa.

Glas fue vicepresidente en dos de los mandatos de Rafael Correa. En enero de 2018 fue cesado de sus funciones como vicepresidente  por Lenin Moreno, quien traicionó el proyecto político de Alianza País, a decir de su militancia.

Antes de llegar a la vicepresidencia fue gerente del Fondo de Solidaridad, en 2009 fue designado Ministro de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información y en 2010 asumió el Ministerio Coordinador de los Sectores Estratégicos.

En fin, pienso que si fue sentenciado injustamente en el país, lo correcto sería acudir a instancias internacionales para dar a conocer que  en el gobierno de Moreno se utilizó a la justicia para aniquilar políticamente a los adversarios.

Glas antes de ir detenido denunció al gobierno de Moreno por su afán de entregarse a las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), y la puesta en marcha de un proyecto político ajeno al propuesto en la campaña política que trajo un evidente caos y desazón al pueblo ecuatoriano.

La militancia del progresismo le acusa al gobierno de Moreno de llevar adelante una política miserable en contra de sus ex compañeros de partido (AP) y de una campaña mediática que inoculó odio en contra de dirigentes del movimiento político que lidera Correa. En esta acción tuvo un papel protagónico y determinante el ex contralor del Estado Pablo Celi, el difunto Julio CésarTrujillo, Ma. Paula Romo,  Sebastián Roldán, Andrés Michelena,  entre otros.

Compartir
Artículo anteriorCáncer de testículo: un asesino oculto
Artículo siguienteSe necesita un cambio significativo en la” Isla del Encanto”
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.

Dejar respuesta