Otoño en tu mesa. ¿Qué calabaza uso?

0
299

Se acerca Halloween, Acción de Gracias, las fiestas, las cenas en familia y por ende hay que pasar mucho tiempo en la cocina. Y hay sabores que no pueden faltar en tu mesa en esta época: como la calabaza, el ícono más querido del otoño.

Son perfectas para tallar en ellas caras de brujas, decorar tu casa, por fuera y por dentro y dar sabor a tus platillos. Pero, sería negligente pensar que todas son iguales. Así que comparemos la deliciosa calabaza dulce, conocida en inglés como butternut squash, con la calabaza tradicional.

La butternut es conocida por su sabor dulce y su capacidad para mezclar bien con una variedad de hierbas y especias. Combina con coco, canela hasta con curry, salvia y cilantro. Si bien ambas son geniales para decorar y cocinar, ten en cuenta que la calabaza dulce contiene un poco más de vitaminas, en comparación con la calabaza común. Es una buena fuente de magnesio, vitamina E y potasio, pero es más alta en calorías, carbohidratos y contiene más del doble de fibra dietética.

Dado que la fibra puede ayudarte a mantenerte satisfecho por más tiempo, puede marcar una diferencia en el factor de satisfacción. Además, la fibra también promueve la salud intestinal.

La calabaza dulce, y bien lo dice su nombre, es más dulce que la común. Y más aún cuando se carameliza en el horno. La calabaza común tiene un sabor ligeramente terroso, que combina mejor con ingredientes más intensos.

En cuanto a la textura, la calabaza dulce tiende a ser menos fibrosa que la butternut, por lo que es una opción más popular para salsas, sopas, purés y rellenos de pasta. Aún así, ambas se pueden usar en la cocina.

La calabaza regular puede ser más económica. Es la que uso para decorar la casa en esta época tan hermosa y también para guisar mis frijoles y dar un sabor importante a los postres de la cena de Acción de Gracias.

Pero, cuando quiero mantener un sabor y textura más delicado y un color más brillante en mis recetas, opto por la dulce. Cuando no me puedo decidir, las combino las dos.

Sopa de calabaza dulce, bacon y hierbas de otoño

 Lo que necesitas:

  • 3 tazas de calabaza dulce (auyama), cortada pequeña (1 «)
  • 2 tazas de caldo de pollo o verduras, natural y bajo en sodio
  • 1 cebolla blanca grande, picada
  • 6-8 dientes de ajo pelados
  • 2 cdas de aceite de oliva extra virgen
  • 3 lonchas de bacon, picado bien peq.
  • 2 cdtas. de tomillo fresco (o más si lo deseas)
  • 2 cdtas. de salvia fresca (o más a gusto)
  • Sal y pimienta negra

Lo que tienes que hacer:

En una olla pequeña, a fuego medio alto, agrega el aceite, el ajo y cocina por 1 minuto hasta que el ajo se dore un poco. Luego agrega las cebollas y cocina hasta que estén tiernas y translúcidas. Agrega la calabaza, agrega el caldo, revuelve, agrega una pizca de sal, tapa y cocina a fuego lento durante 10 minutos o hasta que la calabaza esté bien tierna. Mientras tanto, cocina el bacon hasta que esté crujiente. Antes de retirarlo, agrega el tomillo, coloca en un plato con papel toalla y reserva. Con una licuadora normal o una licuadora de inmersión, muele la sopa hasta que quede suave. Prueba, sazona con sal y pimienta, si es necesario. Luego sirve y decora con el bacon arriba. Agrega la salvia y más tomillo si quieres. ¡Buen provecho!

www.lacocinanomuerde.com

Dejar respuesta