Bar Harbor, Maine, joya de Nueva Inglaterra

0
352

Bar Harbor, Maine, en la bella isla Mount Desert, seleccionada como una de las Mejores Islas de Estados Unidos en 2021 por los lectores de la revista Travel & Leisure Magazine, es la quinta esencia de un lindo pueblito porteño de Nueva Inglaterra con alrededor de 5,500 residentes. Frecuentado a través de las eras por exploradores legendarios incluyendo a los vikingos, el italiano Cabot y el francés-canadiense Champlain, es uno de los puntos más populares entre viajeros modernos a Nueva Inglaterra –sin dudas, también uno de mis favoritos. Hay mucho que disfrutar durante una visita aquí –desde belleza natural a calles pintorescas colmadas de joyas de los estilos arquitectónicos victorianos, georgianos y de la reina Ana en edificios públicos y casas privadas, al igual que atracciones históricas y el crustáceo favorito de todos: deliciosas langostas. Aquí van seis imprescindibles para disfrutar durante un wikén o unos días de vacaciones en Bar Harbor:

Bar Harbor es la antesala al bello Parque Nacional Acadia, de 41,000 acres con la impresionante montaña Cadillac Mountain e históricos caminos para carruajes. Casi una tercera parte de los terrenos del parque fueron donados por el millonario John D. Rockefeller Jr., cuya familia invirtió su fortuna en petróleo, en la década de 1920. Rockefeller también construyó unas 50 millas de caminos de carruajes para facilitar el acceso a áreas silvestres. Rockefeller, su nieta, Ann Rockefeller Roberts, escribió en un libro sobre su abuelo, “tenía profundos sentimientos personales sobre la tierra y su belleza,” y añadió que él estaba convencido que la Presencia Divina se manifestaba en la naturaleza.

Nosotros exploramos el parque por medio del conveniente servicio turístico, Oli’s Trolley (https://olistrolley.com/acadia-national-park-tours/) que lleva a los puntos sobresalientes del parque incluyendo Thunder Hole, una pequeña caverna creada por las olas junto  litoral bajo el agua que puede lanzar chorros de agua hasta una altura de 40 pies en días ventosos y tormentosos causando sonidos como de truenos; y Sand Beach, una bella playa entre montañas y costas rocosas en el este de  Mount Desert Island. Desde Thunder Hole, por cierto, se obtienen vistas de otro punto de interés, los acantilados de Otter Cliffs. Nuestra excursión también hizo una de tres paradas en la cima de Cadillac Mountain, el punto más alto de la costa del Atlántico Norte con una altura de 1,530 pies.

Algunas de las familias más ricas de los Estados Unidos incluyendo a los Rockefellers, Vanderbilts y Fords construyeron mansiones aquí, ya que fue el lugar principal para vacaciones en Nueva Inglaterra en el Siglo XIX. Muchas de esas residencias se quemaron en un fuego en 1947, pero los visitantes todavía pueden ver muchas mansiones impresionantes dando un paseo por la calle West Street.

Excursiones por botes turísticos con frecuencia ofrecen vistas de ballenas, delfines y focas. Nosotros tomamos una de Acadian Boat Tours (https://acadianboattours.com/activities/sightseeing-nature-cruise/) y una de Lobster Fishing And Seal Watching.

El programa de Acadian Boat Tours fue de dos horas (Naturaleza y Visita Turística, “Nature & Sightseeing Tour”) en pos de águilas, delfines, focas y otra fauna –y nos topamos con focas y muchas aves mientras disfrutamos de vistas de las costas de Maine, el parque Acadia National Park, las islas de la bahía Frenchman Bay y Bar Harbor con sus parajes de mansiones y el faro Egg Rock Lighthouse. El tour de Lobster Fishing And Seal Watching (https://www.barharborwhales.com/whale-watching-tours/lobster-y whalewatching-tours/) le permite a los visitantes ver como trabaja un pescador de langostas profesional, sacando sus trampas del fondo del mar, y los excursionistas pueden tocar a una langosta cuyas garras están pegadas con cinta adhesiva (así que nuestros dedos estaban a salvo).

 

Y hablando de langostas, los horneados de langostas son muy populares, naturalmente. Stewman’s Lobster Pound (https://www.stewmanslobsterpound.com/) con dos establecimientos frente al mar es uno de los sitios que se pueden probar, o simplemente se puede disfrutar de un helado de langosta (sabe a vainilla con pedacitos del crustáceo). Uno de los sitios que vende helado de langosta es Ben & Bill’s Chocolate Emporium (http://benandbills.com/).

Para conocer la historia y cultura de Bar Harbor, se puede disfrutar de una visita a uno de los excelentes museos del pueblito incluyendo el Abbe Museum, el Dorr Museum of Natural History con muestras de la historia natural de la región y el Bar Harbor Historical Society Museum con exhibiciones históricas. Nosotros visitamos el Abbe Museum (https://www.abbemuseum.org/), un museo afiliado al Smithsonian de Washington, D.C. en el centro de Bar Harbor y disfrutamos de muestras sobre los indios Wabanaki, la gente nativa del área.

Ir de compras de artesanía local y souvenirs es un placer en las galerías y tiendas en las calles Main Street y Cottage Street. Yo lo disfruté antes de irme de Bar Harbor –¡un pueblito que me encantaría poder visitar de nuevo algún día!

 

 

 

Compartir
Artículo anterior¿Amar al otro como a sí mismo?
Artículo siguienteEl legendario periodista Luis Yzusqui cumple 91 años
Georgina Cruz es una escritora de notas de viaje que se publican en periódicos, revistas y portales de Internet en inglés y español. Nació en Cuba y reside con su esposo, Humberto Cruz, en Vero Beach, Florida. ha realizado mas de 200 cruceros y visitado los siete continentes y mas de 150 Naciones.

Dejar respuesta