¿LA LECTURA Y EL LIBRO EN FRANCO RETROCESO?

0
500

Al ser el libro y su lectura un manantial de goce, adquisición de conocimientos y una puerta que se abre para conocer el pensamiento y saberes de otros; en lo menos que podemos pensar es en cultivar este grato hábito a  nivel personal y social. Esa fue una de las razones por la que el Ministerio de Cultura y Patrimonio estableció como política de Estado esta actividad a través del Plan Nacional de Promoción del Libro José de la Cuadra, con la finalidad  de que toda la sociedad ecuatoriana  sea partícipe y beneficiara de la publicación, difusión y promoción de libros.

Para el incentivo de esta noble actividad, una de las acciones relevantes y emblemáticas del Ministerio de Cultura fue la realización de la Feria Internacional del Libro (FIL), cada año. Evento en el que participaban centenas de escritores ecuatorianos y decenas de invitados extranjeros; una cita que despertaba  la atención de miles de personas que se acercaban a la Feria para adquirir su libro y, sobre todo, asistir a conversatorios en los que participaban autores de libros, poemas, cuentos, relatos y conferencias científicas . Además, estos conversatorios permitían la interacción entre los creadores y sus lectores.

Al parecer, esta actividad se verá disminuida y no tendrá la repercusión de los años anteriores porque su presupuesto ha sido disminuido de forma  significativa, el tamaño de los  escenarios se ha  reducido si se compara con los  anteriores, como por ejemplo: el Centro de Convenciones de Quito. A decir de las autoridades este es el último año que organiza el Ministerio de Cultura y Patrimonio, en razón de que esta responsabilidad pasará a todos los municipios del país. En el caso de Quito, que era el epicentro de la mencionada cita cultural, asumirá su organización, a partir del próximo año, el Municipio de Quito.

En rueda de prensa, los titulares del Ministerio de Cultura y la Secretaría del Distrito Metropolitano de Cultura anunciaron que, desde el 15 de diciembre hasta el 19, se llevará adelante  la Fiesta Intercultural del Libro de Quito (FILQ 2021), que contará con un presupuesto de USD 150. 000, en las sedes del Centro Cultural  Metropolitano, el Centro Cultural Benjamín Carrión y en la Biblioteca Nacional.

Destacaron que el FILQ 2021, pondrá énfasis al trabajo de escritores, artistas, editores  y libreros/as independientes que han mantenido viva la producción cultural del país en tiempo de crisis.

Para tener una idea más clara y precisa sobre este tema que ha despertado polémica, me permití formularle varias preguntas al escritor y analista internacional, Edgar Allan García, quien fue gerente  del Plan Nacional de Promoción del Libro y la Lectura del ministerio de Cultura y Patrimonio.

1.- USTED LIDERÓ EL PLAN NACIONAL DE PROMOCIÓN DEL LIBRO Y LA LECTURA JOSÉ DE LA CUADRA Y, DESDE LUEGO LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO (FIL), UN ENCUENTRO QUE CONCITABA EL INTERÉS DE ESCRITORES NACIONAL Y EXTRANJEROS. AHORA ESTE EVENTO SE REALIZARÁ ENTRE EL MINISTERIO DE CULTURA Y LA SECRETARÍA DE CULTURA DEL MUNICIPIO DE QUITO, SIN LA RELEVANCIA NI EL PRESUPUESTO DE ANTES ¿CUÁL PODRÍAN SER LAS CONSECUENCIAS DE ESTAS DECISIONES?

En principio no me parece mal que el Ministerio de Cultura le pase esa responsabilidad al Municipio de Quito, la Feria Internacional del libro de Guayaquil, a cargo del Municipio porteño, ha funcionado con gran éxito año tras año, pero en este caso lo preocupante es que el presupuesto haya sido tan exiguo que no alcanza para una Feria Internacional sino apenas para un “festival”. Si bien es cierto vivimos una época en donde hay restricciones de toda naturaleza, las Ferias Internacionales de Bogotá, Buenos Aires y Guadalajara continúan generando con mucho éxito ese encuentro tan necesario entre el público, los libreros y los autores. Una Feria Internacional del Libro es una buena medida de la salud de la cultura de un país y refleja su interés por promover la lectura en estos y otros espacios.

2.-  INCLUSIVE EL NOMBRE HA CAMBIADO HOY SE LLAMA “FIESTA INTERCULTURAL DEL LIBRO DE QUITO 2021”,  SIN INVITADOS EXTRANJEROS, CON UN PRESUPUESTO DE USD 150.000 , DESDE EL 15 AL 19 DE DICIEMBRE, EN TRES SEDES  REDUCIDAS EN TAMAÑO, ¿ HASTA QUE PUNTO ESTA NUEVA MODALIDAD FAVORECE A LOS ECUATORIANOS PARA QUE SEAN PARTÍCIPES DE ESTA ACTIVIDAD?

He escuchado que algún funcionario del Ministerio de Cultura opina que las Ferias Internacionales del Libro son eventos obsoletos. Tendría que asistir a las grandes Ferias del continente y, sobre todo de Europa, donde la población de ciudades enteras se moviliza hacia un solo punto donde se concentran  las ofertas de libros que han esperado durante todo el año. Pero esa movilización no solo activa el comercio de libros, también reactiva el sector del turismo, generando grandes ganancias a las agencias de viaje, los transportistas, los restaurantes, la hostelería y hasta el comercio informal. La idea “novedosa” de crear varios pequeños puntos de venta de libros no solo le quita importancia al evento, sino que no le permite a las librerías asumir el gasto que significaría tener a su personal disperso en tres puntos de la ciudad.

3.- PRÁCTICAMENTE, ¿DEJARÍA ECUADOR DE PARTICIPAR EN EL CIRCUITO INTERNACIONAL DE FERIAS DE LIBRO DE LATINOAMÉRICA?

Así es, nos borramos de un circuito internacional que en un momento de tanta crisis, reactivaría el alicaído sector editorial y promovería la producción

4.- YA NO SERÍA LA DÉCIMA CUARTA FERIA INTERNACIONAL, SINO LA PRIMERA FIESTA DEL LIBRO.

En efecto, y es que se ve un deterioro cada vez más evidente de toda la actividad cultural, con recortes de presupuesto, despido de personal e instituciones que está congeladas y que a duras penas, con gran esfuerzo, logran hacer algo para no morir de contado. La cultura no es rentable, dicen los economistas neoliberales, así que para qué gastar en lo que no da ganancias. No se dan cuenta del enorme potencial que tiene un pueblo orgulloso de su cultura y que al mismo tiempo disfruta de otras formas de entender el mundo. O a lo mejor sí se dan cuenta y no creen que es una buena idea apostarle a tener un pueblo despierto. Pero bueno, volviendo a lo anterior, habría que evaluar, una vez terminada la “fiesta”, qué resultados tangibles hubo. Yo espero que los haya, sinceramente lo espero porque me gustaría que esto funcione de alguna manera, aunque sea bajo otro formato, pero lo dudo.

5.- EL PRINCIPAL ARGUMENTO PARA ESTA DECISIÓN ES QUE SE ESTÁ DANDO CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE CULTURA, QUE ORDENA DESCENTRALIZAR  COMPETENCIAS QUE SE LES TRASLADA A LOS GADS.

Como le dije, no es una mala idea trasladar este tipo de responsabilidades a los Gads, pero con presupuesto adecuado y brindándole toda la relevancia que una verdadera Feria del Libro debe tener. Mientras estuvimos al frente del Plan Nacional del Libro, también estuvimos a cargo de las Ferias del Libro, pero no solo de la internacional de Quito, fuimos coorganizadores de la Feria Binacional Ecuador-Colombia, organizamos la Feria Regional de Manta y la Feria Regional de Cuenca. También le dimos un fondo a Girándula para que organizara, junto a nosotros, los maratones del Cuento “Ibarra, una ciudad que lee”, “Esmeraldas, una ciudad que lee” y “Puyo, una ciudad que lee”, con el propósito de descentralizar este tipo de Ferias y Eventos. A estas ferias asistieron una cantidad significativa de invitados tanto nacionales como internacionales. De haber continuado, mediante una política sostenida, se habría podido socializar y democratizar el acceso a la cultura de las grandes mayorías.

6.- AFIRMAN LOS ORGANIZADORES QUE SE DARÁ RELEVANCIA AL TRABAJO DE LOS ESCRITORES, ARTISTAS, EDITORES Y LIBREROS/AS INDEPENDIENTES QUE HAN MANTENIDO VIVA LA PRODUCICÓN CULTURAL EN EL PAÍS EN TIEMPO DE CRISIS ¿FUE TOMADO EN CUENTA ESTA ORGANIZACIÓN CUANDO USTED DIRIGÍA EL PLAN?

Durante las ferias que le he descrito, a las que habría que sumar las Ferias Internacionales a las que asistimos como país, con stand propio, a fin de promocionar la producción editorial del Ecuador, como las de Guadalajara, Bogotá, Lima, Buenos Aires, la Habana y Montevideo, siempre llevamos a destacados representantes de la literatura de nuestro país, dentro de los cuales había jóvenes de ambos sexos con obra reciente o consolidada. También en las ferias internacionales siempre estuvieron las editoriales independientes. Me parece muy bien que los organizadores de la fiesta tomen en cuenta, de nuevo, a los escritores y escritoras, así como a las editoriales independientes, pero de ninguna manera es una novedad.

 7.- CUÉNTENOS CÓMO FUE SU EXPERIENCIA CUANDO LIDERÓ AL PLAN DE LECTURA “JOSÉ DE LA CUADRA”

Cuando acepté el cargo de Gerente del Plan Nacional de Lectura José de la Cuadra, lo hice con la ilusión de cumplir, por fin, con un viejo sueño del país. Hasta entonces éramos el único país de la región sin un Plan Nacional de Lectura y eso, realmente, resultaba una vergüenza. Lo que primero vimos como prioritario, más que las publicaciones y las ferias del libro, era la formación de medidores de lectura con sus respectivos tambos de lectura, esto es, puntos donde un mediador, previamente formado por Fundalectura, tuviera a su disposición un puñado de libros para ofrecer a quienes recalaran en ese espacio y, por medio de los cuales, pudieran leer en voz alta a públicos de todas las edades. Algunos de esos tambos de lectura fueron ubicados en hospitales, bibliotecas, centros carcelarios, museos y espacios cedidos por los Gads. Muchos todavía están en funcionamiento y son, si se quiere, el gran logro del Plan. Pero a esos tambos, que ahora están por desparecer junto al demediado Plan de Lectura, hay que añadir la coordinación que realizamos con el Ministerio de Educación para publicar suplementos de lectura en los libros de texto destinados a nada menos que cuatro millones de estudiantes fiscales de todo el país. A este esfuerzo gigantesco hay que sumar la publicación de más de 5 mil textos en Braille y Macrotipo para la población de no videntes. Y el hecho de que también, para abrirnos al mercado más grande del mundo, mandamos a traducir al mandarín la obra de Pablo Palacio y una colección de cuentos infantiles contemporáneos.

 8.- ¿CUÁLES FUERON LO LOGROS MÁS SOBRESALIENTES DE ESTA EXPERIENCIA? SEGURO, QUEDARON CIERTOS  PENDIENTES TAMBIÉN?

 Hay mucho que quedó pendiente y enumerarlo ahora que no hay futuro para el Plan no tiene sentido. Lo que sí puedo decir es que todo lo hicimos, lo realizamos a contra reloj, con gran entusiasmo, sin embargo debo confesar que este fue decayendo a medida que las críticas, la mayoría de ellas injustas, arreciaron desde varios sectores, en especial de esos con los que no logramos contactarnos para explicares el propósito del Plan y lograr que se sumaran, pero también con sectores que veían al Plan desde un aspecto solamente político y lo único que les interesaba era que este fracasara. Todo el proceso del que participe duró apenas un año y medio. Luego de que partí, el Plan fue de más a menos, hasta llegar a este momento en que, en pocas semanas más, el Plan Nacional de Lectura José de la Cuadra, finalmente morirá. Con este final perdemos todos, pierden los niños y los jóvenes, pierde el pueblo, pierde el país. El Plan era perfectible, pero no hubo voluntad política para hacerlo y para mí esa es una enorme pena.

Estas son las declaraciones del escritor García que describe la verdadera situación de esta actividad cultural que contrasta a esa hermosa frase que dice: Más Libros Más Libres. Ojalá este derecho ciudadano conculcado por décadas sea devuelto de forma íntegra a la ciudadanía.

Habría que agregar que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), evidencia que los ecuatorianos leen entre el 65% y 85%, pero este dato no es tan cierto porque se trata de la lectura instrumental, esto quiere decir la lectura obligatoria, académica , y de lo que se trata es que los ecuatorianos lean por su propia voluntad e interés , con total libertad, afirmaba el doctor Edgar Allan García, quien también sostenía  “La lectura es un escape que, curiosamente, te ayuda a encontrarte, una forma de incrementar la inteligencia pero también la conciencia, la imaginación, la creatividad, la percepción del mundo y la sensibilidad social”.

 

Compartir
Artículo anteriorEstadía de una vez en la vida
Artículo siguienteESTADO ECUATORIANO EN LA MIRA DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.

Dejar respuesta