OEA HACE OBSERVACIONES A ELECCIONES ECUATORIANAS

0
1050

Las últimas elecciones realizadas el 24 de marzo para renovar a las autoridades seccionales  y,  por primera vez,  elegir a  consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPPCS),  han recibido una serie de cuestionamientos por parte de los observadores de la  Organización de Estados Americanos (OEA), las mismas que están registradas  en su Informe Preliminar.

En un encuentro con la prensa, el Jefe de la Misión de Observación Electoral de la OEA, Kevin Casas, detalló importantes  irregularidades, entre las que se destacan fallas en la publicación de resultados, confusión de los votos nulos y en la promoción de los candidatos al CPPCS.

El texto del informe señala “a media hora de haber cerrado las Juntas Receptoras de Voto, (JRV), la misión observó que el CNE comenzó a procesar las actas que iban llegando desde el exterior y continuó recibiendo, de manera ininterrumpida, de los distintos recintos de transmisión. Sin embargo, al igual que los procesos del 2017, en estas elecciones, se constató que la página web de publicación de resultados falló alrededor de las 20h00 hasta la madrugada”.

Otra observación puntualiza que “el sistema de publicación de resultados mediante la página web es, en la actualidad, la primera línea de contacto entre los resultados que entregan las autoridades electorales y la ciudadanía”. Sobre este asunto la misión recomendó al Consejo Nacional Electoral (CNE) que “tome medidas que permitan que la página web institucional transmita información, de manera ininterrumpida, desde el inicio del procesamiento de las actas, hasta completar el total de las mismas”.

Otra de las sugerencias que realizó la misión está relacionada a no causar confusión en la ciudadanía, previo al proceso electoral, como hubo en el conteo de votos nulos. “A pesar que las autoridades expresaron que el método de escrutinio para el CPCCS había sido aprobado en el 2018, el día de la elección, la misión constató confusión de la ciudadanía respecto a la modalidad que usaría para contar los votos nulos”.

“Por ello, la misión recomienda que las autoridades electorales establezcan las reglas que rigen todos los aspectos de la elección, de manera oportuna, como ordena la legislación ecuatoriana”, a su vez que confirmó que este informe preliminar entregará al CNE y a una institución en Estados Unidos, perteneciente a la OEA.

La misión, además, centró sus observaciones en  la elección del CPPCS,   mencionando que hubo difusión “tardía” de la campaña electoral de los candidatos que no permitió a la ciudadanía conocer sus propuestas.

Asimismo, no dieron nombres pero evidenciaron que hubo autoridades y actores políticos que hicieron campaña por el voto nulo, en medio del silencio electoral. Esto en alusión a lo que hizo el presidente del Consejo transitorio, Julio César Trujillo, quien difundió un video en las redes sociales llamando a votar nulo.

El vicepresidente del CNE, Enrique Pita, por su parte, resaltó que “los cuestionamientos al proceso en sí, son pocos”. Sin embargo, el cuestionamiento sobre la transmisión de los resultados, dijo “reafirma lo que algunos consejeros estamos afirmando, el CNE fallo”. Añadió que esta falla tiene que ser evidenciada, cuestionada y, eventualmente, establecer responsabilidades.

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, a través de su cuenta en Twitter, desde Bélgica, alertó que tras la “caída” de la web del CNE, los candidatos al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social que auditarían a los actuales integrantes del organismo, tenían el 15% al 16% de apoyo, pero ahora aparecen con 5% o 6% con tres millones de votos ingresados.

Graciela Mora, una de las candidatas al CPPCS, denunció mediante su Twitter “entre la noche del domingo y la madrugada del lunes se produjeron hechos muy extraños. El sistema del CNE de repente suben ciertos candidatos y a  otros nos bajan groseramente. Alertamos a la OEA que se haga un seguimiento y verificación del escrutinio”.

En la misma línea se ha manifestado la candidata a alcaldesa de Quito, Luisa Maldonado, del Movimiento Fuerza Compromiso Social, lista 5, quien obtuvo 9 concejales de 21 y sin embargo pierde esta dignidad. Mientras el virtual ganador, Jorge Yunda, del Movimiento Unión Ecuatoriana, sólo consigue 3 concejales para el Concejo Municipal de la capital de Ecuador. Añadió Maldonado que hay aproximadamente un 10% de inconsistencias en las actas de votos por lo que nadie puede declararse ganador.

Guillaume Long, ex canciller de Ecuador, en su cuenta de Twitter, resumió las arbitrariedades que según él se dieron en el proceso electoral, señalando que “El CNE se ha desinstitucionalizado. La Misión se queja de “4 cambios de presidencia y 3 cambios de integración” en menos de dos años con esta transición.

“La depuración de los 43.000 extranjeros del padrón electoral sin darles la posibilidad ni tiempo para impugnar o ponerse en regla podría ser un caso de violación de los derechos de participación”. Esto es muy grave y puede acarrear consecuencias legales muy serias.

“No hubo claridad sobre una parte trascendental como es el conteo de votos”. El mensaje oficial de un consejero del CNE  (Vedesoto), sosteniendo “que cada papeleta anulada valdría tres…. acrecentó aún más las dudas e incertidumbre”. También insiste (de nuevo, con dedicatoria para Verdesoto) que “resulta importante que estas autoridades concilien la diversidad de opiniones y el debate interno sea  vigoroso con el sentido institucional de sus miembros una vez que las decisiones del órgano han sido adoptadas”.

“El día anterior a la elección, la misión recibió documentación de 5 candidatos al CPCCS respecto a un proceso de descalificación” y que “considera problemático que se le dé curso a un procedimiento de este tipo, cuando ya incluso estaba en marcha la votación”. Para la Misión, “las autoridades deben velar por garantizar la certeza jurídica a las y los candidatos previamente habilitados”. En otras palabras, no existieron tales garantías,  enfatizó Long.

De ninguna manera  podemos olvidar el anuncio que hizo el titular del CPPCS transitorio, César Julio Trujillo,  pocos días antes de las elecciones, en el sentido de que el nuevo y definitivo Consejo no podría rever las decisiones del transitorio. Por lo que le estaría restando competencias al nuevo.

Asimismo,  la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, solicitó una enmienda constitucional para restarle facultades al nuevo CPPCS, una clara intromisión en otra función del Estado, aseguran analistas políticos.

De otra parte, no podemos ocultar que hubo discriminaciones en el campo mediático toda vez que el periódico digital Ecuadorinmediato, de gran cobertura y sintonía, fue marginado por el CNE en la posibilidad de publicar publicidad electoral en estas elecciones, hecho que su director Francisco Herrera Arauz dio a conocer a la misión de la OEA.

Ante este hecho, el organismo internacional recomendó “reformar el reglamento de promoción electoral, velando por el pleno goce de la libertad de pensamiento y expresión de las y los candidatos a la luz de lo establecido en el Art. 13 de la Convención Americana  sobre Derechos Humanos”.

Entre tanto, el Consejo Nacional Electoral, en un boletín de prensa institucional, manifiesta que la misión de observadores electorales de la OEA presentó un informe preliminar  en el que destaca que Kevin Casas, jefe de la misión de observadores  explicó que la transmisión de resultados de los escrutinios no se interrumpió en ningún momento.

También explicó que “la OEA estuvo presente desde las 17h00 del 24 de marzo hasta las 9h42 del día siguiente, período en el cual se procesó el 82, 95% de las actas, y pudo constatar el adecuado funcionamiento del Sistema de Transmisión y Publicación de los Resultados”

Afirma que “Entre las recomendaciones emitidas por la misión de observadores consta la posibilidad de que en procesos electorales futuros se reduzca el número de votantes por Junta Receptora de Votos (JRV) o se aumente la cantidad de biombos. Asimismo, el informe sugiere la utilización de una urna para cada dignidad, de manera que la clasificación de papeletas se agilice”.

Como conclusión, puedo afirmar sin temor a equivocarme, que el ambiente en el país es de incertidumbre y de dudas respecto a los resultados de estas elecciones, precisamente por las arbitrariedades y  exclusiones que se cometieron de forma explícita,. Anhelamos que estas dudas se logren disipar en favor de la paz y la buena convivencia de los ecuatorianos/as.