El multifacético dramaturgo Ángel Vázquez: Un país sin cultura es un país que no existe, es un país muerto

El multifacético dramaturgo Ángel Vázquez: Un país sin cultura es un país que no existe, es un país muerto

Como actor de teatro, cine, televisión y radio ha dejado grandes huellas en el panorama actoral nacional e internacional

 

Ángel Vázquez es un actor natural, dramaturgo y gestor cultural puertorriqueño oriundo del pueblo de Ponce en Puerto Rico. Su excelente labor como actor de teatro, cine, televisión y radio ha dejado grandes huellas en el panorama nacional e internacional. El pupilo del maestro Raúl Juliá y Joseph Papp llegó a Hollywood en las películas de ‘’Assasins’’ y ‘’Princess Protection Program’’ además de actuar en ‘’Soap’’ y en ‘’General Hospital”.

El multifacético artista también se ha destacado como director artístico en Micasa.com del Canal 6 de Puerto Rico. Vázquez es el creador del nuevo concepto de sátira política musical, La BurunBanda en Lalalandia que se estará presentando en diversos puntos de la isla y de los Estados Unidos. También se desempeña como Director Cultural de la Universidad del Turabo.

Como dramaturgo ha creado diversas comedias y en las que también ha actuado: ‘’Hecho en PueLto Rico’’ que ha sido un éxito tanto en la isla como en Nueva York donde se presentó el 16 y 17 de junio con un lleno total en sus funciones.

 

 

¿Siempre soñó con ser actor?

– No, quería ser pelotero como Clemente y no fue hasta que comienzo a asistir al teatro y me enamoro de lo que veo en escena y es ahí que me decido de inmediato, dejé todo de un lado y me fui a entrenarme a Estados Unidos.  Anteriormente había estado envuelto en deportes y en música, destacándome en la percusión, había hecho un poquito de todo pero con el teatro no había tenido contacto. Acabo de escribir un proyecto nuevo; el grupo se llama ‘’La BurunBanda’’ y el show se llama ‘’Lalalandia’’ y  estoy haciendo toda la percusión, una cosa bien chévere, bien divertida.

 

 – ¿Cuál de todas las facetas que usted ejerce le llena más: actor, comediante, escritor, director artístico?

-Me gusta estar frente al público, radio, televisión, cine: el teatro,  por esa reacción inmediata del público, no hay nada igual.  Por los últimos ocho años he estado presentando monólogos que me ha dado la oportunidad de integrar los elementos y las habilidades que he ido desarrollando a través de los años  llevando siempre algún tipo de lección acerca del tema del monólogo.

 

Hábleme sobre el éxito que ha tenido ‘’Hecho en Puelto Rico”.

– Soy el primero en sorprenderme del éxito tan arrollador que ha tenido, se ha convertido en un fenómeno. Lo que lo hace  diferente es que soy el actor, quien lo escribe y lo dirige. Tengo conversaciones hasta el 2018 para presentarlo en Puerto Rico y Estados Unidos. Se siguen abriendo puertas nacionales y existen posibilidades de realizar un documental.  Me ha caracterizado la persistencia,  las presentaciones en general ante las comunidades, presentaciones escolares, porque es un proyecto que  disfrutan todas las edades y todo tipo de personas aunque no sean puertorriqueños.

La experiencia que tuve también en las dos giras que ya he hecho en La Diáspora. Estoy disfrutando este fenómeno ‘’Hecho en Puelto Rico”, mi reto más grande ha sido escribirlo:  te envuelves, te ríes pero también lloras, eso es lo que sucede con esta obra, tiene esa magia.

Es un viaje a través de sentimientos, de percepciones, es ver cómo reacciona un puertorriqueño que está en crisis por la crisis, por otro lado es la separación de ese puertorriqueño de su familia, de su mente, de su patria. Y está la otra vertiente de la obra: al personaje antes de irse,  le entregan una maleta que perteneció a su abuelo, el nunca conoció a ese abuelo y ese abuelo a su vez, cambia día a día de grado pero en la otra gran crisis que fue de los años 30 del siglo pasado. Y ahí hay un puente entre los puertorriqueños de la isla y los puertorriqueños de Nueva York.

En esa maleta hay una serie de elementos que yo los podría catalogar como tesoros de nuestra herencia cultural.  Luego de la exitosa presentación que tuve en Julia de Burgos Performance Arts Center comienza la internacionalización del proyecto porque tengo una invitación para viajar directamente a La Habana, República Dominicana y España. Va a dar qué hablar por un tiempo más ‘’Hecho en PueLto Rico”.

 

– ¿Cómo fue su experiencia en Hollywood?

–  Fueron 3 ó 4 proyectos en los que trabajé de películas realizadas en Puerto Rico para Hollywood. Tuve la oportunidad de trabajar con grandes figuras como: Sylvester Stallone, Antonio Banderas, Selena Gómez. Mi experiencia más fue el haber podido conocer en un taller Shakespeariano a nuestro gran Raúl Juliá y estuvimos como 45 minutos conversando después del taller.  Raúl Juliá es otro puertorriqueño orgullo nuestro que me consta era muy bondadoso y quería darle la mano a quien venía a subir. Tengo esa gran experiencia guardada muy cerca de mí.

 

– ¿Qué opina del mercado artístico puertorriqueño en este momento?

– El artista siempre está en crisis, pero somos luchadores acostumbrados a la calle, crear y montar. Este es momento de mucha efervescencia en término creativo y de montaje en Puerto Rico que supera los años anteriores en lo que se está haciendo acá y hago la salvedad que los que trabajamos de corazón, los que nos entrenamos y amamos con pasión lo que hacemos siempre vamos a tener esa bendición de poder trabajar. Cuando no hay trabajo, lo creamos y nos da un placer enorme seguir adelante. Desde el 1999 he trabajado mis propios proyectos que se han diferenciado en que siempre tienen algo qué decir. Lo que yo de verdad me disfruto es que puedo hacer reír y también puedo ayudar a una causa.

 

– ¿Existe público para el teatro en Puerto Rico?

– Oh, Sí. Entiendo que la gente está asistiendo mucho al teatro; hay diferentes tipos de ofertas.  Los actores con un poco más de conciencia social lo que estamos tratando de hacer es mejorar nuestra sociedad a la misma vez que entretenemos.

 

– Como director cultural de una universidad: ¿Qué espera de sus estudiantes?

– Lo que quisiera es tocar la vida de cada uno de ellos como el arte me tocó a mí. Que se abran a esa sensibilidad porque ciertamente ningún ser humano puede vivir sin el arte.  Mi último proyecto innovador de este año en la Universidad del Turabo fue crear una galería de arte que ha dado la oportunidad a muchos artistas de poder exponer sus trabajos e impactar el ambiente del estudiantado y del empleado.  Estoy completamente seguro que los países más felices, más civilizados, más avanzados tienen una cultura sostenible respaldada por el estado. Yo quiero tocar sus vidas a través del arte y de cierta manera abrirles el camino a través de la exposición de la música,  teatro, baile, documentales, películas, de los festivales para que  eventualmente esta gente compre arte, vaya a Bellas Artes con sus familiares e hijos, que la estudien y sean parte de su entrenamiento para ser un mejor ser humano.

 

– ¿Con cuál artista que haya trabajado es el que más le ha impresionado y con cuál le gustaría trabajar

– Localmente con Cristina Soler,  Teófilo Torres, por ejemplo; me gustaría crear esos trabajos.  En los Estados Unidos una figura que  se ha destacado muchísimo sobresaliendo en el teatro es Lin Manuel Miranda: escribe y trabaja mucho con música, sería extraordinario poder trabajar con alguien que tiene unas herramientas y una línea de trabajo parecidas. El talento puertorriqueño está por todos lados. Yo quisiera y sueño que hubiese trabajo para todos.

 

-Pocos son los artistas que como usted trabajan lo mismo dentro que fuera de su país pero; ¿Cuál es su mejor público?

– Yo no puedo decir que uno es mejor que otro, en esta obra la gente ríe y llora; el público que llora en P. R. es el mismo que ríe y llora en Nueva York, en Orlando, en Washington D. C. etc.  Tal vez hay más sentimiento envuelto cuando estás lejos de la patria.

 

– Si tuviera la oportunidad; ¿Qué le sugeriría al gobernador de Puerto Rico para la clase artística puertorriqueña?

– ¡Hay tantas cosas qué hacer! Se lo sugeriría a él, a los anteriores y a los que vengan. Un país sin cultura es un país que no existe, es un país muerto.  La cultura no es un valor añadido, la cultura es esencial para la salud mental, la educación, la autoestima, el disfrute y emocionalmente tener un pueblo estable. Es algo que es completamente necesario sin hablar de que podría ser una gran industria de ser trabajada correctamente. Podría llegar a convertirse en una industria multi millonaria como existe en los diferentes países. Tiene que haber esa visión y ese apoyo del estado para que eso se pueda dar. Por encima de todo y estoy hablando de las artes, yo lo que le pido al gobernador o a  cualquier persona que esté a cabeza de un gobierno es que trabajen de buena fe y que nos vengan con la verdad.

 

– ¿Cuándo y dónde serán sus próximas presentaciones?

– Acabo de concluir unas presentaciones en Nueva York y en Cuba, de concluir tres sábados consecutivos: 15, 22 y 29 de julio en Bellas Artes de P. R. con mucho éxito donde la gente se arropó con la bandera puertorriqueña.  Voy a estar en varias ciudades de Texas en Agosto, se trabaja otra fecha de regreso a Chicago, regreso a la isla de nuevo y hago una gira por San Juan, Ponce, Mayagüez, el Teatro Arriví, en septiembre 8 voy al Yagüez de Mayagüez, después a Proscenium en Ponce y a la Tertulia en Mayagüez. Hay mucho taller, mucho qué hacer y lo que falta.

 

– ¿Algo que yo no le haya preguntado y que usted desea que su público sepa?

– Creo que cuando los artistas hablan de sus proyectos, por supuesto; lo están vendiendo y van a hablar muy bien de ellos. Quisiera que la gente me creyera cuando les digo que este trabajo es otra cosa que la gente sale eufórica del teatro. Por eso quiero agradecerle a todas las ciudades de los Estados Unidos y Puerto Rico. Es un trabajo que hacía falta. Yo quisiera transmitirle a la gente que van a estar eternamente agradecidos de haber podido presenciar ese trabajo. De verdad que sí.

 

Share