MATRIMONIO IGUALITARIO RECONOCIDO EN ECUADOR

0
552

La sociedad ecuatoriana  conservadora experimentó un remezón, en sus preceptos morales y religiosos,   al conocer la decisión de la Corte Constitucional de autorizar el matrimonio civil igualitario entre personas del mismo sexo. Así las parejas constituidas por  Efraín Soria y Javier Benalcázar y,  la de Rubén Salazar con Carlos Verdesoto al fin  podrán casarse civilmente. Convirtiéndose Ecuador en el vigésimo sexto país del mundo en aceptar la unión civil entre personas del mismo sexo.

Este veredicto marca, un antes y después,  en el tratamiento de estos temas tan controversiales  y polémicos que asustan a unos y son motivo de celebración de otros.  Este paso, prácticamente, será una prueba de tolerancia del pueblo ecuatoriano ante  lo diverso y diferente. Un reconocimiento de los derechos civiles a minorías que por años han sido relegados y estigmatizados.

Prácticamente, este fallo traerá  una estela de reacciones a favor y en contra. Es un desafío para una sociedad en la que más del 80% profesa la religión Católica. Ojalá el prejuicio y la moralina  no sean los que definan las posiciones. Y que la represión violenta a estos grupos por parte de los homofóbicos abra  paso a la tolerancia.

La resolución  del pleno de la  Corte Constitucional dice “Dentro del caso  11-18 CN,  el voto de la mayoría de la Corte Constitucional reconoció el  matrimonio entre las personas del mismo sexo. Para el efecto, interpretó el artículo  67 de la Constitución a la luz de las normas favorables, a la igualdad y que rechazan todo tipo de discriminación. De igual forma, se basó en la Opinión Consultiva Oc/17, 24  de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que se fundamenta en la interpretación de la Convención en sus artículos 11 y 24.

En el caso 10-18-CN, que tiene relación con la misma temática, la Corte Constitucional declara la inconstitucionalidad del artículo 81 del Código Civil y el artículo 52 de la Ley de gestión de identidad y Datos Civiles.

Esta decisión se tomó con el voto favorable de los jueces Agustín Grijalva, Daniela Salazar, Karla Andrade, Ramiro Ávila y Ali Lozada. Los jueces Hernán Salgado, Carmen Corral, Enrique Herrería y Teresa Nuque votaron en contra”.

Tras esta decisión, el presidente de la Corte, Hernán Salgado, anunció que las personas del mismo sexo que deseen contraer matrimonio civil lo podrán concretar, una vez que esta resolución sea publicada en el Registro Oficial.

Adicionalmente,  sostuvo que la obligación de la Asamblea Nacional está en la reconfiguración de la institución del matrimonio para que se dé un trato igualitario a las personas del mismo sexo, por lo que tendrá que reformar ciertos artículos del Código Civil y la Ley de Gestión de Identidad y Datos Civiles.

Hizo una exhortación a la sociedad ecuatoriana para que asuma esta nueva realidad con calma, serenidad y tolerancia. También aclaró que no se ha topado el tema de la adopción de niños en esta resolución.

El periodista, Leonardo Parrini, hizo un recuento de las luchas de estos grupos y afirmó que “estas comenzaron el 5 de agosto de 2013, cuando  grupos activistas LGBTI habían iniciado una campaña nacional bajo el nombre de Matrimonio Civil Igualitario, con miras a legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La campaña empezó con la petición de la activista Pamela Troya y su pareja Gabriela Correa de contraer matrimonio civil en el Registro Civil.

En Ecuador, la actividad sexual entre las personas del mismo sexo ha sido legalizada desde  1977, cuando en Tribunal Constitucional, en el caso No 111.97- TC abolió el primer párrafo del artículo 516 del Código Penal, que criminalizaba  la actividad sexual entre las personas del mismo sexo, con una pena de cuatro a ocho años.

Las uniones libres para parejas homosexuales fueron legalizadas con la aprobación de la Constitución de 2008, incluyendo todos los derechos del matrimonio excepto la adopción conjunta. La primera unión de hecho, de este tipo, tuvo en agosto de 2008”.

REACCIONES

La Defensoría del Pueblo, la máxima institución ecuatoriana llamada a proteger y tutelar los derechos humanos de los y las  ecuatorianas celebró el fallo a favor del matrimonio homosexual. Una decisión, que a su juicio, “reivindica las oportunidades de grupos vulnerables que han sido discriminados”.

“Vivimos un avance histórico de los derechos humanos con la decisión de la Corte Constitucional de aprobar el matrimonio civil igualitario en el país” puntualiza un comunicado de la Defensoría.

A partir de ahora explica la Defensoría, Ecuador se convierte en “el quinto país sudamericano en el que las personas del mismo sexo pueden acceder a los derechos y obligaciones de un matrimonio civil”

En América Latina, ya han aprobado alguna reforma legal de matrimonio igualitario Argentina, Brasil, Costa Rica, Colombia y Uruguay.

Resalta   “la interpretación integral de la Constitución, ya que en ella se contempla la no discriminación por orientación sexual ni identidad de género”.

Entre tanto, Monseñor Eugenio Arellano, presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, manifestó que el Matrimonio Igualitario vulnera la seguridad jurídica del país y la jerarquía constitucional. Asimismo,  recordó la ratificación de la Iglesia Católica respecto “al concepto de familia como hombre y mujer” y advirtió que la Corte Constitucional “bajo ningún argumento está facultada para reformar el contenido de la Constitución de la República” en vista que los mecanismo de reforma pueden ser a través de voto o revisión de la Asamblea Nacional.

Frente a estas declaraciones, la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI las  rechazó y emitió un comunicado en el que le conmina a la institución religiosa a que explique de qué manera se vulnera “gravemente” a la seguridad jurídica del país y la supremacía constitucional del país.

Agrega  que la Conferencia igual que el grupo #ConMisHijosNoteMetas, utilizan perversamente el tema de la niñez para posicionar agendas que atentan contra los derechos de la población homosexual.

Repudiaron la “doble moral” de cierto sector de la Iglesia Católica que dice preocuparse por la estabilidad de los niños y la familia. Sin embargo  han silenciado cuando han existido casos de sacerdotes pedófilos, cuyos casos han sido ventilados en Ecuador.

De su parte, la asambleísta Marcela Aguiñaga, de las filas de la Revolución Ciudadana contestó ciertas inquietudes respecto al tema:

¿Considera usted que el 12 de junio es un hito histórico, en Ecuador, ya que se amplían derechos civiles a las minorías?

Sí, el 12 de junio representa un día histórico en el ordenamiento jurídico ecuatoriano. La Corte Constitucional se arriesgó a tomar una posición respecto a  un tema  complejo, que por mucho tiempo nadie quería debatir, ni los políticos querían que les pregunten, ni el Ecuador ha querido dar avances en derechos. Creo que más allá de cuestionar si estoy de acuerdo o no, me parece que es claro que la Corte ha hecho un análisis de convencionalidad y se ha allanado a lo dispuesto por la Corte Interamericana.

Esto hace notar que es una disposición que está sobre lo que dispone nuestra norma constitucional. Es por  ello que se ha dispuesto que la Asamblea Nacional reforme el artículo relacionado al matrimonio en el que consta que el matrimonio es entre hombre y mujer.  Por lo que pasaría a decir que el matrimonio es entre personas que podrían ser del mismo sexo. Con lo  que  estas minorías pasarían a tener los mismos  derechos cuando se casen,  al que tiene el matrimonio entre un hombre y una mujer. Entiéndase por ello a la adopción de niños, a la regulación de la patria potestad, la tenencia, régimen de visitas, entre otras.

Esta decisión jurídicamente ha movido los cimientos del Ecuador y ha dado una demostración a los ecuatorianos para  que  seamos más tolerantes ante la diversidad.  Además, hay que señalar que  los fallos de Corte Constitucional no tienen constancia de ser ni apelados,  ni cuestionados. Por lo tanto la Asamblea Nacional tiene que dar cumplimiento obligatorio.

¿Podriamos hablar, ahora, de una sociedad más justa e igualitaria?

Creo que sí. Podríamos decir que ahora tenemos una sociedad que no acepta la misoginia, sexismo, revanchismo, odio por la forma de sentir, pensar o a quién queremos amar. Son  lecciones de vida que nos están dando las nuevas generaciones.  El electorado entre 18 y 35 años es un electorado que quiere libertades, con respeto y con valores. El Estado no  puede decir con quién debes casarte o a quién debes amar.

¿Cuál sería su mensaje a los detractores de esta decisión?

Yo lo que quisiera decirles que siendo una mujer creyente, pienso que nuestros actos de fe son individuales y personales. Nuestro Estado es laico, nos guste o no. En esa diversidad debemos respetar las variadas creencias religiosas que tengan los diferentes sectores. Respeto a los sectores que son, al  extremo, conservadores. Pero  al mismo tiempo pienso  que hay que respetar la diversidad. Cuando en este país entendamos que podemos conversar, sentir, a pesar de que pensemos distinto, construiremos una mejor sociedad, concluyó.

De otra parte, el grupo llamado Con Mis Hijos no te Metas a través de las redes sociales se activó para organizar una movilización nacional  contra de la resolución de la Corte Constitucional. Además, anunció acciones legales y decidió acogerse al derecho de la resistencia.

Finalmente, la Organización de Indígenas Evangélicos de Ecuador (FEINE) considera que “la decisión de la Corte, deja a los ecuatorianos totalmente expuestos a fallos antojadizos que garantizan únicamente ideologías y orientaciones personales inobservando y violentando la norma Constitucional. Acción incoherente de los cinco miembros de la Corte Constitucional que debe ser sancionada como autoridades públicas y responder por los actos y omisiones que cometen en el ejercicio de sus funciones”.

 

Compartir
Artículo anteriorASSANGE A PUNTO DE SER EXTRADITADO A ESTADOS UNIDOS
Artículo siguienteCelebrando el Dia de los Padres: » “El padre es esencial para formar hijos sanos»
Eva Rocío Villacís
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.