Informe desenmascara encubrimiento sobre víctimas de María

Calculan cerca a las 3,000 víctimas fatales

0
966

(San Juan, PR) El martes se dieron a conocer los resultados de la investigación comisionada por el Gobierno de Puerto Rico para determinar el número de víctimas fatales a consecuencias del huracán María. El reporte estima que a seis meses del paso del fenómeno atmosférico habían fallecido 2,975 personas como resultado del mismo.

La investigación fue conducida por investigadores del Instituto de Salud Pública Miliken de la Universidad de George Washington. La cifra de fallecidos contrasta con el número oficial de 64 emitido por el gobierno o los 1,400 que dieron a conocer en un informe oficial presentado en Washington. La cifra se acerca más a los números estimados por la Universidad de Harvard y la Universidad Carlos Albizu que estimaban el número de fallecidos en un máximo de 4,500.

“Ni el reporte que la administración ordenó les tiró la toalla”, señala Jacinta Martínez de San Juan. “Son culpables de ocultar la verdad al pueblo de Puerto Rico.  No nos permitieron llorar a nuestros muertos”.

Los investigadores señalaron que hubo un aumento total de un 22% en el número de fallecidos entre septiembre 2017 y febrero 2018 cuando se comparan las cifras con años anteriores.

Los investigadores aducen que el bajo conteo en el número de fallecidos se debió a la falta de experiencia de los médicos en como certificar las víctimas de un desastre natural.

Los grupos poblacionales más impactados por el huracán fueron los pobres y los adultos mayores.

“La militancia del Partido Nuevo Progresista (PNP) atacó e insultó a todos los que cuestionaron los números oficiales del gobierno”, indica David Feliú de Ponce. “Se mostraron insensibles ante el dolor de las familias que tuvieron pérdidas irreparables y mancillaron para siempre con su conducta al PNP y a la administración de Ricardo Rosselló Nevares”.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares ofreció una conferencia de prensa donde aceptó su responsabilidad por el mal manejo de la situación. El secretario Héctor Pesquera lo acompañó en la conferencia, ambos lucían caras largas y su lenguaje corporal indicaba lo incomodos que se sentían al respecto.  Alegó que el gobierno carecía de los protocolos necesarios para haber llevado a cabo un conteo exacto e indicó que construirá un monumento en memoria de las víctimas.

“Toda la conferencia fue un montaje”, señala Jorge Vélez. “Lo cogieron infraganti. La gente del estudio los hizo quedar en ridículo. Gastaron $300 mil del erario público para hacer un trabajo que a Harvard le costó $50 mil. Son un par de mitógenos”.

Profesionales asociados al campo de la salud estiman por su parte que los números dados a conocer por el estudio de la Universidad de Harvard se acercan más a la verdadera historia de lo ocurrido con las víctimas fatales.

“A casi un año del huracán podemos decir que las víctimas alcanzan los 4,500 estimados por el estudio de Harvard”, puntualiza un médico que pidió no ser identificado. “Todavía estamos recibiendo enfermos crónicos asociados al paso del huracán y las muertes no se han estabilizado”.

“No tengo duda de que el número de víctimas a consecuencias del paso de María es el mayor ocurrido en la historia moderna del país”, concluyó.

Militantes del PNP intentaron no darle importancia a los resultados del informe.

“Ya el huracán pasó y el número de muertos no van a resolver los problemas actuales. Esto ha sido explotado por la oposición y no vamos a darle paso”, sentencio un líder del partido en el oeste que pidió no ser identificado.  “Ya deben estar conformes”.

Oficiales del gobierno federal indicaron que ocultar el número de víctimas fue una decisión del Gobernador.

“El Gobernador (Ricardo Rosselló Nevares) decidió ocultar el número de víctimas indicando que no quería empeorar la situación del país tras los desastres del huracán. Le aconsejamos que no lo hiciera, pero era una prerrogativa de Rosselló Nevares, no del gobierno federal”, mencionó un alto oficial federal que pidió confidencialidad.

“La verdad siempre sale a relucir. Se ha generado un gran malestar en el territorio que pudo haberse evitado simplemente con aceptar que el gobierno no contaba con los recursos para enfrentar el desastre y que el fallo energético incremento el número de fatalidades”.

Resulta interesante de que el informe intenta culpar a la clase médica por el fallo en la contabilidad de víctimas.

“El reporte intenta culpar a los médicos, pero la responsabilidad de preparar a los galenos para este tipo de eventos recae en el gobierno. Si el gobierno no capacitó a la clase médica sobre los protocolos a seguir para justificar su falta de eficiencia es porque necesita una víctima expiatoria”, señala Dora Montes de Yauco.

Todos los entrevistados concordaron que el gobierno le falló al pueblo puertorriqueño al ocultar el verdadero número de fatalidades. Además, puntualizaron que las mentiras constantes de la administración en esta y otras áreas han dañado la imagen de Puerto Rico a nivel internacional. Resaltaron también la falta de una oposición efectiva en el país.

“El Partido Nuevo Progresista y el Partido Popular Democrático son dos colectivos coloniales enfermos que se ceban del engaño, la mentira y el despilfarro para mantenerse en el poder”, indica Rafael Matos de Mayagüez. “carecen de valores ético-morales y su único interés es el dinero”.

“Es hora de pasarle factura a ambos”.