Tormentoso Año Escolar

Muchos los contratiempos que enfrentan los educadores al inicio

0
1134

“Los maestros estamos desprotegidos. El Departamento de Educación (DE) y su secretaria, Julia Keleher, le han declarado la guerra a la educación pública y al profesorado puertorriqueños”, afirma Nancy Pérez

(San Juan, Puerto Rico) Hoy se inició el año escolar 2018- 2019 en las escuelas públicas de Puerto Rico.  Son muchos los contratiempos que están enfrentando los educadores, que anuncian un año difícil, cargado de obstáculos que podrían afectar negativamente las labores magisteriales.  Los estudiantes regresan a las escuelas el próximo lunes 13, en medio de una reforma educativa cuyos alcances no han sido contemplados con claridad.

Las controversias que deben ser resueltas con inmediatez incluyen el nombramiento de maestros a plazas en las escuelas públicas, la designación de educadores violentando el orden de señoría y las listas oficiales, la asignación de profesores a otros distritos escolares mientras sus plazas son ocupadas por advenedizos que carecen de permanencia en el distrito. A estos se le suma el descubrimiento de empleados fantasmas cuyos salarios han sido pagados, pero nunca han ejercido funciones magisteriales.

Los ánimos están caldeados. La situación se empeoró cuando se forzó a miles de maestros transitorios a hacerse pruebas de dopaje en el Negociado de Ciencias Forenses, sin tomar en consideración las largas filas bajo el sol y la falta de personal en el negociado.

“Este es un año atípico”, afirma Aida Santos. “Los años escolares están plagados de múltiples problemas, pero ninguno ha comenzado con tantos maestros sin saber la escuela donde ejercerán sus funciones y otros problemas que amenazan el bienestar de educadores y educandos”.

El inicio de los años escolares en Puerto Rico siempre han estado envuelto en controversias debido a la falta de maestros especializados y la burocracia excesiva que evita se cumplan con la designación de los educadores a tiempo. Pero, nunca antes se había dado el caso donde miles de maestros desconocieran el lugar donde les toca trabajar y se violente tan crasamente el listado oficial que asigna la señoría laboral.

“Son tiempos difíciles para el magisterio. La politiquería domina los nombramientos, el profesionalismo es violentado y los educadores somos denigrados”, señala José Santos.

La Asociación de Maestros de Puerto Rico ha presentado varios recursos legales en un intento de proteger el magisterio de acciones unilaterales que amenazan sus derechos laborales y el cierre masivo de escuelas. Sin embargo, los tribunales, en su mayoría dominados por afiliados al gobernante Partido Nuevo Progresista, le han dado el visto bueno a las decisiones del Departamento de Educación.

“Los maestros estamos desprotegidos. El Departamento de Educación (DE) y su secretaria, Julia Keleher, le han declarado la guerra a la educación pública y al profesorado puertorriqueños”, afirma Nancy Pérez.

El día inició con gran tensión. Las horas solo han incrementado el malestar magisterial y los cuestionamientos sobre el futuro de la educación pública de Puerto Rico.

“Nos quieren obligar a renunciar”, sentencia Manuel Vázquez. “Existen 4,000 maestros excedentes debido a las malas decisiones de la Secretaria de Educación y el plan politiquero del gobernador Ricardo Rosselló Nevares para americanizar el país”.

“Están presionando porque no quieren correr el riesgo de otra ley 7 (estatuto que implicó el despido de 30,000 empleados públicos en el 2014) que le costó la gobernación a Luis Fortuño. La intención es clara, nos quieren fuera del DE”, añade Vázquez.

Estos no son los únicos problemas que amenazan la educación pública. La reforma educativa llama para la creación de escuelas chárter, una forma de privatización del sistema educativo.

“Hasta el día de hoy se desconoce quiénes presentaron propuestas para establecer una escuela chárter, ni quiénes serán los agraciados con las designaciones”, puntualiza Juan Díaz. “Existen muchos cuestionamientos, nadie parece querer dar respuestas”.

Uno de los problemas con las escuelas chárter presentan es que, según fuentes fidedignas, serían otorgadas a organizaciones recién establecidas, sin experiencia educativa, pero asociadas a movimientos neopentecostales fundamentalistas.

“Las escuelas chárter son un compromiso programático con los movimientos neopentecostales. Es una forma de pago a cambio del apoyo electoral y de lavarse la cara por el apoyo que el gobierno le ha dado a algunos asuntos relacionados con la comunidad LGBTT”, dice Grissel Mayol. “Es preocupante se corrobora esta información como cierta”.

Esta semana será decisiva para el año escolar. Los problemas con el magisterio y los planes con las escuelas chárter tienen que ser resueltos antes de que los estudiantes regresen a las aulas escolares el próximo lunes. Para lograr una solución real que beneficie a todas las partes se requiere la colaboración honestas de Julia Keleher, Secretaria de Educación y del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, quienes hasta el presenta han demostrado sufrir del mal “no sé” y de una fiebre mitómana que afecta la administración sana del DE.

“Son tiempos difíciles para todo el país. La mediocridad, el engaño, la mentira y la corrupción han hecho su nido en las instituciones gubernamentales en detrimento de los ciudadanos decentes y de los estudiantes. Esperamos que haya un cambio de acción, si realmente existe un compromiso para lograr el bienestar de los futuros ciudadanos de Puerto Rico”, concluye Mayol.