LA CAMPECHADA: DEDICADA AL PRÓCER EUGENIO MARÍA DE HOSTOS

0
829
Parte del público asistente

‘’La Campechada’’ es conocida como el evento de reingeniería cultural de Puerto Rico por ser una actividad que reúne a todas las ramas de las artes como: pintura, danza, música, teatro, literatura, performance, artesanías, mercado agrícola, talleres, conciertos, monólogo, gastronomía, reconocimientos, comparsas, cabezudos y más, se llevó a cabo del viernes 4 al domingo 6 de mayo en la ciudad de Mayagüez en Puerto Rico.

Parte del público asistente

El evento comenzó con la develación de una tarja en la nueva sede del Instituto de Cultura Puertorriqueña cerca de las tres de la tarde y a las cinco de la tarde comenzó el desfile y las comparsas alrededor de las cercanías del gran ayuntamiento mayagüezano para luego apoderarse de la plaza del Gran Almirante Cristóbal Colón por los próximos tres días de fin de semana.

Este año se celebró la séptima edición de La Campechada y se aprovechó la ocasión para dedicársela al prócer mayagüezano y ‘’Ciudadano de Las Américas’’ Don Eugenio María de Hostos en la conmemoración del 180 aniversario de su natalicio. Por tal razón todos los artistas dibujaban y pintaban el rostro de Hostos. Paralelamente se iban celebrando diferentes actividades para niños, jóvenes y adultos alrededor de la plaza y en varios museos y lugares del pueblo como celebración de La Campechada.

Este evento multitudinario persigue educar sobre las artes, la cultura puertorriqueña e impulsar la economía local. La misma adquirió un matiz internacional al compartir tarima y arte con artistas mexicanos y dominicanos. El gobierno municipal de Mayagüez les brindó la oportunidad a los artesanos y artistas plásticos de hacer negocios sin el cobro de patentes municipales. Fue una gran oportunidad para estudiantes de arte ya que alrededor de la plazoleta posaban modelos vestidos a la usanza de la época de Hostos y podías ver niñitos de muy corta edad dibujando en el suelo y cargando muy celosamente con libros que les fueron obsequiados. Varios pueblos se unieron a esta Campechada convirtiéndose la misma en la más grande hasta ahora presentada.

Una de las cosas que más llamó la atención fue el uso del lenguaje de señas y lenguaje de sonido en las actividades artísticas. El talento de los jóvenes puertorriqueños hicieron que el pecho de todos se hinchara de orgullo al ver a tantos bellos jóvenes dando cátedra de lo que es verdadero talento. La figura de Eugenio María de Hostos fue utilizada como un ejemplo a emular en todas sus virtudes. El maravilloso monólogo que se llevó a cabo en la plaza fue un ejemplo más de que lo importante para captar la atención del pueblo es presentar calidad, elegancia y talento, además de un gran tema para presentarle al público presente.

La Orquesta Filarmónica de Puerto Rico dirigida por el gran maestro Don Cucco Peña

El Alcalde de la ciudad José Guillermo Rodríguez tuvo la oportunidad de compartir con su pueblo cuando la Orquesta Filarmónica de Puerto Rico dirigida por el gran maestro Don Cucco Peña comenzó a entonar su hermosa música con 75 músicos en tarima y artistas invitados que hicieron la delicia del maravilloso público presente para culminar con broche de oro la séptima Campechada puertorriqueña.

Hubo transporte colectivo y seguridad extrema sin incidentes qué lamentar. Un evento concurrido que brindó entretenimiento con educación y especial atención al arte inspiracional que no discrimina por edad ni sexo. De ser un evento cultural organizado por el Instituto de Cultura Puertorriqueña en unión al gobierno municipal de Mayaguez, pasa a ser un compartir educativo para el pueblo en tiempos en que la buena educación se enfrenta a un futuro incierto. En tiempos en que es inminente el cierre de 266 escuelas en Puerto Rico; qué diría el gran maestro Eugenio María de Hostos habiendo sido el más grande luchador e intelectual más universal que ha dado Puerto Rico?