Gobernadora hace nombramientos, pero el ambiente sigue revuelto y su gobernanza inestable

0
326

(San Juan, P.R.) La gobernadora Wanda Vázquez Garced concluyó su primera semana en el poder haciendo sus primeros nombramientos. En la tarde del domingo Vázquez nombró a la fiscal federal auxiliar Dennise N. Longo Quiñones como Secretaria de Justicia, y del subdirector ejecutivo de la Oficina de Ética Gubernamental (OEG), Luis A. Pérez Vargas como nuevo director ejecutivo de dicha dependencia. Por estar en receso la Legislatura, los nombrados entrarán en funciones de inmediato.

“Estoy sumamente complacida con la disposición de estos excelentes profesionales puertorriqueños, de trayectoria probada, para colaborar con la gestión de gobierno que queremos realizar para el beneficio del pueblo. Los nombramientos responden al llamado de nuestra gente que pide una política pública contundente contra la corrupción gubernamental y que la misma se haga de una manera integrada y en colaboración entre las instituciones de ley y orden”, indicó Vázquez Garced en un comunicado escrito.

Vázquez Garced notificó inmediatamente los nombramientos a los presidentes de los cuerpos legislativos el senador Thomas Rivera Schatz y el representante Carlos “Johnny” Méndez. La secretaria de Justicia debe ser evaluado por el Senado, pero el del director de Ética requiere la evaluación de ambos cuerpos legislativos.

“Confío en que los Cuerpos Legislativos podrán evaluar en sus méritos profesionales a estos excelentes puertorriqueños que han dado un paso al frente en este momento de tanta trascendencia para Puerto Rico y que cuentan con la preparación, capacidad y experiencia necesaria para ocupar estas posiciones y hacer un gran trabajo para beneficio del pueblo, como ha sido mi compromiso”, expresó la primera mandataria.

Estos nombramientos serán la primera batalla oficial entre los poderes Ejecutivo y Legislativo. Debemos recordar que los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes le habían solicitado la renuncia a Vázquez Garced tan pronto juramentó al cargo para ser sustituida por la comisionada residente, Jennifer González.  La gobernadora enfáticamente les hizo saber sus intenciones de concluir el cuatrienio.

Los presidentes de los cuerpos legislativos fumaron la pipa de la paz con Vázquez y acataron su decisión. Sin embargo, fuentes cercanas a la Legislatura apuntan que es una paz efímera.

“Esta aparente calma entre La Fortaleza y el Capitolio es un montaje para hacerle creer al país que existe una unidad”, dijo la fuente. “Solo esperan el momento preciso para desbancar a Vázquez Garced, entiendo que habrá paz por tres meses”.

Reanudan relaciones con la Casa Blanca

Fuera de estos dos nombramientos, la noticia más importante de la semana en Puerto Rico fue la reanudación de la comunicación entre La Fortaleza y la Casa Blanca. Esto es el primer logro de gobernanza de la gobernadora Wanda Vázquez Garced que desde su llegada al Palacio de Santa Catalina se ha dedicado a una campaña mediática para solidificar su posición.

La Casa Blanca había acusado a Ricardo Rosselló Nevares de ser inepto y corrupto en sus labores administrativas y el presidente Donald Trump se negó a reunirse con el depuesto mandatario.

“Fueron momentos muy tensos”, asegura la historiadora Aida Mendoza. “El gobierno necesitaba los fondos aprobados para la reconstrucción del país para potenciar el desarrollo económico, mejorar la infraestructura y proveerles servicios a las comunidades, pero la mala relación entre Rosselló y Trump puso en peligro la llegada de ese dinero”.

Rosselló y Trump tuvieron una pequeña luna de miel luego del huracán María. El exgobernante fue duramente criticado por su actitud servil ante el presidente estadounidense, pero las mentiras, los contratos cuestionables, la mala administración de los recursos y las criticas constantes al gobierno federal enfriaron la relación hasta el punto de cerrarle el acceso a Rosselló y su gabinete a la Casa Blanca y a las agencias y departamentos federales.

La problemática de las escoltas

Otro tema candente ha sido la escolta asignada a Rosselló Nevares por alegadas amenazas de muerte contra él y su esposa mientras viven en Estados Unidos. La ley permite que los ex mandatarios tengan una escolta a su disposición mientras están en Puerto Rico.

Los guardaespaldas, policías adiestrados para velar por la seguridad de los gobernadores y exgobernadores, le cuestan miles de dólares al erario público porque además de pagarle 18 horas diarias, las trabajen o no, el Gobierno cubre los gastos de hotel y sus dietas.

Las escoltas a los exgobernadores han sido criticadas por el uso indebido que estos hacen de los agentes. Muchas veces estos policías se convierten en sirvientes y chicos de recados de los exmandatarios, labores que no son parte de su trabajo.

Un ejemplo claro del mal uso de las escoltas fue cuando la exprimera dama Beatriz Rosselló utilizó a miembros de su escolta para que pintaran el Pórtico de la Igualdad, una estructura a la entrada del puerto de San Juan que fue pintada con los colores del arcoíris en honor de la comunidad LGBTTIQ que ella había inaugurado a finales de junio, de blanco. Supuestamente el pastor pentecostal Jorge Raskie le dijo que debía pintarlo de blanco en honor de la paz porque su apoyo a esta comunidad había sido causal de la renuncia de su marido a la gobernación.

“Las escoltas han sido un dolor de cabeza en los últimos años”, asegura Ignacio López de Humacao. “El mal uso que hacen los gobernantes de los agentes y los altos costos del sostenimiento de los mismos han generado reclamos del pueblo para su cancelación”.

“Ningún exgobernador ha sufrido amenazas, ni se habían presentado situaciones tan inusuales como las que hemos vivido en el últimos mes”, afirma Juana Cancel de Guánica. “Pero nadie va a ir detrás del inepto de Rosselló para causarle daño y mucho menos en Estados Unidos”.

El comisionado de la Policía, Henry Escalera, luego de reunirse con la gobernadora Vázquez Garced, indicó que la escolta a Rosselló en los Estados Unidos le serán retiradas tan pronto el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) termine con las investigaciones de las amenazas contra la vida del exfuncionario.

La boca de Tata

No podemos ignorar los comentarios que recientemente hizo la represente Milagros “Tata” Charbonier sobre los eventos que pasaron en Puerto Rico en el mes de julio. En un programa radial Charbonier menospreció al movimiento comunitario que sacó del poder a Rosselló Nevares y afirmó que ella y su Partido Nuevo Progresista habían sido electos y ostentaban el poder político en el país.

“Esta tipa se la come la soberbia. Está tan ciega que no se ha dado cuenta de que nos cansamos de gente como ella que solo piensa en sacarle provecho a los ciudadanos para mantener sus estilos de vida de lujos”, indico Anastasia Báez de Ponce. “No podemos continuar eligiendo personas endiosadas que nos menosprecian y solo trabajan para resolver los asuntos de su círculo de amiguetes”.

Renuncia presidenta AMPR

La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Aida Díaz presentará su renuncia mañana martes ante la Junta de Directores del sindicato magisterial, que representa a la mayoría de los educadores del país. La renuncia de Díaz se da en medio de fuertes críticas hacia su persona luego de que un rotativo de la capital diera a conocer que el esposo, como la hija y la hermana de Díaz tenían contratos con el departamento de Educación. La educadora, que por 17 años ha conducido los designios de la AMPR, negó haber influenciado para la otorgación de los contratos, pero la percepción de un conflicto de interés y la presión pública la han forzado a dejar su posición.

Doña Aida siempre ha demostrado su compromiso con el magisterio, pero vivimos momentos donde cualquier situación que arroje dudas sobre la integridad, de señales de posibles actos de corrupción y del mal uso del poder no es tolerado”, indica Joanna Martínez de Lares. “Lo mejor que hizo fue renunciar por el bienestar del magisterio y de su familia.

Futuro del Partido Nuevo Progresista

Puerto Rico ha cambiado mucho desde el 13 de julio cuando se publicó el famoso chat de Telegram que llevó al colapso del gobierno de Rosselló Nevares. En realidad, el chat fue la gota que derramó el vaso de un pueblo cansado de ser utilizado por sus gobernantes. Los partidos políticos están en crisis, pero está ha impactado principalmente al gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP). Sin embargo, muchos analistas opinan que los oficiales electos del PNP no han entendido el mensaje y se resisten a llevar a cabo cambios que transformen la colectividad política.

“El PNP se ha desgastado. Cuando se fundó en 1967 hubo muchos que creyeron en su mensaje de justicia social y mejor calidad de vida, pero todo ha resultado ser una farsa”, dijo un decepcionado Néstor Pagán de Salinas.

El PNP ha ocupado la gobernación en siete cuatrienios desde 1968. Enfrentó su mayor reto del siglo XX cuando se dividió en 1983 para dar nacimiento al Partido de la Renovación Puertorriqueña (PRP que presidió el entonces alcalde de San Juan, Hernán Padilla. Luego de la victoria del Partido Popular Democrático (PPD) en los comicios de 1984, el PRP se disolvió y los electores regresaron al PNP.

La reciente situación de la colectividad pone en peligro su supervivencia y posibilidades electorales en las elecciones de 2020.

“El PNP está dividido en facciones, no existe unidad. Tienen el poder absoluto, controlan las tres ramas del gobierno, pero las divisiones internas evitan que se tenga una agenda real que beneficie al país. Han cometido grandes errores y ahora están pagando todas sus malas decisiones”, sentenció Juan José Basora de Cabo Rojo.

“Estos próximos 15 meses serán cruciales para la Palma, si no limpian la casa y se unen, podrían desaparecer como partido y perder la mayoría de su electorado. De hecho, existen planes para establecer otro partido anexionista. Ahora nos resta esperar y evaluar”, concluyó Basora.

 

 

 

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorPrevalencia de Enfermedades en Puerto Rico
Artículo siguienteCaricaturas de Puerto Rico
Félix Cruz
Félix Cruz posee una larga trayectoria como periodista en Nueva Jersey-Nueva York y Puerto Rico. Es además historiador, gestor cultural, escritor, orador, educador y asesor gubernamental. Posee un doctorado en Comunicación Social con concentraciones en Periodismo Escrito y Lenguaje Corporal y está terminando un segundo doctorado en Historia de Puerto Rico y el Caribe en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe.