ONU lanza la campaña contra la xenofobia en Ecuador

0
740

Quito – El Sistema de las Naciones Unidas en Ecuador lanzó este mes de  2019 Abrazos que Unen, una campaña de concientización que busca influir en las percepciones públicas hacia los refugiados y migrantes en el país.

Abrazos que Unen es el resultado de los esfuerzos regionales desarrollados para generar empatía y contrarrestar el discurso xenófobo. En otros países de Latinoamérica se han lanzado campañas similares, entre ellas Somos PanasMi Causa es tu Causa, y Somos lo Mismo en Colombia, Perú y Panamá respectivamente.

A través del hashtag y el sitio web de la campaña, el Sistema de las Naciones Unidas compartirá historias de vida positivas sobre la integración social de los refugiados y migrantes en el Ecuador. Demostrando así que las personas locales apoyan a los refugiados y migrantes mientras describen cómo ambas contribuyen positivamente a sus comunidades de acogida.

Abrazos que Unen busca atraer la solidaridad y la hospitalidad que caracterizan a la población ecuatoriana. Durante los últimos 30 años, más de 66.000 personas de 70 nacionalidades fueron reconocidas como refugiadas en el país, el número más alto en América Latina. Durante los últimos 10 años (2008-2018), Ecuador ha emitido más de medio millón de visas de diferentes categorías a varias nacionalidades.

Durante 2018, más de 954.000 personas venezolanas entraron en el Ecuador, de esa población el 20 por ciento permaneció en el país. A raíz de estas llegadas —incluyendo también a cientos de miles de personas de diferentes nacionalidades al país— muchos señalaron un resurgimiento de discursos discriminatorios que fortalecen los estereotipos negativos. En diciembre de 2018, los datos facilitados por el Monitoreo de Flujo de la población Venezolana  (DTM, por sus siglas en inglés) de la OIM en el Ecuador revelaron que de 2.657 venezolanos que participaron en este estudio, el 46% había sufrido discriminación, y el 15% experimentó alguna forma de física o  la violencia verbal durante su proceso migratorio.

Otro objetivo de la campaña Abrazos que Unen es mostrar a los refugiados y migrantes como autosuficientes e independientes, y resaltar el impacto positivo de la integración de dos o más culturas. Cuando las personas refugiadas y migrantes se integran en el país, ambos pueden beneficiarse de la creación de nuevos lazos que contribuyen al crecimiento de la sociedad.

La ONU espera que Abrazos que Unen pueda servir como base para el desarrollo de actividades en favor de la integración y la coexistencia pacífica entre refugiados, migrantes y sus comunidades de acogida.