¿El Covid-19 es ahora una gripe?

0
391

El Covid-19 ha sido la guerra microbiológica más grande que ha padecido la humanidad. En tiempo récord, hemos tenido que crear vacunas para elevar la resistencia del organismo y protegernos del agresor.

Todas las vacunas aprobadas han contribuido a bajar los efectos nefastos de la infección. A pesar de los detractores y de todas las leyendas urbanas al respecto, estamos llegando al punto en que la enfermedad pudiera convertirse en una especie de gripe. Se estima que pase de un estado de pandemia a uno gripal generalizado. De esa forma, cada año serían brotes más débiles y controlables.

¿Cómo es la evolución del estafo gripal por Covid-19? El tiempo de incubación suele ser algo menos con estas nuevas cepas, entre ellas ómicron y delta, entre otras que no se han popularizado. Evoluciona entre 5 y 8 días. Algunos pacientes se encuentran asintomáticos, aunque pueden presentar serología antigénica positiva o PCR positiva.

Algunos síntomas: Cefalea en zona posterior de cabeza, dolor en la parte superior del globo ocular, escalofríos con temperatura corporal normal, febrícula que puede migrar a fiebre, dolor de garganta y sensación de resequedad, fatiga constante con pérdida de apetito, dolores abdominales difusos y diarreas, adenopatías o ganglios amigdalares, dolor torácico central en reposo y deseo de dormir o sensación de letargia.

Medidas a tomar: Protegerse con mascarillas KN95 o FFP2 y mantener la distancia social. Si da positivo o se siente mal, informe inmediatamente a su médico. A partir de entonces, le sugiero una dieta alcalina. No tomar lácteos ni carne, ya que aumenta la acidez corporal y la producción de flemas. Tomar abundante agua alcalina, al menos 3 litros diarios. Vitamina C500 cada 8 horas; multivitamínico y mineral, un comprimido al día. Té verde con miel y una pizca de bicarbonato de sodio, en ayunas. Omega 3 de 500 mg, cada 12 horas. Infusión o pastillas de romero, una vez al día.

Los síntomas deben mejorar en 7-10 días. Si el dolor torácico aumenta, si hay fatiga con falta de aire, cefalea que no cede al paracetamol, tos seca o mareos, llame a su médico o acuda a urgencias.

En algunas personas puede evolucionar desde una simple gripe a una infestación general, con fallo orgánico, motivo por el cual hay que estar atentos. Y, por supuesto, estar al día en la vacunación, ya que ha demostrado mejorar la tasa de letalidad y morbilidad.

www.DrLuisMontel.com

Compartir
Artículo anteriorTRANSFORMACION EDUCATIVA ES NECESARIA
Artículo siguientePensar en grande es un estilo de vida
Experto en Medicina Deportiva, traumatología, estética y antiedad. Toda su experiencia y formación está dirigida al estudio, diagnóstico y prevención de las enfermedades asociadas al envejecimiento tales como las enfermedades degenerativas, (artrosis reuma, Parkinson , enfermedades agudas y crónicas que causan dolor, invalidez o pérdida de la calidad de vida. Se ha especializado en potenciar un servicio integral que reúna la esencia de los servicios de rehabilitación, reumatología, traumatología, medicina natural; así como oxigenación hiperbárica además de sueros metabólicos, ozonoterapia, células de crecimiento; entre otras.

Dejar respuesta