EN LA COCINA CON LA CHEF GIOVANNA: RECETAS DE SEMANA SANTA

EN LA COCINA CON LA CHEF GIOVANNA: RECETAS DE SEMANA SANTA

Hola: Papi decía que lo más importante es hablar con el Señor, que orando y con fe todo se puede lograr.  Lo he visto rezar y a la verdad; sentí a Dios junto a él.  Que fe y amor más hermosos.  Cuando comencé a cocinar tuve muchas etapas en mi crecimiento como profesional, pero es como persona que encontré en mi fe mi verdadera pasión por la comida. Cocinar es una manera de orar, pues humildemente tomamos el regalo más grande; los ingredientes que nuestra tierra produce. Con amor podemos moldearlos y compartir con las personas que amamos, una unión de la naturaleza y el cariño que sentimos hacia esa unión. La Semana Santa para nosotros es el momento de reflexionar cuan afortunados somos al haber sido invitados al banquete de la vida y que lo debemos todo a El.  Hacer bien las cosas, respetar nuestro entorno, la vida animal y vegetal, poner siempre  nuestro máximo esfuerzo es una oración de agradecimiento, es apreciar el regalo del espíritu.  Y no hay mejor idioma que cocinando.

Cada persona guarda, o vive la Semana Santa según las tradiciones personales de cada familia regidas por la religión a la que pertenecen.  Recuerdo de pequeña las historias de mi tía que crecida y educada en un Colegio católico. Tenía  historias de sacrificio, tormentos, oraciones repetidas a susurros y dolores de rodillas.  Dentro de estas historias había chispas de alegría todas unidas a los aromas y sabores de la comida de Semana Santa.  Los tiempos han cambiado y como quien dice se han liberado, ya no es tan rígido ni obligado, cada uno dentro de su fe hace  sacrificios y  oraciones tal vez ahora es mas intimo y más sincero.   Pero siempre hay los platos de Semana Santa. Casi todo lo tradicional es de elaboración tediosa y lenta; imagino que para dejar espacios de tiempos para orar. Por ejemplo la serenata. Nada mas pelando las viandas o verduras tenemos para buen rato. Lo bueno es que durante la época siempre compartimos ya sea con familia o amistades especiales por lo tanto hay ayuda compartida.  Para hacer pan, todos sabemos que hay que tener paciencia y esperar a que ellos estén listos.  Es laborioso porque hay que amasar.  En semana Santa siempre preparo panes que luego comparto con la familia. Es una magia orar mientras nuestras manos van amasando el pan, uno de los primeros alimentos del hombre, símbolo de religiones y sinónimo de nutrir ya sean ideas, amor o arte.  Si no lo hace ya, detenga su mundo ajetreado y junto con la familia, cocinen mientras oran y aprecian Su sacrificio y regalo; el banquete de la vida.  A Cocinar!

 

 

Pan dulce

Ingredientes:

2 tazas de leche a punto de hervor

1/2 taza de mantequilla o manteca vegetal

1/2 a 3/4 taza de azúcar

1 cdta de sal

2 sobres de levadura

4 huevos batidos

1/4 cdta de nuez moscada

6 1/2 a 7  tazas de harina

1 taza de frutas glaseadas picaditas o una mezcla de pasas y arándanos secos (cranberries)

 

Procedimiento:

Caliente la leche con la mantequilla, hasta que esté a punto de hervor. Agregue el azúcar y sal. Mezcle bien y añada la levadura dejando reposar mientras bate ligeramente  los huevos. Mezcle los líquidos, los huevos con 3 tazas de harina y la pizca de nuez moscada batiendo con una cuchara hasta unido.

Agregue el resto de la harina y amase por 5 minutos. (Utilice un poco de harina para facilitarlo, la masa es bien pegajosa, pero no añada más de 7 tazas de harina en total.)

Unte con aceite un recipiente hondo y coloque la masa, voltee y vera que la masa estará brillosa por el aceite.  Tape con un paño (sin que toque la masa) y coloque en un lugar oscuro y seco para que repose y suba por una hora y media.

Divida la masa duplicada en 3 partes. Amase cada una formando un rollo uniforme. Entrelace como haciendo una trenza.  Coloque en una bandeja y tape con un paño para que repose y suba por lo menos 30 minutos. Caliente el horno a 375 grados. Unte con un huevo batido con un poco de agua antes de hornear.  Hornee por 40 a 45 minutos o hasta dorado. Deje reposar antes de servir.

 

 Chillo con escabeche de cebollas y pimientos

En casa tratamos de balancear nuestra cena variando entre vegetales, carne de cerdo o res, pollo y por supuesto pescado.  El chillo siempre lo consigo fresco y con esta salsa parece día de fiesta aunque sea en el medio de la semana.

 Ingredientes:

4 porciones de chillo

Sal y pimienta

Harina

Procedimiento:

Seque bien el chillo antes de adobarlo con la sal y pimienta.  Enharine sacudiendo el exceso y dore al sartén en un poco de aceite de oliva 2 a 3 minutos por cada lado, dependiendo del grosor del filete será el tiempo de cocción.   Un filete mediano tardara de 7 a 10 minutos volteándolo a la mitad del tiempo. Lo mejor es comenzar con dorarlo y voltearlo cada 2 minutos hasta que este cocido.(lo enharinamos y los sofreímos en el sartén volteándolo en dos ocasiones. (El filete debe de estar brilloso y húmedo pero y firme al tacto. Con un tenedor se desfleca)

 

 

 Escabeche de cebollas al limón y menta

El escabeche es ideal para pescados y mariscos y la verdad es que con el chillo este escabeche va perfecto.  Si desea darle un cambio trate de servir el pescado entre dos panes cubierto del escabeche para un emparedado excepcional.

 Ingredientes:

Aceite de oliva

1 cebolla morada (media si es muy grande)

1 cebolla amarilla pequeña cortada en lascas sesgadas (las dos las cortamos nosotros)

1 lata de pimientos morrones cortados en lascas finas

5 dientes de ajo cortados en lascas

2 cdas de alcaparras

Jugo de lima (limón de aquí)

Cilantrillo picadito

Hierba buena picadita

Sal y pimienta

 

Procedimiento:

En un sartén caliente el aceite de oliva y sofría las cebollas, pimientos, ajo y alcaparras hasta brillosas.  Agregue el jugo de limón, cilantrillo, hierba buena y ajuste la sazón.  Cocine unos minutos mas y sirva seguida sobre el pescado.

Serenata no tradicional

Ingredientes:

4 a 5 libras de una selección de viandas (tubérculos o raíces)  como la papa, yuca, malanga o yautía) peladas y hervidas.

3 libras de bacalao desalado y desflecado.

 

Procedimiento para desalar el bacalao:

Para desalar el bacalao lo remojo en agua fresca por 12 horas cambiando el agua por lo menos 2 a 3 veces.  Luego lo enjuago y coloco en u recipiente hondo.  Comienzo a calentar agua con un poco de leche (1 parte de leche por 2 partes de agua)  Cuando comienza a hervir vierto la leche con agua sobre el bacalao, lo muevo para que todo el bacalao este cubierto por la mezcla de leche y agua.  Lo tapo hasta que refresque y entonces lo desfleco)

 

En ese punto, hay que probar el bacalao para saber como esta.

1/2 taza de aceite de oliva

2 cebollas blancas grandes

1 lata grande de pimientos morrones en tiritas

10 dientes de ajo en lascas

3 cdas de alcaparritas

1/2 cdta de orégano

1 taza de (cilantro) cilantrillo picadito

3 cdas  de vinagre

Sal y pimienta

 Procedimiento:

Mezcle todos los ingredientes menos el bacalao en un sartén y caliente hasta que comience a hervir.  Añada el bacalao, mezcle bien y retire del fuego.  Pruebe y ajuste la sazon.  Sirva a temperatura de ambiente con las verduras o viandas hervidas, aceite de oliva y vinagres.

 

 

 

 

Share