Año nuevo, vida nueva

Año nuevo, vida nueva

Así dice una famosa canción que escuchamos y bailamos cuando se acerca el final del año y estamos pensando en nuestros propósitos de año nuevo. ¡Tenemos una nueva oportunidad de darle un giro a nuestra vida! Cuando termina un ciclo y comienza otro, siempre es bueno hacer un análisis de lo que sucedió y nuestro nivel de satisfacción con lo que vivimos, y proponernos nuevas metas y retos para el futuro inmediato. Aplaudo y apoyo esta necesidad de cambio, y aquí te doy unos tips para que puedas lograr y mantener lo que te has propuesto para el año que está por empezar:

Uno por uno: Puede que quieras comenzar la dieta, hacer más ejercicio, cursar otra carrera, cambiar de empleo, dedicar más tiempo a la familia… En fin, puedes tener muchas metas, pero si tratas de hacerlo todo al mismo tiempo, las posibilidades de éxito disminuyen considerablemente. Comienza con una de tus metas, y cuando ya la tengas bajo control o hayas formado el hábito que te permita decir que será algo duradero, pasa a la siguiente.

Mientras más realista, mejor: Siempre hemos hablado de que todo lo que vale la pena conlleva esfuerzo, dedicación y a veces sacrificio. No digo que te pongas metas fáciles, pero sí unas que puedas alcanzar de forma realista. Si quieres comenzar un negocio propio, por ejemplo, debes saber que lo más probable es que se tarde algo de tiempo o incluso años para despegar. Así que mantén los pies sobre la tierra.

Actúa de forma diferente: Las cosas no suceden por sí solas; si quieres cambios en tu vida tienes que hacer las cosas de manera diferente a lo que hacías anteriormente. Tienes que salir de tu zona de confort, atreverte, ser creativa, hacer algo distinto. Seamos honestas, lo más probable es que esto sea un poco (o bastante) incómodo al principio, que te genere inseguridad o dudas. Eso es parte del proceso, es normal y le pasa a la mayoría. Así que asúmelo de esa manera para que no te limite.

No te des por vencida a las primeras de cambio: Ten por seguro que habrá obstáculos, un día te saldrás de la dieta o preferirás quedarte en el sofá viendo televisión que hacer tu rutina diaria de ejercicios, o tendrás un revés en el nuevo proyecto que estás creando. No pasa nada porque al día siguiente puedes retomar lo que dejaste de hacer, o encontrarás una solución al problema. Sé paciente, constante y persistente.

Entonces, sea lo que sea que te hayas propuesto para 2018, ¡espero que lo puedas lograr y me cuentes tus éxitos!

@PosadaLifeCoach

Share