Proyecto de ley de Ruíz & Vitale para ampliar programa de visitas a hogares para madres primerizas va en camino al escritorio del Gobernador

El programa expandiría el apoyo prenatal y de ayuda a recién nacidos

0
1095

La legislación auspiciada por la líder del Comité de Educación del Senado, M. Teresa Ruíz, y el presidente del Comité de Salud del Senado, Joseph Vitale que tienen como objetivo ampliar el programa de visitas a domicilio del estado que brinda apoyo a las madres primerizas, fue aprobado hoy por la Asamblea y enviado al escritorio del gobernador.

«Sabemos que el apoyo a las madres primerizas desde el embarazo y la infancia es fundamental para el desarrollo del niño», dijo la senadora Ruíz (D-Essex). «Este programa ya está beneficiando a las familias dándoles los recursos educativos que necesitan y vinculándolos a los servicios de salud. Ampliarlo nos permitirá llegar a más padres y conducir a mejores resultados para más niños en el estado».

El proyecto de ley (S1475) creará un proyecto de demostración de tres años de visitas domiciliarias del Medicaid para proporcionar información continua sobre la salud y la crianza de los hijos, el apoyo de los padres y la familia y conexión para los servicios esenciales de salud y sociales durante el embarazo, la infancia y la primera infancia. El programa piloto sería coordinado en los programas de visitas a domicilio administrados actualmente por el estado, que proporcionan servicios a más de 5.000 familias en Nueva Jersey; Si se ampliara, llegaría a otras 550 familias.

«Dar a los nuevos padres las herramientas que necesitan para proporcionar cuidados adecuados y de nutrición a sus hijos es vital, especialmente porque sabemos que la atención prenatal y la atención que recibe un niño a temprana edad en la vida tiene un impacto sustancial en la salud y el desarrollo cognitivo», dijo el senador Vitale (D-Middlesex). «Este programa ayudará a los niños, pero también proporcionará importantes ahorros al estado a largo plazo».

Según una investigación realizada por el Instituto de Evaluación e Investigación del Pacífico, las visitas domiciliarias proporcionan un ahorro de $ 15,770 por familia para el gobierno federal, estatal y local. Los ahorros provienen de la reducción del uso de tabaco, de la hipertensión inducida por el embarazo, nacimientos prematuros, de la reducción de las muertes infantiles, de la reducción de los segundos nacimientos de adolescentes y del aumento de tiempo transcurrido entre los nacimientos. Los ahorros en costos también incluyen reducciones en lesiones y maltrato infantil y reducciones en los retrasos en el habla, crimen, arrestos, drogas y alcohol en años posteriores.

El proyecto se implementaría en etapas, dando prioridad a la expansión de los servicios en los condados con el mayor número de nacimientos a familias elegibles y donde los actuales programas de visitas domiciliarias prestan servicios a menos del 10 por ciento de la población elegible. El proyecto de ley requeriría que el Departamento de Servicios Humanos solicitara las enmiendas o renuncias del plan estatal para implementar este proyecto y asegurar la participación financiera federal para los gastos de Medicaid del Estado. Estaría sujeto a la aprobación federal y la disponibilidad de la participación financiera federal.

Carolina del Sur, Nueva York y Colorado utilizan Medicaid para ayudar a financiar sus programas de visitas a domicilio.