Ecuador y Francia refuerzan sus lazos de cooperación científica

0
814

Tena-La Universidad Regional Amazónica Ikiam y el Museo Nacional de Historia Natural de Francia, firmaron un convenio de cooperación para la conservación y uso sostenible de los recursos naturales, favoreciendo, además, el intercambio de conocimientos en ciencia y tecnología entre ambas instituciones.

El acuerdo, gestionado por la Embajada de Ecuador en Francia, en coordinación con la Dirección de Relaciones Interinstitucionales de Ikiam, fue suscrito en las instalaciones del Museo y de forma simultánea, vía Zoom, con los invitados de Ecuador, por el presidente del Museo, Bruno David; el rector de Ikiam, Arturo Luque, y el embajador de Ecuador en Francia, Efraín Baus.

Mediante este acuerdo, las instituciones podrán desarrollar, en conjunto, proyectos científicos sobre la biodiversidad y la ecología en áreas como la biología evolutiva, antropología, arqueología, química, entre otros. Asimismo, este instrumento facilita las estancias y pasantías recíprocas de sus profesores y estudiantes, a través de intercambios.

Carolina Bolaños, directora de Relaciones Interinstitucionales de la Universidad, señala que la cooperación entre Ikiam y el Museo se ha venido desarrollando desde años anteriores, iniciando por intercambios estudiantiles en el 2016 y 2017, de la maestría “Biodiversidad, Ecología y Evolución”, del Museo. “El convenio brinda un marco que oficializa la relación existente entre investigadores”, recalcó.

Dado que diversos trabajos de investigación, en colaboración, están en curso, la docente investigadora de Ikiam Caroline Bacquet, describe que, actualmente, desarrollan una investigación de diversidad biológica llamada “La diversidad y genómica de las adaptaciones morfológicas y de comportamiento en mariposas miméticas”, con la colaboración de: Universidad de Cambridge, Universidad de Múnich, Universidad de York, Universidad de Sheffield y Universidad de Bristol. La investigación consiste en la recolección de especímenes de 9 tipos de mariposas de las provincias de Napo, Pichincha, Morona Santiago, Orellana, Pastaza y Zamora-Chinchipe, con el fin de realizar un análisis genómico o morfológico. “La evolución de nuevas especies es el proceso fundamental responsable de la biodiversidad, que se basa en la acumulación de barreras reproductivas determinadas genéticamente. Estas barreras pueden resultar de adaptaciones morfológicas y de comportamiento al entorno local. El principal objetivo de este proyecto es comprender cómo se generan las adaptaciones morfológicas y de comportamiento en las mariposas Nymphalid tropicales, tanto durante el desarrollo como a lo largo del tiempo evolutivo” explican los investigadores.

María Gabriela Zurita, docente investigadora de Ikiam, administradora del convenio y ex estudiante del Museo, nos cuenta que tanto el Museo como la Universidad tienen muchos puntos en común en áreas de conservación y manejo sostenible de los recursos naturales para enfrentar el cambio global. “La colaboración con expertos se cristaliza a través de este instrumento: tan pronto se firmó el convenio, algunos profesores me han contactado para ver cómo podemos colaborar”, enfatizó. También, sostuvo que es importante recordar que el Museo Nacional de Historia Natural es un instituto de referencia en Francia que genera datos científicos para los tomadores de decisiones.

Sobre investigaciones en conjunto, nos manifestó que, como ex alumna del Museo, sigue siendo investigadora asociada al Laboratorio de Patrimonios Locales y Gobernanza (UMR 401 PALOC), lo cual facilitó que, junto con Esther Katz, una de las investigadoras de ese laboratorio, y con otros investigadores franceses y latinoamericanos, presente una propuesta a la convocatoria de proyectos nacionales en Francia ANR (por sus siglas en francés), denominada “LatInsect”. Estudio que se realiza entre 4 países latinoamericanos (Colombia México, Brasil y Ecuador) sobre los insectos comestibles, “el objetivo es, por una parte, conocer la diversidad que se consume como insectos comestibles y por otra, ver la ecología y potencialidades de estos insectos para el cultivo, de manera que en una segunda fase del proyecto se podría plantear una comercialización”, mencionó.

Un dato interesante compartido por la investigadora Zurita, es que en términos de colaboración investigativa se tiene un bagaje histórico que llama la atención “por ejemplo, tenemos colecciones de plantas e insectos de diferentes seres vivos recolectadas en el país durante las primeras exploraciones, en 1800, que reposan en el Museo; lo que nos permite trazar la historia de la biodiversidad. En muchos casos, estos datos están subutilizados y podríamos dar vida a esas colecciones”, concluyó.

El documento reconoce que las dos instituciones comparten el objetivo de contribuir a la puesta en marcha de políticas de conservación y uso sostenible de la biodiversidad y recursos naturales, frente al carácter global de los problemas ambientales, y busca promover la producción de conocimiento.

En Ikiam estamos orgullosos de poder trabajar en conjunto con una de las instituciones científicas de mayor reconocimiento en Francia, su centro de investigaciones y laboratorio con más de 500 científicos y 390 estudiantes de maestrías y doctorados en diversos ámbitos, serán un gran aporte a los programas y proyectos de investigación que desarrollamos en la Universidad.

 

Elaborado por:

Tamara Charpentier