UN ENCUENTRO CON EL PASADO

0
831

La  visita a uno de los monumentos históricos más importantes del país, el Complejo Arqueológico de Ingapirca, (El Muro del Inca) fue una jornada para evocar hechos históricos que se alojarán por siempre en mi memoria. Empero, no puedo dejar de hablar de su entorno natural, un lugar  rodeado de montañas que emanan serenidad y un intenso aroma vegetal.

Enclavado en los Andes del austro ecuatoriano, específicamente, en la provincia del Cañar, a 90 Km al norte de Cuenca (a dos horas en carro)  este  Complejo  fue un importante centro religioso, científico  y político de la época prehispánica;  en otras palabras:  la morada de  la sociedad cañari y posteriormente de la inca.

Ingapirca es considerado  un lugar sagrado para la nacionalidad de indígenas cañari, junto a  otros sitios de la provincia  como Culebrillas, Narrío, Shizhu, Cashaloma, Shungumarca, Espíndola, Pailawaica, Paredones, Ingañán, Chapacamba, Buerán y Baños del Inca. Estos sitios sagrados registran una vigencia de más de 7 mil años.

Es importante saber que el pueblo cañari es una etnia que conserva con celo su identidad, a través de su vestimenta, idioma, las mingas, la tradición agrícola, su música y  danza.

Por estas características, Cañar  es considerada la Capital Arqueológica y Cultural del Ecuador. Su gran riqueza natural y  cultural y   los importantes legados que dejaron  los pueblos cañaris e incas, permite interpretar su forma de vida y sus manifestaciones culturales de mejor manera.

Ingapirca,  majestuoso complejo  despierta admiración y respeto, está conformado por un inmenso conjunto de estructuras de piedra, restos de viviendas, terrazas y caminos empedrados. Fue construido sobre la cumbre de una montaña, a 3.180 msnm, lo llamativo son sus muros, cuyas  piedras de formas cuadradas, rectangulares y ovaladas fueron cinceladas y modeladas para encajar perfectamente unas a otras, al mirarlas con detenimiento se descubre figuras de animales esculpidas en relieve.

Esta joya arquitectónica, fue diseñada por el inca Huayna Cápac sobre las ruinas que dejaron los vencidos cañaris durante las campañas de expansión territorial y conquista del inca Túpac Yupangui, su padre y   Emperador del Tahuantinsuyo, (cuatro Regiones). El Tahuantinsuyo fue el  mayor imperio de la América precolombina, abarcó cerca de dos millones de kilómetros cuadrados entre el océano Pacífico y la selva amazónica, desde las cercanías de Pasto- Colombia en el norte hasta el río Maule- Chile, por el sur.

Cuenta la historia que  Túpac Yupangui durante la conquista de Ecuador se casó con la princesa cañari Paccha, de cuya unión nació el inca Huayna Cápac, en Pumapungo, (hoy Cuenca), fusionando de esta forma las dos civilizaciones. Por lo que se puede aseverar que en un principio se dio una amable alianza entre los jefes, pero, cuando arribaron los españoles por estas tierras, los cañaris se unieron a las  tropas españolas  para acabar con los incas, lo que facilitó la conquista y generó el mestizaje colonial.

Según los estudios, Ingapirca fue un  observatorio, puesto de avanzada  y lugar de aprovisionamiento de las tropas incásicas que iban  hacia el norte de Ecuador. El resto de sus espacios estuvieron en función de la cotidianidad inca. Hoy en día es un atractivo turístico y  centro de ceremoniales como el Inti Raymi, celebración anual en agradecimiento a la Pachamama (Madre Tierra) y al Inty (Sol) por las cosechas obtenidas.

La temperatura de Ingapirca no sobrepasa los 12 grados C y en ciertas época se sienten temperaturas inferiores a 0 grados C. Existen épocas de lluvia intensa durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, las lluvias se caracterizan por ser larga duración y baja intensidad y es considerada como una estación invernal.

Con 500 años de existencia, Ingapirca,  está sobre en una superficie aproximada de cuatro hectáreas, lugar en el que  están asentadas varias unidades como el Castillo del Sol,  Pilaloma, la Condamine y la Vaguada, el Ingachungana, la Cara del Inca, la Tortuga, el Intihuayco, la Escalinata del Barranco y el Museo de Sitio. Su construcción combina el marrón cobrizo utilizado por la cultura cañari con el azulado de las piedras andesita verde traídas  por los incas.

El Templo del Sol o Castillo es la estructura más notable del Complejo, que según los guías servía para la adoración a los dioses tanto de la cultura cañari cuanto de la inca: la Luna y el Sol respectivamente. Fue levantado sobre una una gran piedra llamada Pacarina. Esta fusión le da al templo una constitución diferente en forma y ubicación a los que hay en el Cuzco-Perú, ya que en la parte baja está el templo. Tiene una forma elíptica de 37,10 metros de largo por 12,35 de ancho. Su eje mayor se orienta en dirección este- oeste.

Al caminar entre sus corredores vemos que estos están flanqueados por gruesas paredes de piedra almohadilla, se distinguen las habitaciones que sirvieron como dormitorios y grandes salones del Inca, muchos de los cuales fueron restaurados.

Pilamona es el edificio más antiguo del Complejo, tiene una serie de habitaciones de forma rectangular, ubicados alrededor de un gran patio de forma similar. En el centro del patio se encuentra un pavimento con forma circular, donde hay una gran roca en la cual se encontró una tumba colectiva cañari de 11 restos humanos, en que se presume que el principal esqueleto pertenecía a una sacerdotisa cañari, junto con su ajuar mortuorio.

Pilaloma pudo ser un lugar de sacrificios que fue ocupada pocos años antes de la conquista española. Fue destruida igual que casi todas las construcciones de Ingapirca, durante la guerra de los herederos de Huayna Cápac: Huáscar y Atahualpa, nos cuentan los guías del Complejo.

La Plaza o Kancha, espacio central con función social, posiblemente, este sitio fue utilizado para la elaboración de sus vasijas, utensilios de cocina. En sus habitaciones que le rodean se especula que eran bodegas de alimentos.

La Condamine, su nombre se debe en honor al sabio francés que  visitó estas ruinas en el siglo XVIII, aquí posiblemente  era un “ acllauahuasi” o casa de vírgenes del sol, es decir mujeres escogidas para servir al dios Sol y a las personas de alta alcurnia del imperio.

El Ingachungana (juegos del Inca) está ubicado al norte del Castillo, en su superficie se distinguen cavidades  en forma de asientos o tinas, los mismos que estaban decorados con serpientes enroscadas.  El lugar se cree que eran baños.

La Cara del Inca, es un peñasco en forma de un rostro humano, conocido como Ingañahuiu o “Cara del Inca”, para ciertos expertos se trataría de una escultura monumental hecha a mano.

La Tortura es una pieza de 1,20 metros de largo por 0,60 de ancho, está situada en la parte baja y posterior de la quebrada Ingachunga.

El Inti Ñawi “cara del sol” es un círculo cóncavo rojizo, se trata, de acuerdo a los estudiosos de una formación natural producida por una inclusión de minerales y hierro.

Junto al Templo, en dirección suroeste está una escalinata de piedra, pre incásica que servía de acceso desde la parte baja hacia el Castillo.

Esta sería una descripción somera del Complejo. También quisiera hacer alusión a los platos típicos de este lugar como la sopa de quinua, el caldo de gallina criolla, el cuy con papas, la chicha de jora, el canelazo; en fin, visitar el lugar es una grata oportunidad para encontrarse con nuestras raíces y reafirmar la identidad ecuatoriana, adquirír artesanías y disfrutar del encuentro con la naturaleza. Por lo que les invito a conocer el lugar que guarda majestuosos e invalorables restos culturales que constituyen importantes testimonios de la presencia de los pueblos cañari e incas, nuestros ancestros.

 

Compartir
Artículo anteriorOEA RECHAZA INSULTOS DE ABDALÁ BUCARAM ORTIZ
Artículo siguienteREPORTAJE ESPECIAL: LOS LATINOS Y EL SERIO PROBLEMA DE LOS JUEGOS DE AZAR
Eva Rocío Villacís
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.