PUERTO RICO Y EL MUNDO SE ENFRENTAN A UN MOSTRUO QUE NO SE VE

0
2790

A principios del mes de noviembre del año 2019 ya en China un virus largamente conocido estaba haciendo un cambio, lo que comúnmente llamamos ‘mutación. ’’ Dije largamente conocido ya que los familiares de los Virus Corona han estado mutando y cambiando desde el año 3,300 a.c., siendo identificado por primera vez en los años 60.

Corona Virus cuyo nombre científico es: Orthocoronavirinae no es nuevo. Estos virus han tenido brotes a través del mundo que conocemos. Lo más que hace esta familia de virus tan poderosos es que combina tanto en su forma de su genoma, formas de atacar y los daños que le hace al cuerpo humano. Al momento del escrito no se ha encontrado una identificación del virus, sin ninguna vacuna y mucho menos medicamentos para ayudar al cuerpo a atacar al virus: UN GIGANTE QUE NO SE PUEDE VER. Siendo el último de esta familia del 2019- nCoVo-Coronavirus. En Puerto Rico contrario a otros países de Occidente o Las Américas se tomaron medidas que muchos pensaron exageradas, pero medicamente correctas. Cuando tú tienes una pelea y no ves ni identificas al enemigo, te tienes que retirar porque te puede atacar por cualquier lado; hasta que no se identifique y se cree una forma efectiva de atacarlo y salir airosos.

El distanciamiento social es la mejor técnica que se puede utilizar frente a esta situación. Esto implica muchos sacrificios tanto individuales, familiares y económicos. Pero el aislamiento es la mejor manera de enfrentar al enemigo.

Primeramente aconsejamos a los que lean este artículo que sigan las instrucciones del C. D. C. de Atlanta o de World Health Organization quienes están al frente en esta pelea. Segundo; los puertorriqueños por naturaleza no estamos acostumbrados a estar encerrados, somos producto del trópico donde diariamente salimos de la casa para hacer un sinnúmero de gestiones. No estamos acostumbrados a este tipo de encerramiento. Esto requiere una serie de ejercicios mentales, personales y familiares. Tenemos que ver la parte positiva de este proceso. Esta situación nos da la oportunidad de compartir con la familia, ante una situación no antes vista. Ayudar a los hijos en sus asignaciones o trabajos escolares quizá son actividades que hace mucho tiempo no se hacía en conjunto con la familia. Es muy posible que dentro de la familia existan problemas de comunicación, situación que ahora se puede trabajar por el tiempo y la oportunidad que tenemos que de otra manera no se podría hacer.

No podemos negar que el efecto del aislamiento social, que es algo que toma tiempo, la adaptación y la lucha en contra de un enemigo desconocido puede crear en la persona una cantidad de ansiedad sobre lo normal, el aumento o afectar aún más a aquellos que antes de este evento ha estado pasando por problemas emocionales. Es bien importante que también busquen ayuda para enfrentar esta nueva situación no antes vista. El proceso de adaptación y la adaptación de la familia puede ser un proceso de vida o muerte.

Se sabe que hay personas que portan el virus y no tienen ningún síntoma y quizá nunca presenten ninguno, pero puede pasar el virus a otras personas que, en vez de estar practicando las recomendaciones de los que conocen y lideran esta guerra, no obedecen o creen que nunca se infectarán.

Sabemos que los efectos psicológicos son severos pero, está en la persona que lidera la familia realizar un plan para organizar actividades si hay niños en la casa ya que los niños son bien curiosos y quieren manipular todo lo que ven. El primer paso que se debe dar es ver las necesidades de cada miembro de la familia y planificar en una forma ordenada; actividades que se puedan realizar en familia: quizá sean experiencias nuevas que ayuden a mejorar la comunicación entre los miembros.

Además, se debe recalcar en los pasos y actividades que se deben realizar en el área de la higiene. El lavarse constantemente las manos, el uso de guantes y mascarilla son bien importantes cuando estén fuera del hogar. No se olvide usted de guardar una distancia aceptable entre usted y las demás personas. No salga a la calle con niños, deje a los niños seguros en el hogar

Por esta razón les aconsejo que se mantenga un orden y planificación en la familia. Entiendo que tomar esta acción antes que los pacientes comenzaran a aparecer, ha sido la técnica más prudente y la causa de que nuestros hospitales en este momento no estén llenos y la Pandemia, el enemigo que no se ve nos esté atacando de una forma severa sin ningún tipo de control.

Oremos a Dios que nos siga bendiciendo y ayudando a los que están sufriendo este virus. Es muy importante tener cuidado y seguir las instrucciones de los conocedores de esta lucha.

Miguel Cruz Lòpez 

Psicólogo Clínico

Edf La Palma

Suite 4-D

Mayagüez, P. R.

787-832-0881

 

 

Compartir
Artículo anteriorSEMANA SANTA EN PANDEMIA
Artículo siguienteVázquez Garced se defiende de acusaciones de mal manejo de fondos públicos
Dr. Miguel Cruz López
Psicólogo Clínico Nació en Mayagüez, P.R., estudió su bachillerato en el Recinto Universitario de Mayagüez y su doctorado en Psicología Clínica en la Universidad de Syracuse en Nueva York. Trabajó por 35 años como Catedrático en la Universidad de Puerto Rico como profesor de Psicología del Desarrollo. Fue profesor de Psicología en la Universidad Católica de P. R., Universidad Interamericana y Escuela de Medicina de la UPR. Ha sido profesor invitado en el área de Behavioral Science en la Universidad Autónoma de Guadalajara, Escuela de Medicina. Ha realizado investigaciones en el área de Violencia Escolar. Participado en varios Congresos de Psicología como Conferenciante. Escrito diferentes artículos en el área de Psicología en los diarios de mayor circulación en la isla. Tiene práctica privada como Psicólogo en el cuarto piso del Edificio La Palma Oficina 4D en Mayagüez, Puerto Rico desde el año 1980. 787-832-0881.