Puertorriqueños enfrentan retos sociopolíticos en Jersey City

0
3807

La falta de liderazgo, la apatía de las nuevas generaciones y el cansancio de los mayores aparentan ser la raíz del aparente desarraigo y falta de poder que vive la comunidad puertorriqueña en la ciudad de Jersey City.

 

¨La comunidad puertorriqueña ha entrado en un estado de complacencia que se caracteriza por la apatía de los jóvenes y el cansancio de los mayores¨, asegura Nidia Dávila Colón, líder comunitaria y ex integrante de la Junta de ¨Freeholders¨ del Condado de Hudson.

 

No existe ¨una causa por la que luchar¨ que pueda unir a los puertorriqueños, afirma Dávila Colón. Además, las nuevas generaciones ¨no están enraizadas con Jersey City¨. ¨Jersey City se ha convertido en una ciudad de ¨yuppies¨, añade la líder puertorriqueña. ¨Ya no conoces a nadie¨.

 

Jersey City es la segunda ciudad de Nueva Jersey con una población de 247, 597 de los cuales, 25,677 son de origen puertorriqueño. A nivel nacional la ciudad ocupa el decimocuarto (14) lugar con mayor población boricua en los Estados Unidos. La Ciudad de Nueva York ocupa el primer lugar con 723,621 boricuas y la vecina Filadelfia, el segundo con 121,643. Newark, la principal ciudad de Nueva Jersey, tiene una población puertorriqueña de 35,993, ocupando el sexto lugar a nivel nacional.

 

Muchos puertorriqueños desconocen el hecho de que la ciudad del Hudson cuenta con dos vicealcaldes boricuas, Vivian Brady Phillips y Marcos Vigil, porque estos son abogados en la Ciudad de Nueva York.
¨Tenemos un vacío de poder que se nota en todos los aspectos en la ciudad¨, asegura Abi Corchado, líder comunitaria de Jersey City. ¨Nos sentimos desplazados, nos irrespetan ¨.

 

Los comentarios de Corchado están basado en la actitud del alcalde de Jersey City, Honorable Steven Fulop durante la celebración de la quincuagésimo quinta (55) edición del Desfile Puertorriqueño llevado a cabo el pasado 16 de agosto.

¨El alcalde Fulop se pasó jugando con el celular todo el tiempo, irrespetando a los miembros del desfile y a su presidenta, Carmen Vega¨, dijo Corchado. ¨No hubo palabras de elogio para con Vega, quien ha hecho una labor extraordinaria como presidenta del desfile¨.

 

Corchado resaltó también el apoyo masivo de la comunidad puertorriqueña y latina al desfile, pero criticó el alto costo de las comidas vendidas en kioscos de otras entidades cívicas culturales y la falta de representantes del Condado de Hudson.

 

¨Carmen Vega rescató el desfile puertorriqueño y engrandeció a la comunidad¨, afirma Corchado, ¨pero todavía nos queda un largo trecho para volver a ocupar el sitial que teníamos hace 20 años¨:

Un poco molesta, Corchado indicó que un aparente descuido hizo que la bandera puertorriqueña se desplegara al revés durante las efemérides. ¨Esto es una falta de respeto a nuestra comunidad¨, puntualiza Corchado.

 

El detalle pasó desapercibido por la mayoría de los asistentes, pero Johnny Carpena lo publicó en las redes sociales gestando gran malestar entre los puertorriqueños de la ciudad.

 

¨ El incidente es una verdadera pena, algo sin mala intención¨, opina Dávila Colón. ¨La gente critica mucho, pero no se arrollan las mangas para ayudar¨.

 

AHORA NEWS intentó entrevistar a la presidenta del Desfile, Carmen Vega, pero no devolvió la llamada telefónica.

 

Por su parte, el presidente de la Junta de ¨Freeholders¨ del Condado, el puertorriqueño Eleuterio ¨Junior¨ Maldonado, le indicó a AHORA NEWS que no pudo asistir al desfile por encontrarse en Pennsylvania junto a su señora madre que está convaleciendo.

 

¨Unfortunately, I missed it because my mom was very ill. Out in Pennsylvania with her¨, dijo Maldonado. (Desafortunadamente, Me lo perdí porque mi mama está muy enferma. Estoy en Pennsylvania con ella.)

 

¨Vivimos tiempos de cambio¨, asegura el líder puertorriqueño Mariano Vega. ¨Las nuevas generaciones tienen una visión diferente y sus metas están concentradas en su desarrollo profesional, alejándose del trabajo comunitario¨.

 

La organización Puertorriqueños Asociados for Community Organization, Inc. (PACO) ¨ya no es el faro¨ que unía y defendía los derechos de nuestra comunidad, asevera Dávila Colón.

 

Por su parte, otros líderes indican que el director ejecutivo de PACO, Rubén Alicea, no tiene el carisma que tenía el director anterior, Eliú Rivera.

 

La integración de los puertorriqueños ¨mainstream¨ los alejado del compromiso comunitario, pero nunca los ha separado de su identidad nacional.

 

¨La identidad puertorriqueña es un tronco sólido, enraizado en la cultura y tradiciones boricuas, las luchas comunitarias y en la conceptualización de que somos una gran nación¨, asevera Vega. ¨Somos y seremos puertorriqueños siempre¨.

 

Dávila Colón asegura que los cambios políticos drásticos por los que atraviesa el Estado Jardín son un reflejo de la pérdida de poder de la comunidad puertorriqueña. ¨no somos una fuerza potente¨. ¨ Nuestro también ya pasó¨, indica Dávila Colón. ¨Y los pocos que quedamos…ya no tenemos fuerza para luchar¨.