¡FELIZ AÑO 2022!

0
409

Desde fines del 2019 el mundo cambió totalmente a raíz de una inesperada Pandemia que ha mantenido al mundo entre el dolor y el luto que ha cobrado millones de vidas.

El mundo está en espera de un poco de felicidad y por eso en cada despedida de año, se demuestra el deseo de que el próximo año sea uno mejor que el anterior.

En Puerto Rico se siguen manteniendo los estrictos protocolos de salubridad con la esperanza de terminar con esta pesadilla que ya lleva cerca de 2 años y que tal parece nunca acabar.

Aún así y, a pesar del repunte de casos en los últimos días, los puertorriqueños no han perdido su espíritu navideño y han decorado sus casas con luces multicolores, han preparado sus más ricos manjares y han hecho obsequios a familiares y amigos celebrando alrededor del árbol de Navidad donde tampoco puede faltar el típico nacimiento.

La música típica de la época tampoco puede faltar en las diferentes plazoletas de los pueblos la típica música navideña y el encuentro de trovadores. Hemos observado cómo las personas guardan distanciamiento social hasta para comprar platos típicos como lo puede ser una alcapurria, hacen largas filas y han practicado la paciencia porque entienden que la salud y la familia son primero.

Este año la Sra. María Orlandi de Mayagüez nos dice: -“Estoy bien cansada con mis preparativos pero feliz porque mi familia estará nuevamente unida pero tomando todas las precauciones de ley. En la casa va a haber de todo, hasta kareoke. Cenaremos, cantaremos y disfrutaremos hasta que se despida el año.”

La Sra. Julia Rivera del Pueblo de Hormigueros nos dijo:-“ Vamos a estar en familia, igual que otros años y aquí en la urbanización veremos los fuegos artificiales y le desearemos felicidades a nuestros vecinos desde el balcón.”

El Sr. Ernesto Ortiz del Pueblo de San Germán nos dijo: -“Daremos una vueltecita en carro sin bajarnos para que los nenes vean las lucecitas y luego nos vamos a la casa; allí despediremos el año, haremos algunas llamadas telefónicas cuando den las 12:00 de medianoche y luego veremos alguna película con los nenes antes de dormir. Hay que ser responsable con la familia.”

El Sr. Edwin Lugo del pueblo de Ponce, comentó:-“No es tiempo de estar por ahí, hay que cuidarse porque si no, nunca saldremos de esto. En mi hogar se decoró toda la casa, pusimos un árbol precioso, pondremos música navideña y cantaremos nosotros mismos para alegrarnos un rato; tenemos güiro, maracas y pandereta, también habrá petardos para no perder la tradición, ¡Jajaaa!… El espíritu de fiesta no hay quien no los quite pero no saldremos de la casa. 

La joven Aixa Ruiz del pueblo de Rincón manifestó: En mi hogar somos cristianos y acostumbramos ir a la iglesia para dedicarle el nuevo año a Dios pero, en esta ocasión oraremos desde nuestro hogar. Hay que respetar las reglas y cuidar la salud de nuestra familia, especialmente la de nuestros adultos mayores, nuestros viejitos.  Mi madre hace los pasteles y mi abuela el arroz con coco, yo hago lo demás, incluyendo el pernil. Tenemos dos vecinitas que son viudas y viven solas: a ellas le llevamos comida. En general; estaremos en familia y nos mantendremos en oración.

En conclusión: la despedida de año seguirá siendo una fiesta tradicional para los puertorriqueños y lo único que cambiará es que en vez de ser una fiesta multitudinaria, será una fiesta privada en cada hogar y desde muchos de esos hogares, se escucharán los fuegos artificiales que iluminan el cielo durante las despedidas de año.

Le deseamos un feliz nuevo año 2022 y que termine la Pandemia que tanto sufrimiento nos ha causado. ¡FELICIDADES!!!

 

 

Compartir
Artículo anteriorEn el Año Nuevo… cosas nuevas en Florida
Artículo siguiente
Estudió Artes, Humanidades, Actuación y Trabajo Social. Escribe historias, cuentos, canciones, poesías y libretos de obras de teatro. Es asistente médica, actriz, escritora, hace labor cívica con un grupo de damas de Nombre "Damecavi," labora en WPRA radio en la sección: "La Mujer Opina" y es periodista del Periódico Ahora News desde el año 2013.

Dejar respuesta