ECUADOR: LA SALUD EN ESTADO DE COMA

0
418

A partir del testimonio de un médico que denunció, públicamente, que tuvo que operar a un paciente con la luz de su celular porque las lámparas del quirófano estaban quemadas, la sociedad ecuatoriana lanzó un grito de desesperación ante la situación dramática que afecta a los hospitales públicos del país. Médicos, enfermeras, trabajadores de la salud, pacientes, la Defensoría del Pueblo, la Asamblea Nacional, ciudadanía en general, se han pronunciado en contra de este drama que atenta contra el derecho a la salud que nuestra Constitución garantiza a los ecuatorianos.

Preocupa, además, el hecho de que los denunciantes se han quejado  que las autoridades de dichas casas de salud les han iniciado procesos disciplinarios por dar a conocer las carencias de medicinas, insumos médicos, equipos sin mantenimiento, infraestructura por colapsar, desvinculación de médicos, enfermeras, trabajadores y disminución del presupuesto a la salud, proceso que se inició en el gobierno de Lenin Moreno Garcés y, en la actualidadcontinua con Guillermo Lasso Mendoza.

El personal de la salud no se ha amilanado ante estas represalias y sigue denunciando, desde sus diferentes gremios nacionales y provinciales del país, especialmente, en Quito, donde los servicios están semiparalizados y las cirugías represadas. Lo que a decir de la ciudadanía “ser pobre en Ecuador es el riesgo más alto de muerte”.

El presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, Carlos Cárdenas hizo un llamado desesperado al mandatario Lasso “Señor presidente esta es una de las épocas más nefastas, más críticas para la salud pública del país. Literalmente, se nos está cayendo los hospitales”.

Asimismo, solicitó al gobierno que declare en emergencia al sistema de salud pública. La ministra de Salud, Ximena Garzón descartó dicha solicitud.

De su parte, la Federación Médica Ecuatoriana (FME), y sus Colegios Provinciales  dieron al Ministerio de Salud Pública (MPS), 15 días de plazo para corregir estos problemas, de lo contrario alertaron que se movilizarán, acompañados de otros movimientos sociales y la ciudadanía víctima de esta situación.

Las mayores víctimas, en este caso, son los pacientes con enfermedades catastróficas como el cáncer, VIH o Sida, enfermedades cardíacas o raras, quienes no están recibiendo ni medicinas ni atención.

Wilson Tenorio, presidente de la FME, tuvo una reunión con la ministra Garzón en la se asumieron compromisos, de parte y parte. La clase médica se declaró en sesión permanente para vigilar su cumplimiento. Uno de éstos es la estructuración de veedurías, junto a la Defensoría del Pueblo y el Consejo de Participación Ciudadana (CPCCS), para garantizar que los medicamentos lleguen a los pacientes, conformar un comité de seguimiento de los nombramientos a profesionales de la salud en cumplimiento con la Ley Humanitaria, entre otros.

Por su parte, la Asamblea Nacional (AN) condenó la situación por la que atraviesa el sistema público de salud, la gestión administrativa y el manejo de los establecimientos de salud por parte del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y el MPS.

De igual forma, solicitó la comparecencia de la ministra de Salud, del presidente del Consejo Directivo del IESS, de la Directora General del Servicio de Contratación Pública y del Contralor General del Estado ante el Pleno de la Asamblea, por iniciativa de la asambleísta Luisa González, asunto que está en curso.

En el Pleno de la AN intervinieron Rafael Palacios y Rogelio Valencia, de la Asociación de Padres de Niños con cáncer (APNAC), quienes afirmaron que no hay toma de conciencia sobre este padecimiento de salud para este grupo de la población, que se encuentra “muriendo” por falta de medicinas. Sugirieron elaborar un proyecto de Ley para la asistencia integral del niños, niñas y adolescentes con cáncer.

El sociólogo, Agustín Burbano de Lara trinó “Este es el objetivo detrás del vaciamiento intencionado del Estado, de sus servicios y de lo público. Construir un clima que vuelva posible derogar la Constitución de Montecristi que pone freno a sus modelos de acumulación. No son ineptos. Saben perfectamente lo que hacen”.

Miguel Ángel Crespo, uno de los médicos denunciantes, el 1 de junio manifestó “Feliz Día del Niño, otro tema de salud pública en completo abandono. Desnutrición infantil en aumento, mendicidad por doquier, aumento de las violaciones y asesinatos, abandono de escuelas y falta de acceso a la educación y salud. Niños con enfermedades catastróficas sin medicina”.

Quizás, lo más reprochable de esta situación es el hecho de que el actual vicepresidente del país, Alfredo Barrera es médico, quien el año hizo un recorrido por los hospitales del país con grandes anuncios a través de la prensa de mejorarlos; empero, en el terreno de las realizaciones no se ve ningún resultado positivo.

En fin, este no es un asunto menor, de por medio está la vida de los ecuatorianos. El mandatario Lasso ofreció salud pública de calidad en su campaña electoral, pero la misma está al borde de la muerte. No obstante, él mismo se ufana en sostener   que las reservas internacionales (USD 10 mil millones) están a salvo en bancos suizos para el pago a los acreedores, a fin satisfacer los requerimientos del Fondo Monetario internacional (FMl).

Ante este panorama desgarrador, la ciudadanía está obligada a organizarse y movilizarse a fin de repudiar esta actitud insensible e indolente de un gobierno que no tiene la voluntad política de atender las apremiantes necesidades del Ecuador Profundo.

Compartir
Artículo anteriorCinco consejos para construir crédito y emprender
Artículo siguienteEl Portal de los Espiritus
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.

Dejar respuesta