Sin datos sólidos de que los edulcorantes afecten a la microbiota intestinal, afirman estudios

0
529

Quito- En el Ecuador, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), la diabetes es la segunda causa de muerte después de las enfermedades isquémicas del corazón. En el 2016 alrededor de 4.906 personas fallecieron por esta enfermedad en el país. Debido a estas cifras, las personas que padecen de diabetes pueden utilizar edulcorantes no calóricos para endulzar sus alimentos y bebidas, pero sin el impacto glucémico que implica el azúcar para este tipo de pacientes.

La Organización Panamericana de la Salud enfatiza que el consumo de edulcorantes no calóricos es seguro para el consumo humano. En el Ecuador alrededor de nueve edulcorantes bajos en calorías son los más comercializados, debido a su aceptación por clientes, que ven en ellos un sustituto del azúcar.

Edulcorantes y microbiota

Recientemente ha surgido preocupación sobre el posible impacto que estos ingredientes pudieran tener sobre la microbiota intestinal, de cuyo equilibrio depende la nutrición, el correcto crecimiento corporal y el desarrollo del sistema inmunológico. Un reciente estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Granada, España, confirma que el consumo de edulcorantes no calóricos no tiene ningún efecto adverso sobre la microbiota.

De acuerdo con el doctor Ángel Gil Hernández, profesor de bioquímica y biología molecular y director del estudio, los edulcorantes son totalmente seguros y no afectan la microbiota intestinal cuando se consumen de acuerdo con los índices de ingesta establecidos. “Las cantidades de edulcorantes que se ingieren actualmente en el mundo están muy por debajo de los límites recomendados y, por lo tanto, su consumo es seguro”, señala Gil Hernández.

Autoridades como la Agencia de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) o la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), entre otras, se encargan de establecer el índice de Ingesta Diaria Aceptable de dichos edulcorantes, a fin de que su consumo sea 100% seguro para la salud. De esta forma, según los expertos, las personas que los utilizan como sustitutos del azúcar pueden sentirse tranquilas y utilizarlos como herramienta adicional para cuidar su consumo calórico.

Fuentes:

  • Kristiana Lalou, Sweeteners do not negatively impact health when in line with ADIs, stresses researcher. Nutritioninsight, 25 febrero 2019. https://m.nutritioninsight.com/news/every-eu-approved-sweetener-is-safe-sweeteners-do-not-negatively-impact-health-when-in-line-with-adis-stresses-researcher.html
  • Angel Gil Hernández, et.al. Effects of Sweeteners on the Gut Microbiota: A Review of Experimental Studies and Clinical Trials. Advances in Nutrition, Volume 10, Issue suppl. 1, enero 2019. https://academic.oup.com/advances/article/10/suppl_1/S31/5307224