Julio Vigo: La humildad personificada

0
1004

‘Lo amo demasiado, mi abuelo: el resuélvelo todo”

El Día de los Padres no solamente se honra a nuestro padre, sino a todos los hombres que actúan y saben darle sentido a la familia.

En esta ocasión, me honro en presentarle a mi amigo Julio Vigo, un ser humano inteligente, siempre dispuesto ayudar, amigo de sus amigos, admirado y querido por todos. De esas personas que siempre tienen una sonrisa a flor de labio impartiendo felicidad a sus alrededores.  Julio nació en Mayagüez, Puerto Rico, destacándose como jugador de baloncesto profesional en su pueblo, es maestro de música, cantante, trabajador incansable y un excelente padre. Pero dejemos que sea su propia familia quienes lo describan.

La familia cercana de Julio está compuesta por su esposa Sylvia con quien lleva 42 años de casado, sus dos hijos varones: Julio Ángel, Andrés Moisés y sus preciosas nietas: Julayra, (de 19 años) y Ayelín (de 11), ambas hijas de su hijo mayor.

Para su amantísima esposa Sylvia el día de los padres “cobra un significado especial porque es el día donde se homenajea a quien fue escogido para ser el padre de la familia en la tierra”.

Describiéndolo como “un padre amoroso y complaciente, pero también fuerte cuando tiene que serlo. Le gusta que sus hijos asuman responsabilidades, que se diviertan pero que vivan la vida con seriedad en su proceder, que tengan bondad en su corazón y reconozcan que Cristo es El Señor.”,

“Esa celebración no tiene que ser un día de grandes eventos porque la figura a quien deseamos agradar está siempre cerca, ese es su mejor regalo. Saber que sus hijos y toda su familia se encuentran bien sin importar en qué país habiten; una llamada los hará sentir cerca”.

“En su entorno no hay pretensiones porque a él le basta con escuchar el tradicional: “¡Bendición!” que precede al “¡Dios te bendiga!” de cada uno de sus hijos y nietas. El escuchar cuando dicen “Papi” ó “abuelo” es música celestial para sus oídos, pues la verdadera felicidad del hombre radica en su familia porque nadie en el mundo podrá amar a sus hijos más que sus padres”.

“Mi padre es un líder, trabajador, luchador y uno de mis ejemplos a seguir. Disfruto cada momento cuando estamos juntos, pero más cuando hablamos de baloncesto y como era el deporte en esos tiempos”, indica su primogénito Julio. “Recuerdo lo mucho que trabajaba para poder ser un mejor esposo, padre y ser humano. Me encantaba cuando compartíamos juntos jugando Nintendo, cuando nos llevaba a las maquinitas (Time Out) y me fascinaba cuando me llevaba a verlo jugar baloncesto”.

Para Andrés, su hijo menor, “ mi padre es un libro de enseñanzas para sus futuras generaciones, ayudándonos a pasar la sabiduría, no solo a su familia, sino, a quien ayude en el camino inmortalizando su presencia y legado de vida. Recuerdo lo mucho que él luchaba y respondía por su familia, en especial por sus hijos para que nunca nos faltara nada aunque no tuviera los recursos ni herramientas’. “Disfruto Compartir cualquier evento entre padre e hijo y escuchar sus anécdotas relacionadas con los pasatiempos que más lo apasiona”.

Y si sus hijos lo han descrito como excelente padre y ser humano, dedicado siempre a la familia, pasemos a las “consentidas” de su abuelo, Julayra y Ayelin.

Para Julayra: “Mi abuelo significa todo, es mi adoración, mi héroe, le hago chistes y vacilo. ¡Pero él sabe que lo amo con todita mi vida! Disfruto cuando cantamos canciones cristianas juntos, bailamos bomba y plena; él es mi compañero de bomba y plena”. Con cariño recuerdo cuando en mi niñez me enseñó a tocar guitarra, me llevaba a montar caballo todos los fines de  semanas, me cocinaba chuleta con papas majadas (mi comida favorita) y la de él (jaja). En especial cuando me llevaba para Toy R Us. ¡Ah! y cuando yo le cantaba “Muchacho Barrigón No Puede Caminar Si No Toma Chocolate No Come Pan” JAJAJA y todavía se la canto  y movíamos la barriga juntos. Mis recuerdos más bonitos con él. Lo amo demasiado, mi abuelo; el resuélvelo todo jaja.

Para Ayelín, la más pequeña de sus nietas: “Mi abuelo es una persona muy importante en mi vida porque representa mi figura paternal. Los momentos que más disfruto con él son los paseos y aventuras. Recuerdo que en mi niñez él era una persona que me mimaba mucho y me complacía.”

Nota: quiero darle mis mas expresivas gracias a su esposa Sylvia por ayudarme con las fotos familiares y la nota.

 

 

Dejar respuesta