Miles sin luz, LUMA le falla a los puertorriqueños

0
1023

(San Juan, Puerto Rico) Unos 80,663 abonados de energía eléctrica están sin luz. Unos 33,000 o más de la mitad no tienen servicio eléctrico desde el pasado sábado. El monopolio privado, LUMA Energy, desconoce las razones para que estos clientes no tengan servicio eléctrico. La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) informó que alrededor de 47,000 abonados se quedaron sin servicio al fallar en la mañana del lunes la unidad 5 de la Central San Juan.

“La Autoridad dio cara por la situación de hoy, pero LUMA no ha podido indicar las razones por las cuales más de 30, abonados están sin energía desde el sábado”, expresó Juana Pérez de Trujillo Alto. “Esto da asco”.

El malestar de los ciudadanos contra LUMA crece a diario. Desde que tomó control de la distribución de la electricidad el pasado 1 de junio los problemas no paran. Cuatro parecen ser las razones para que LUMA no de pie con bola con el sistema eléctrico del país: falta de empleados capacitados, una plantilla menor a la que se requiere, un desconocimiento general sobre la topografía isleña y el mal estado de las generadoras eléctricas que aún son propiedad de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).  

“LUMA es irresponsable, solo busca enriquecerse a costa del pueblo”, afirma Marta Soto de Carolina. “Son unas sanguijuelas.  

A preguntas de AHORANEWS a 135 abonados que carecen de servicio desde el sábado todos parecen coincidir en que LUMA ha faltado a su compromiso con el gobierno. En la encuesta telefónica todos concordaron que desde la llegada de LUMA falta el servicio por días, los empleados de la compañía no contestan el teléfono y no se logra informar las averías por internet.

“Tenía mis quejas sobre la Autoridad, pero siempre contestaban el teléfono. LUMA te pone una musiquita, te dice que tiene un alto volumen de llamadas, te deja esperando y luego te cuelga”, indica Alma Soto de Río Piedras. “Para LUMA, los clientes no somos una prioridad”.

La mayoría de los puertorriqueños están molestos con LUMA. Esto quedó claro el sábado cuando en las finales del juego de baloncesto femenino de AmeriCup entre Estados Unidos y Puerto Rico se fue la energía eléctrica en el Coliseo Roberto Clemente y la mayor parte del área metropolitana de San Juan. Mientras las jugadoras se pusieron a bailar a la luz de las vallas comerciales, el público presente abucheó a LUMA.

“Los puertorriqueños estamos obligados por un contrato firmado por el gobierno con LUMA para crear un monopolio privado. No podemos irnos a ninguna otra compañía”, expresó Antonio García de Bayamón.  “Salimos de un monopolio público a uno privado”.

“Somos esclavos de una corporación privada. El gobierno nos vendió sin consideración”, sentenció Arnaldo Vélez de San Germán. “Esto es abusivo, pero bueno que les pase a los que se quejaban de la Autoridad”.

“El gobierno suplantó un monopolio público local por uno privado y extranjero al que se le pagarán miles de millones de dólares. Por cierto, conociendo las cosas de esta colonia con medio milenio a cuestas, no dudo que algunas decenas de amiguetes verán crecer sus cuentas bancarias con el contratito”, afirma Miguel Jusino de San Juan.  

En Puerto Rico, por manipulaciones de los líderes políticos, se creó un ambiente hostil en contra del sindicato de los empleados de la AEE, la UTIER (Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego). Sin embargo, la falta de mantenimiento de las generadoras de electricidad, la falta de materiales y los altos salarios de los funcionarios de alta jerarquía no era responsabilidad de los empleados salariados.

“El verdadero problema de la AEE fue la mala administración por parte de los altos jerarcas. A esto se le suma que el mayor deudor de la Autoridad era el gobierno y este no pagaba su factura”, puntualiza John Caraballo de Carolina. “Los políticos demonizaron a los trabajadores y la gente como idiotas le creyeron el cuento”.

“Nadie señala las malas decisiones de los últimos cuatro gobernadores, Luis Fortuño, Alejandro García Padilla, Ricardo Rosselló y Wanda Vázquez, dan por buenas sus malas ejecutorias”, indica Carlos Pérez de Trujillo Alto. “Pedro Pierluisi aseguró que eliminaría el contrato, pero al final, se rindió a los grandes intereses y se hizo cómplice del reperpero que enfrentamos”.  “Ahora sufrimos justos por pecadores. Nos engañaron”, añadió Pérez.

Son muchas las quejas, pero parecen caer en oídos sordos. El gobernador Pedro Pierluisi defiende a LUMA indicando que solo lleva tres semanas al frente de la distribución energética, pero no indica que por un año se le pagaron miles de millones de dólares a LUMA para que se preparara para el trabajo que le esperaba.

“Todo parece indicar que LUMA no está preparada para estas emergencias y mucho menos para un huracán. Dios nos coja confesados y nos libre de tanto mal”, comentó Marta Ramos de Río Piedras. “Este gobierno quiere candela y la tendrá sino pone la casa en orden”.

«Definitivamente cambiamos chinas (naranjas) por botellas», expresó un angustiado Lorenzo Torres de Canóvanas «Esto va de mal en peor y alguién se está embolsando buen billete.

Ya saldrá a la luz él o los culpables. Llamen a los federales».