ECUADOR: FIN A ESTALLIDO SOCIAL

0
612
En esta sala se selló la terminación del Paro Nacional Indefinido.

Tras 18 días de un paro nacional indefinido convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), al que sumaron movimientos sociales y una gran mayoría de ciudadanos a nivel nacional, este llegó a su fin por la voluntad expresa de las partes en conflicto con la firma de una Acta por la Paz. En este acuerdo actuó como mediadora la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

La Capilla de la Trinidad, ubicada en el Seminario Menor de Quito fue el escenario donde se dieron cita  representantes de la Conaie, Leonidas Iza Salazar; la Confederación Nacional de Campesinos, Indígenas, Negras  (Fenocin), Gary Espinosa; la Federación Ecuatoriana de Indígenas Evangélicos (FEINE), Eustaquio Toala; el ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Juan Carlos Holguín; el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez; el Presidente de la Conferencia Episcopal (CEE), Monseñor Luis Cabrera; Vicepresidente de la CCE, Mons Alfredo Espinoza; Secretario de la CEE, Mons. David De la Torre; la Hna. Digna Laurita, misionera Laurita; Padre Juan Carlos Cárdenas, rector de la Universidad Politécnica Salesiana; Padre Fernando Ponce, rector de la Pontificia Universidad Católica (PUCE); y el Secretario de la Administración Pública, Iván Correa.

Una vez que fueron escuchadas las intervenciones de los representantes de los diferentes movimientos sociales y del Gobierno, en las que dieron a conocer, nuevamente, las   demandas recogidas en los 10 puntos de la agenda de la Conaie presentadas al gobierno de Guillermo Lasso, los asistentes llegaron al convencimiento de la necesidad de arribar a consensos por la unidad y pacificación del país, por lo que se procedió a suscribir el Acta por la Paz.

EL ACTA

Después de ser firmada el acta, el líder de la Conaie indicó a sus bases que, en primer lugar, se decide el cese de movilizaciones y el retorno paulatino a sus comunidades.  Posteriormente, detalló los puntos acordados: destacó que se logró la reducción de 15 centavos de dólar del precio de los combustibles así: la gasolina extra a Usd. 2,40 el galón, diésel Usd 1,75 el galón, el gobierno se comprometió a trabajar en políticas de focalización de subsidios; aumento de Usd 5,00 del bono de desarrollo humano con lo que quedaría en Usd 55,00; declaratoria de emergencia del área de salud con un presupuesto de Usd 200 millones; aumento de presupuesto a la educación intercultural bilingüe; subsidio en un 50% del precio de la urea; condonación de créditos a BanEcuador de hasta Usd 3 mil; créditos agrícolas de hasta Usd 5 mil a 30 años plazo al 1% e interés, al respecto se deberá focalizar a los beneficiarios; control de los precios de los insumos agrícolas; derogación del Decreto Ejecutivo 95 que promovía el incremento de producción petrolera; reforma al Decreto 151 sobre extracción minera, sobre este asunto no habrá explotación minera en zonas protegidas, territorios ancestrales, zonas declaradas intangibles, zonas arqueológicas, áreas de protección hídricas; se harán consultas previas, libres informadas  a las comunidades, para cualquier actividad extractivista; y  la derogación del estado de excepción.

Los comparecientes acordaron instalar una mesa de diálogo con la presencia de los garantes. Al respecto, Mons. Cabrera aseguró que la comisión interventora se mantendrá como garante de los acuerdos que se establecieron en el diálogo y aseguró que en 90 días se revisarán los avances y los resultados concretos.

PRONUNCIAMIENTO PRESIDENCIA

El mandatario Lasso, quien se mantuvo ausente y que debió liderar los diálogos, dijo “Hemos alcanzado el valor supremo al que todos aspiramos: paz en nuestro país”. Además, invitó a todos los ecuatorianos a un nuevo momento de la historia en el que se curen las heridas, se supere la división y unirnos en un solo objetivo: reconstruir el Ecuador.

Agregó “Vamos hacer del campo, y de la ruralidad, prioridad nacional. Le pondremos fin al abandono que ha sufrido por parte del Estado, desde hace 40 años”.

REACCIONES

La Conaie en un comunicado sostuvo “Solo la lucha nos ha permitido conquistar derechos. Sí tenemos resultados en la agenda de 10 puntos, sí logramos medidas para aliviar la situación económica, salud, educación de las familias vulnerables del campo y ciudad: bajamos decretos para defender la vida”.

La Defensoría del Pueblo, de su parte, se congratuló por la firma del acuerdo, entre las partes en conflicto y llamó a la población a continuar construyendo una sociedad justa y pacífica, respetuosa de los derechos humanos.

Exhortó a la población ecuatoriana deponer cualquier tipo de posición o sentimiento separatista, racista, aporofóbico que tanto daño hacen a la sociedad en el país.

Así mismo exhortó a todas y todos a abrigar una mirada empática y de respeto a los grupos sociales que se encuentran en situaciones menos favorables y que impiden el pleno ejercicio de sus derechos fundamentales. Es deber de todos y todas trabajar por la consolidación de un Ecuador más democrático, pacífico y justo.

El economista, Andrés Mideros, Decano de la Facultad de Economía de la PUCE dio a conocer que “la pobreza en Ecuador tiene el rostro de una niña indígena, el 85% es decir 9 de cada 10 niñas indígenas está en situación de pobreza estructural, desde las definiciones multidimensionales estructurales: no tener agua y saneamiento, no tener una educación adecuada. La muestra más burda del racismo, en estos días, es cuando la fuerza pública está reprimiendo la movilización de los pueblos y nacionalidades indígenas,  al final de la jornada, cuando hubo heridos, hubo muertos, se fue a celebrar, con vehículos públicos, con gasolina pagada con recursos públicos, se fue a celebrar que estaban reprimiendo, controlando a los pueblos y nacionalidades indígena. Este es el racismo ya institucionalizado”.

Al respecto, Iza indicó “Hay un paso demasiado leve que puede pasar al fascismo”, al referirse a los insultos y festejos tras la brutal represión policial que se produjo el 24 de junio, al desalojarles de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

La Universidad Central de Ecuador (UCE), que fue lugar de acogida de los pueblos indígenas en esta movilización, exhortó al Estado y a los Pueblos y Nacionalidades Indígenas a trabajar en conjunto en proyectos sostenibles para atacar de raíz las condiciones de inequidad social. En este propósito pone a disposición toda su capacidad de servicio todas sus unidades académicas y de investigación para contribuir al entendimiento multidimensional de la sociedad. Es necesario fortalecer una sociedad incluyente que se reconozca en su diversidad.

El catedrático, Hernán Reyes, twitteó “El movimiento indígena reivindica su gran logro, aún teniendo en contra a un gobierno incapaz, indolente y cínico, a unos medios privados pautados y oficialistas y a unas “fuerzas del orden” violentas y violentadoras de los derechos humanos”.

El analista político Jacobo García indicó “El golpe económico será brutal. Llevará tiempo recuperarse. Pero peor aún será la herida social. Los odios, las distancias, la incomprensión y el rechazo entre bandos, dejarán un país más polarizado y devastado socialmente. Ello llevará más tiempo de sanar”.

El sociólogo David Chávez señaló “Montones de gracias hermanos de la Conaie, han sido el centro de la dignidad nacional y la lucha contra el neofascismo en estos días. No desistan, es muchísimo lo que han dado”.

El economista Marco Flores posteó “Cinco años de destruir inversión social pública bajo el obsesivo disfraz de “la casa en orden” agravaron la pobreza y exclusión en sectores como el indígena. Los “economistas de bien” siempre al servicio de las élites causaron el actual y anticipado desastre”.

Al caer la tarde del pasado 30 de junio, los movilizados emprendieron el regreso a sus territorios. La salida de Quito, en general, fue muy grata. Miles de quiteños apostados en las calles les agradecían y felicitaban por su actitud firme y valiente frente al poder político, que sufrió un duro revés al no entender y subestimar la movilización indígena.

A mis hermanos indígenas Dios les Pague. Me siento orgulloso de tener su sangre en mis venas, de su capacidad de organización y movilización y, sobre todo, por sus alimentos cultivados desde la Pachamama (Madre Tierra), gritó un ciudadano.

Pienso que al mandatario Lasso le quedan retos muy grandes, al tener que encarar una Asamblea Nacional con una mayoría en contra, las calles de igual manera, una revocatoria en curso, en los 3 años que le queda de mandato. El hambre, el desempleo, la inseguridad, la migración no se han detenido.

Finalmente, es doloroso constatar que los ecuatorianos no hayamos interiorizado lo que consagra la Constitución, en el sentido de que nuestro país es unitario, multiétnico, plurinacional y pluricultural, y que de manera irreflexiva, diversos grupos asumieron actitudes racistas, clasistas y homofóbicas en contra de nuestros hermanos, que la Policía haya reprimido de forma violenta a los indígenas, cuando su obligación era disuadirlos. Es lamentable que esta coyuntura deje el tejido social fracturado. Espero, que tengamos la suficiente sensatez para reparar todos los daños que nos hemos infringido.

Compartir
Artículo anteriorRecetas para el 4 de julio – Mini Cheesecakes Patrióticos
Artículo siguiente¿Cómo cuidarnos después de los 40 años?
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.

Dejar respuesta