EQUIPO DE PRENSA ECUATORIANO SECUESTRADO

0
442

El 26 de marzo, en la frontera entre Ecuador y Colombia, en la zona del río Mataje, provincia de Esmeraldas fueron secuestrados tres personas integrantes del equipo de prensa del diario El Comercio de Quito, posiblemente por delincuentes ligados al tráfico de sustancias ilícitas que operan en la zona. Desde entonces, múltiples voces se han hecho escuchar repudiando este hecho que atenta contra los derechos humanos de los trabajadores de la prensa ecuatoriana.

Mediante plantones, en diferentes ciudades del país, periodistas dan a conocer su repudio al secuestro de sus colegas y denuncian al mundo esta situación.

El grupo armado ya envío una “prueba de vida” de los secuestrados: el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, a través de un vídeo  donde los comunicadores aparecen encadenados y aparentemente  bien de salud. A  la vez , el grupo armado, hizo saber sus condiciones para la liberación de los retenidos: “intercambio de sus tres detenidos en Ecuador y la anulación del convenio que tienen Ecuador y Colombia para acabar con el terrorismo”.

Las autoridades ecuatorianas presumen que el equipo fue llevado a tierras  colombianas, presunción que niega el ministro de Defensa colombiano Juan Carlos Villegas, quien asegura  que no está claro dónde están los comunicadores ecuatorianos. Además, le inculpan de este delito a Walter Artízala, apodado “Guacho”, quien habría sido guerrillero de las FARC por 15 años.

Entre tanto, en todo el país se han movilizado medios de comunicación y organizaciones  ligadas al periodismo para exigir la libertad de los secuestrados: plantones, comunicados, misas, mensajes a través de las redes sociales son algunas de las expresiones de rechazo que los gremios periodísticos han dado a conocer  dentro del país y en el exterior.  Ya se entregó una carta al representante del Papa Francisco, en Ecuador,  pidiendo la mediación del Sumo Pontífice en la liberación de los retenidos:

Por  su parte, las autoridades ecuatorianas como el ministro del Interior, César Navas, y el de Defensa, Patricio Zambrano, han remarcado que en Ecuador no se cultiva ni se procesa droga, la problemática es que nuestro país es un lugar de tránsito de los estupefacientes que llegan de Colombia y Perú, sea para consumo nacional o internacional.

Amerita recordar que a este hecho se suma  la explosión de un coche bomba, el 27 de enero, dejando como saldo unas 28 personas heridas, cerca de un cuartel de Policía. Además, el 20 de marzo murieron tres militares  al detonar un artefacto explosivo; todo esto en la provincia de Esmeraldas.

Al momento, el ministro Navas dio a conocer que se iniciaron diálogos con los secuestradores para lograr acuerdos que permitan la liberación del equipo de prensa. Recalcó que “aquí no se trata de ceder ante ninguna presión” sino preservar la vida de los retenidos.

Puntualizó que, posiblemente,  estas acciones de los delincuentes responden al fortalecimiento de los controles en la zona limítrofe con la  presencia de más efectivos militares y de la Policía Nacional a fin de no permitir  que  mafias, de diversa índole,  tengan más activismo e intenten apoderarse del lugar como es su objetivo.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorDesde Puerto Rico: Beneficios de la Reforma Educativa
Artículo siguienteESPEJO LIBERTARIO CONDENA SECUESTRO DE EQUIPO PERIODÍSTICO ECUATORIANO
Eva Rocío Villacís
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.