En viaje del Papa al Perú, no se habló de restaurar réplicas famosas de “La Piedad” en pueblo andino de Lampa, Puno

0
1926

El Santo Padre en su reciente periplo por tierras peruanas no contempló dialogar con los pobladores de las zonas andinas que son las mas olvidadas y con menos recursos.

El Papa Francisco junto al presidente peruano (Foto Andina)

En el reciente viaje del Papa Francisco al Perú, por ejemplo sus asesores se olvidaron de tocar algunas  necesidades como el caso de proteger las obras de arte y mejoras en la iglesia Santiago Apóstol en el pueblo andino de Lampa, Puno, en cuya capilla se encuentra una réplica exacta de la famosa escultura “La Piedad”, del genio italiano Miguel Ángel Buonarroti, fallecido en el siglo 16.

Iglesia Santiago Apóstol en Lampa, donde se encuentra La Piedad (Foto Cortesía Paul Palao)

Lampa, a 3,900 metros sobre el nivel del mar, con cerca de 20 mil habitantes, conocida como la ciudad rosada, es famosa por preservar la escultura de “La Piedad”, enviada por la Santa Sede el año 1960 por disposición del Papa Juan XXIII. Lampa, tienen una comunidad campesina que sufre las inclemencias de la naturaleza y sus pobladores trabajan fuerte para educar a sus hijos y cuidar sus hogares.

“El Papa Francisco no tuvo la información ni el menor interés en visitar y ver las necesidades espirituales de los pueblos andino como Puno al sur del Per”, comentó una dama peruana inmigrante residente en New Jersey.

“Es una pena que la iglesia y su obra de arte se deterioren rápidamente. Roma debería devolver el favor restaurando esta iglesia colonial y su arte”, dijo un conocido analista en Estados Unidos.

¿Cómo llegaron al Perú?

La escultura La Piedad en iglesia de Puno, en Perú (Foto Cortesia Paul Palao)

Se afirma con cierto misterio que hace más de 57 años, el senador peruano Enrique Torres, le suplicó al Papa Juan XXIII le ayude con enviar a Lampa, su tierra natal la réplica de “La Piedad”. El Santo Padre cumplió con su palabra.

Lo cierto es que en esta ciudad andina existen dos esculturas, una blanca y otra oscura.

Según un informe de la BBC Mundo, publicado el 6 de junio de 2017, al momento de copiar esta escultura en Roma, los artistas italianos usaron yeso blanco. Cuando la escultura finalmente fue traída al Perú resultó muy pesada y no se podía colocar sobre el domo, y en Lima decidieron hacer una nueva copia, según testimonios del padre Gabriel Castañeda, párroco de Lampa, en declaraciones para este medio informativo.

“La piedad negra que está hoy en la capilla (de Lampa) se forma en aluminio”, agregó el párroco.

Los feligreses y algunos visitantes pueden observar en la capilla de la iglesia Santiago Apóstol, la imagen de la Virgen María con el cuerpo de Jesus en su regazo. A diferencia de la escultura original tallada por Miguel Ángel terminada en 1499, que se encuentra en la Basílica San Pedro en el Vaticano, esta imagen en aluminio es de color negro.

La otra escultura, “La Piedad” blanca, está en un salón de la municipalidad de Lampa. Por la escasa promoción, esta imagen es desapercibida por los turistas.

Por la falta de mantenimiento y cuidados que requiere la capilla de la iglesia Santiago Apóstol se encuentra deteriorada aún cuando ha sido declarada patrimonio nacional, según la misma fuente.

Los turistas que viajan a Perú carecen de este tipo de información por la incapacidad de los funcionarios de turismo al no realizar campañas en diferentes idiomas en el exterior. Puno es famosa además por las islas flotantes en el lago Titicaca.

Delegación de Vaticano llega a Puno

Hace 44 años, los vecinos de Lampa en Puno, se sorprendieron cuando una tarde de 1972, una misteriosa comitiva enviada por el Papa Pablo VI llegó a este lugar. La comitiva viajó 10 mil 500 kilómetros desde Roma. Todos se preguntaban si el Papa de ese entonces había decidido recoger las dos esculturas y llevarlas de vuelta a Italia.

Sucedió que el 21 de mayo del mismo año, un hombre enfermo de origen húngaro identificado como Laslo Toth llegó hasta la Basílica de San Pedro y golpeó 12 veces con un martillo la escultura original diciendo que era Miguel Ángel. El rostro de la virgen estaba destrozado.

La delegación integrada por arquitectos italianos, necesitaba tomar las medidas de la réplica para restaurar la original. En Lampa, los arquitectos descubrieron dos esculturas, una negra y otra blanca. “El Papa la autorizó con la condición de que destruyeran la de yeso, sin embargo, nunca se destruyó”, declaró el párroco Castañeda a BBC Mundo.

“Quien observa la estatua original casi puede sentir la suavidad de los labios de María o los rizos de Jesús entre los dedos. El velo de la virgen más que de mármol asemeja la seda, y el brazo de Cristo parece tener sangre en las venas”, refirió el mismo medio informativo.

Las fotografías y medidas tomadas en Lampa fueron parte de un minucioso proceso de restauración que duró diez meses. Hoy, “La Piedad” se encuentra resguardada en El Vaticano con un grueso cristal a prueba de balas.

La oficina del Ministerio de Cultura en Puno, manifestó la necesidad de darle mantenimiento a las réplicas de “La Piedad”. “Las vírgenes son ahora parte de nuestra identidad y debería haber un compromiso por cuidarlas”, dijo Oscar Franco, del Patronato de Lampa al ser consultado por BBC Mundo.

En Lima, el Papa Francisco, hizo fuertes críticas en contra de los casos de corrupción en los niveles gubernamentales y empresariales, además se interesó por superar la situación de los pobladores en la región amazónica tras visitar la ciudad de Madre de Dios en Puerto Maldonado.

 

Compartir
Artículo anteriorDESPERTAD HUMANOS HA LLEGADO LA HORA
Artículo siguiente“Crónica de San Gabriel” novela del escritor peruano Julio Ramón Ribeyro
Roberto J. Bustamante
Periodista profesional con amplia experiencia en asuntos internacionales, políticos y comunitarios en Nueva York-New Jersey. Ha sido corresponsal en Naciones Unidas y funcionario de prensa en la Oficina del Fiscal General de New Jersey. Es graduado en Periodismo, Educación y Relaciones Públicas en universidades peruanas. En 1987 obtuvo una Maestría en Ciencias Sociales en la Universidad Long Island en Nueva York, y en 2007 hizo una segunda Maestría en Asuntos Globales en la Universidad Rutgers en New Jersey .Bustamante fue distinguido con el grado de Doctor Honoris Causa por Essex County College en Newark, New Jersey.