UN SUNAMI POLÍTICO- ECONÓMICO EN ECUADOR

Patricia De la Torre, analista política, conversa sobre la coyuntura política- económica de Ecuador.

0
636

Sin temor a equivocarme, Ecuador vive con intensidad momentos de incertidumbre, confusión y estupor en el ámbito político, lo que trasciende a los campos económicos y sociales. Una de las evidencias, de tal situación, es el hecho de que  el actual mandatario Lenin Moreno Garcés, tiene ya tres vicepresidentes, desde que asumió al poder, en mayo de 2017.

A inicios del presente año, Moreno nos anunció que a su compañero de fórmula, Jorge Glas, le había sido cesado en sus funciones por las acusaciones de corrupción por parte de la derecha ecuatoriana y un delator brasileño ex funcionario de Odebrecht. Estos delitos tendrían que ver con el posible cobro de coimas a la empresa brasileña Odebrecht, a fin de  mantener contratos con el Estado para la ejecución de obras públicas. Acusaciones que no han sido probadas de forma contundente.

Por lo que, Moreno abandonó a Glas y éste fue enjuiciado,  sentenciado y privado de su libertad. Actualmente está detenido en una cárcel común de Latacunga, provincia de Cotopaxi, por los delitos de asociación ilícita  y enriquecimiento ilícito.

La Asamblea Nacional, en su reemplazo posesionó a María Alejandra Vicuña, como vicepresidenta de Ecuador, el pasado 7 de enero. Sin embargo ella también fue sustituida por el economista Otto Sonenholzner, el pasado 11 de diciembre.

Vicuña fue acusada por  un ex colaborador de haberle cobrado cuotas económicas ilegales (diezmos) para supuestamente mantener a su partido político. La ex vicepresidenta, al momento, está siendo investigada por la Fiscalía General de la Nación.

Según varios analistas, estos sucesos son el resultado de la crisis que el Ecuador está viviendo; crisis que se da por el nuevo de rumbo político- económico que tomó  Moreno. Prácticamente, se  alejó del proyecto de izquierda que lo llevó al poder. Decisión que produjo una ruptura irreversible con su mentor político, el ex presidente Rafael Correa Delgado, quien reside en Bélgica.

Añadiría, que el ambiente social ecuatoriano, en estos días, está caldeado por las medidas económicas que adoptó el gobierno, mismas que apuntan a reducir el subsidio de la gasolina. Los voceros gubernamentales aseveraron que este incremento no afectará al transporte público, ni taxis, peor a la economía de las clases populares.

Entre tanto, organizaciones sociales han anunciado movilizaciones a nivel nacional para persuadir al gobierno que derogue el “paquetazo económico”, que afecta a las clases populares. De igual manera,  están convocando a una Asamblea Nacional Ciudadana por la Dignidad y los Derechos, a realizarse el próximo 12 de enero de 2019.

En estos casos, conocer el análisis que hace de la coyuntura política- económica,  por parte de la socióloga y catedrática, Patricia De la Torre,  es lo más indicado.

1.- ¿Considera que Ecuador en el ámbito político vive momentos tormentosos?

Ecuador no sólo vive momentos tormentosos sino que, también, está enfrentando una crisis de gran profundidad. Una crisis que está dentro del sistema político Estos momentos graves estarían marcados porque el mandatario ecuatoriano, Lenin Moreno, dio un cambio de ideología política y de modelo económico, de forma inesperada.

Este viraje radical, en un año ocho meses, va dirigido hacia el neoliberalismo que ya lo está concretando. Esto, obviamente, impacta a todos los intersticios de la sociedad ecuatoriana por las privatizaciones de los activos del Estado, por la disminución del gasto público en servicios vitales, como la educación y salud  gratuita, seguridad social, mejoramiento en la calidad de los servicios públicos, etc.

2.- ¿En la actualidad quién nos gobiernan y cuáles son sus objetivos?

Al año y medio de su mandato,  Moreno acaba de  desnudarse y mostrar  lo que él había sido siempre: un empresario. Él alabó su pasado empresarial y explicó la razón por la cual hay que apoyar a este sector,  “este sector debe ser el que conduzca la economía del Ecuador” señaló en una misiva de autocrítica que redactó cuando era pre candidato a la Presidencia de la República. Esto significa caminar hacia el neoliberalismo, es decir lo que  está cumpliendo muy nítidamente.

La sociedad ecuatoriana está siendo testigo de este cambio drástico y radical. Se siente  como  que un sunami  llegara, inesperadamente, a cambiar un modelo económico y político.

En esta coyuntura hay varios actores que están actuando junto con el mandatario. Actores, que sin haber sido elegidos por el pueblo ecuatoriano, están en el poder. En primer lugar, son sus amigos y aliados políticos, miembros del partido Social Cristiano, de clara postura de derecha, liderado por  su máximo representante, Jaime Nebot; y otros grupos ultraconservadores.

Por otro lado, tenemos los  vínculos internacionales, fundamentalmente, con los Estados Unidos, cuya gran meta es apropiarse de los recursos naturales de América Latina. En el caso de Ecuador, nuestro país es visto como un instrumento estratégico para armar un frente con Colombia para enfrentar a Venezuela. Este es el otro actor externo que gobierna nuestro país.

3.-¿Cuáles son los réditos que están obteniendo estos  grupos de poder  que nos gobiernan?

Los réditos corresponden a tres dimensiones: la primera,  la económica,  que se iniciaría con la venta de las hidroeléctricas, las mismas que con mucha dificultad e inclusive endeudamiento, el gobierno de Rafael Correa Delgado y Jorge Glas construyó, para tener un instrumento potente y energético para el país.

En este momento, lo que sucede es que las hidroeléctricas  van a ser vendidas,  a un precio ínfimamente bajo, en relación al costo real que le significó al gobierno y a los ecuatorianos.

Las hidroeléctricas serán vendidas a transnacionales, y no está por demás decir,  que los objetivos que les mueven a  éstas, son las empresas energéticas,  las áreas petroleras, o,   el control de los  recursos naturales para obtener ganancias ilimitadas; es decir tener un enriquecimiento ultra potente, lo que abriría mucho más esta brecha entre los pobres y los multimillonarios.

4.- ¿Es verdad que la justicia ecuatoriana está al servicio de la persecución política como denuncian adversarios de Lenin Moreno?

Un ejemplo patético es  la acusación y posterior destitución a Jorge Glas,  ex vicepresidente del país,  porque supuestamente él cobró dinero en el escándalo de Odebrecht. No obstante,  ha transcurrido un año, desde que está preso y  no han logrado aportar pruebas, no se sabe dónde está el dinero y tampoco encuentran su ruta. Creo que ésta es la expresión más evidente de la persecución. Hay que recordar que Glas dirigió  6  ministerios energéticos y fue un actor clave del desarrollo del país.

Ahora, con el falso argumento de la utilización de un bisturí profundo para cortar la corrupción, se está ejecutando una persecución política a nivel de  instancias micros y pequeñas; es decir una persecución dirigida  hacia empleados públicos que son identificados con el ex presidente Rafael Correa. Empleados públicos que están siendo destituidos porque la meta de Moreno es “descorreizar” el país.

Empero, a su vez, tenemos una demostración clara y  evidente,  de que el  actual vicepresidente, nombrado por Moreno cometió dos  delitos graves que no ha logrado desvirtuar: evadir  impuestos y poseer dinero en paraísos fiscales.

No obstante, Otto Sonenholzner fue elegido Vicepresidente,  se posesionó sin presentar los documentos que lo acrediten como una persona que no tiene problemas legales. En la Asamblea Nacional, justo,  en el momento que era posesionado, esos documentos llegaron  modificados.

Otro caso,  es el del anterior ex Secretario General  de la Presidencia, Eduardo Jurado,  quien estafó con 540 millones de dólares a los ecuatorianos, vía una empresa aseguradora de su propiedad, la que descontaba cierta cantidad de dinero a los clientes que utilizan la banca privada, sin su autorización, para acceder a pólizas de seguros.

5.- ¿Puede usted asegurar que la lucha contra la corrupción es sólo una estrategia de persecución política?

Estoy segura de aquello.  Y, ahora, el último escándalo, de cómo un amigo íntimo de Moreno, Conto Patiño, quien  andaba detrás de la construcción de la poderosa hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, obtuvo información privilegiada  por parte de Lenin Moreno para ganar el concurso y  a cambio Patiño le dio un regalo por un costo de 20  mil dólares y más,  en muebles lujosos para su departamento en Suiza. Esto está comprobado, los muebles están en Suiza. Este es un acto de corrupción muy grave, ya que corrupción, también,  es  entregar, a sus amigos, datos privados y secretos para un concurso que era público.

6-¿Cuál es el papel que juegan al momento los movimientos sociales y los partidos de izquierda?

Me parece que los partidos de izquierda están a la deriva,  por la crisis que  estamos viviendo, que los ha deslegitimado: por la falta de formación ideológica permanente lo que conlleva a una falta de cuadros; y, por otro lado, una militancia de izquierda que está segmentada, dispersa, dividida, misma que  evidencia que su fin es ocupar cargos públicos sólo para  obtener poder político y por ende  económico.

Por otro lado, los movimientos sociales que durante los 10 años del gobierno de Rafael Correa fueron minimizados; recordemos que  la calidad de estos movimientos era muy cuestionada, como es el caso de los profesores que, tranquilamente,  en cualquier momento, paralizaban la educación  en todos sus niveles. Asimismo,  encontramos   una sociedad civil tremendamente débil y con poca fuerza como para enfrentar esta arremetida neoliberal tan fuerte.

7.- Expliquemos  a nuestros lectores qué significa  el “estado de transición” que está viviendo el país

Creo que hay dos transiciones:  la primera tiene que ver con la entrega formal que le hizo la Secretaría Nacional de Planificación, Senplades, a Lenin  Moreno  de la planificación estatal que estaba llevando a cabo, cuando él  inició su periodo presidencial.

En la actualidad, la Senplades ya tiene la orden de ser cerrada. La pregunta clave es: cómo un Estado puede funcionar sin que  exista un cerebro planificador de todas las áreas del desarrollo nacional.

Es decir, estamos viviendo el desbaratamiento del Estado, a costa del argumento de que existe un “estado obeso”, argumento neoliberal de hace 10 o más años que circulaba en América Latina, el mismo que dio paso a las privatizaciones, esta sería la primera transición.

La otra transición, de carácter internacional, va hacia el alineamiento concreto con la política de los Estados Unidos,  unificándose con los países ultra conservadores, que por ejemplo, conforman  la Alianza del Pacífico.

  1. Cómo usted calificaría el hecho de que el presidente Lenin Moreno, quien nos gobierna desde mayo de 2017, cuente ya con tres vicepresidentes?

Es el síntoma más evidente de  que vivimos una desgobernabilidad y desestabilización del sistema político, no es posible que en un año y medio tengamos tres vicepresidentes. Esto es una demostración nítida del nivel de desinstitucionalización del Estado, del poco apego al cumplimiento de las leyes.

9.- ¿Y cuál es el papel de los medios de comunicación en la actual coyuntura?

Hay un cerco mediático potente, fácilmente comprobable. Los principales medios de comunicación tradicionales están alineados con el Gobierno y las derechas empresariales y bancarias.

Llama la atención que uno de los periodistas de un canal diga, públicamente, que en realidad ellos se constituyeron en  actores políticos. Me parece que lo dice es con una doble intención, no es para reconocer, ni asumir el bloqueo  comunicacional, sino simplemente para bajar  las tensiones, para suavizar el papel que ellos juegan y continuar con el mismo juego político con otras modalidades, pero, la trama del bloqueo comunicaciones se sigue haciendo. En realidad los medios son un verdadero partido político.

10.- ¿Cómo avizora el futuro político, económico y social para Ecuador?

Para el próximo año se nos va acentuar lo que  está sucediendo a finales de este año: incremento del desempleo,  la pretensión de bajar los salarios,  incremento de la pobreza, desnutrición crónica, delincuencia, violencia, esto es lo que nos espera. Lo más triste es que retiran las condiciones para que Ecuador entre en la modernización del Estado para convertirlo en un paraíso fiscal, en esta aseveración espero  equivocarme.

 

Compartir
Artículo anteriorSPANISH BROADCASTING SYSTEM Y MEGATV PRESENTAN EL REGRESO TRIUNFAL DEL FAMOSO CREADOR DE “LA COMAY” ANTULIO “KOBBO” SANTARROSA
Artículo siguienteCaricaturas de Puerto Rico
Eva Rocío Villacís
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.