Puerto Rico aún espera por dinero prometido

0
1521
Foto cortesía Miami Herald

(Foto Cortesia Miami Herald) (San Juan, PR) A un año del azote del huracán María a Puerto Rico oficiales electos del Partido Nuevo Progresista intentaron capitalizar en la tragedia. Unos señalaron la inmensidad de la tragedia, mientras que otros se dieron crédito por asignaciones de recursos multimillonarias que aún no han llegado a los afectados.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, recalcó que la isla caribeña sufrió daños que ascienden a $100,000 millones, entre estos están las 45,000 viviendas cuyos techos aún están cubiertos por toldos azules.  Confirmó que el fenómeno atmosférico dejó un saldo de 2, 975 fallecidos y forzó la migración de 97,000 puertorriqueños a los Estados Unidos.

El primer mandatario insistió en que la recuperación ha sido lenta debido a que los recursos prometidos por el gobierno federal aún no se han manifestado.

Mientras Rosselló Nevares condenó la lentitud del gobierno federal y la falta de recursos económicos para la reconstrucción, la Comisionada Residente, Jennifer González, sacó una publicación en la prensa a la que tituló A un año de María donde se daba crédito por la asignación de miles de millones de dólares para la reconstrucción del país.

La Comisionada indicó en su informe que se reunió con Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, el vicepresidente Michael Pence y que dialogó con el presidente Donald Trump para gestionar las “dispensas para la cobertura de fondos federales” para la reconstrucción de Puerto Rico.

Más adelante indica que hizo uso de “los micrófonos del hemiciclo de la Cámara para hacer un llamado a mis colegas congresistas sobre la necesidad de asignar los fondos y dar las herramientas a la Isla para avanzar con la reconstrucción”.

El informe detalla todos los millones de dólares aprobados por el Congreso para aliviar la tétrica situación de la Isla luego del golpe del huracán e impulsar la reconstrucción del territorio colonial estadounidense.

El problema radica en que en papel impreso las sumas astronómicas se ven hermosas, pero en la realidad los fondos desembolsados al gobierno de Puerto Rico son una ínfima parte de lo expuesto por la Comisionada. Peor aún, su papel en la consecución en estos recursos fue mínimo porque la mayoría es parte de las asignaciones otorgadas por el Congreso a través de FEMA para la recuperación de Florida, Texas y Puerto Rico tras sufrir desastres apocalípticos debido a la intensidad de los vientos huracanados y las inundaciones.  

“La Comisionada podrá engañar a sus seguidores y a los fanáticos descerebrados que no investigan el origen de los recursos y le siguen la trayectoria a los proyectos de ley”, señala José Santana de Ponce. “En Puerto Rico hay gente pensante que razona y le da seguimiento a los proyectos de ley federales. Con cuentos no se reconstruye la Isla ni se impulsa el desarrollo económico”.

González ha sido categorizada en la Isla como una “lame tuercas” del presidente Trump que busca el reconocimiento de los republicanos en vez de representar los intereses de los puertorriqueños en el Congreso.

“La Comisionada guarda silencio ante los comentarios peyorativos que hace Trump sobre los puertorriqueños, defiende las pobres ejecutorias del mandatario para con la Isla y no cumple con sus funciones parlamentarias de exigir un mejor trato para Puerto Rico ante la inmensidad del desastre que golpeó al país”, afirma Carmen Labiosa de San Juan.

“Peor que todo eso, González no cumple con su trabajo en el Congreso que es buscar recursos para el país. Hasta el presente solo han llegado las asignaciones detalladas en el presupuesto federal a través de los departamentos federales”, puntualiza Josefa Sánchez de Aguadilla.  “Es muy fácil coger pon con el trabajo de otro, muy difícil detallar punto por punto lo que es de su autoría”.

En varias ocasiones la Comisionada ha tenido encuentros con Rosselló Nevares por su defensa de Trump.

“El Gobernador ha señalado reiteradamente que se ha hecho cuesta arriba lograr que el Departamento del Tesoro entregue los recursos que han sido otorgados. Es más, todavía se están esperando el dinero del famoso préstamo aprobado por el Congreso para mantener las operaciones gubernamentales”, indica un miembro del Ejecutivo que pidió no ser identificado.

“Esta es la Comisionada del papel. Todo está en papeles, pero nada en las arcas gubernamentales”, añade.

El gobierno federal se ha mostrado reticente a entregarle las asignaciones a Puerto Rico porque desconfía de la administración Rosselló Nevares. Inclusive, el presidente Trump en sus famosos tuits ha puesto en tela de juicio la honestidad del Gobernador y ha insistido que el gobierno del territorio es el más corrupto de los Estados Unidos.

“Esta situación se la buscó el Gobernador con sus mentiras y engaños. El escándalo del contrato de Whitefish y las mentiras constantes han lastimado la imagen de los puertorriqueños en los estados y evitado la llegada de los recursos necesarios para reconstruir el país”, asegura Miguel Pérez de Mayagüez.

Por otra parte, un oficial federal que pidió no ser identificado, indicó que a esta situación se le debe sumar que el gobierno no ha utilizado aún los fondos que si han llegado.

“No niego de que el gobierno de la Isla necesita una inyección multimillonaria para salir adelante, pero las actitudes de Fortaleza no ayudan a que esto se facilite. La Isla ha recibido dineros, pero estos no han sido utilizados. Mientras el gobierno no use los recursos recibidos y demuestren su capacidad administrativa, dudo mucho que lleguen los otros dineros prometidos”.

“Trump no ha tomado medidas más restrictivas para evitar empeorar la relación con los electores puertorriqueños en los estados en medio de las elecciones de noviembre”, añadió.

Tristemente, son los damnificados del huracán y el pueblo puertorriqueño en general los que sufren las consecuencias de un gobierno que se ha creado fama de corrupto y mitómano.