PAQUETAZO ECONÓMICO CONTRA LOS ECUATORIANOS

0
1404

¡Se vive conmoción y convulsión nacional!

A través de una cadena de radio y televisión, el primer mandatario de Ecuador, Lenin Moreno Garcés, anunció medidas económicas, tributarias y laborales que implementará su gobierno para cumplir el objetivo de “dar más trabajo, más emprendimiento y más oportunidades”. Además negó el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 15 % del 12% que está vigente,  como se había especulado.

Entre estas medidas se destacan, por su injerencia directa en la ya escuálida economía popular, la eliminación de subsidios al diésel y  gasolinas súper y extra. Decisión gubernamental que causó un gran impacto negativo  en la sociedad ecuatoriana, sobre todo en las clases populares y capas medias, en razón de que estos subsidios son vistos como una ayuda económica que da el Estado  por la  condición de Ecuador de ser país petrolero.

Ecuador ha brindado, desde 1974, este beneficio, cuyo valor por galón ha ido variando cada mes y cada año, dependiendo del valor internacional del barril de petróleo y al costo de sus derivados.

Al justificar su decisión Moreno aseguró que Ecuador destina USD 1300 millones anuales para sostener estos subsidios que “sólo benefician a los que no necesitan y a los que viven del contrabando”. Estos recursos se podrían invertirse en educación, vivienda, seguridad a todos los ecuatorianos, agregó.

El galón de la gasolina Ecopaís subsidiada era de USD 1,45 ahora pasa a costar USD 2.53; la gasolina extra de USD 1.45 pasa a valer USD 2.41; la gasolina Súper costaba USD 2.03 ahora costará USD 3.07.  El galón de diésel costará USD 2.27.

Otra medida que indignó a los ciudadanos que trabajan para el Estado es la disminución de sus días de vacaciones anuales  de 30 a 15; la entrega de un día de trabajo cada mes al Estado y la rebaja del 20% del salario para quienes renueven sus contratos ocasionales. Además, repudiaron que Moreno haya resaltado  como un gran logro gubernamental, el hecho de que mandó a la desocupación a 23.000 funcionarios públicos, a esto se sumarían unos 10.000 para  fin de año, anunció el ministro de Finanzas, Richard Martínez.

Moreno, de otra parte, aseguró que, una vez, que entre en vigencia  estas medidas se eliminarán los aranceles para maquinaria agrícola, equipos, y materia prima tanto agrícola como industrial. La supresión de impuestos para celulares, computadoras, tabletas. Además, se bajarán los impuestos para los vehículos de emprendedores que cuesten menos de USD 32.000.

Cabe informar que en estos días el Gobierno enviará un paquete de reformas laborales y tributarias a la Asamblea Nacional para que sean debatidas. Según los dirigentes sindicales estas reformas están encaminadas a conculcar derechos laborales de los trabajadores obtenidos por años de lucha y favorecer a las élites empresariales, que son las que actualmente gobiernan el país.

Frente a estas medidas que el pueblo las ha calificado de “impopulares”, se ha producido una arremetida nacional en contra del gobierno de Moreno. En las principales ciudades del país se está movilizando la gente de todas las clases sociales y posturas políticas. En respuesta el  gobierno declaró el estado de excepción en todo el país “con el fin de precautelar la seguridad ciudadana y evitar el caos», con lo que ciertas garantías ciudadanas se ven mermadas

Reacciones

La primera organización en rechazar estas medidas que son condicionadas por el Fondo Monetaria Internaciona (FMI) fue la Asamblea Nacional Ciudadana, que enfatizó que la liberalización del precio de los combustibles impacta directamente al costo de  vida la familia ecuatoriana y afecta a taxistas, transportistas, camioneteros, pescadores artesanales, etc. La eliminación de impuestos a las importaciones sólo beneficia a los comerciantes y con esto se afecta a la producción nacional. Remarca que la reforma tributaria lo único que busca es eliminar más impuestos a grandes empresarios, por ejemplo: con la eliminación del  pago anticipado del impuesto a la renta se favorece la evasión tributaria de las grandes élites.

Las diferentes federaciones de transporte del país se pronunciaron de la siguiente manera “rechazar el Decreto Ejecutivo nocivo a la ya debilitada economía del pueblo ecuatoriano y de los transportistas. Exigir al gobierno Nacional derogue el Decreto Ejecutivo No 883 y, en caso de que se ejecute el mencionado, amparados en el Derecho a la Resistencia, previsto en la Constitución decidimos suspender indefinidamente las actividades del servicio del transporte terrestre en el país y adoptar las medidas que la dirigencia resuelva al respecto.

Mesías Tatamuez, presidente de Frente Unitario de Trabajadores (FUT), dijo que el Gobierno de Moreno “se sacó toda la careta y planteó un paquetazo neoliberal, que le ordenó el Fondo Monetario Internacional (FMI), donde todo el peso del proyecto económico lo pones en las espaldas del pueblo ecuatoriano”.

El retiro de los subsidios a los combustibles afecta la canasta básica y se encarece la vida, dijo, antes de formular un llamamiento a la unidad al pueblo pues octubre será “el mes de la resistencia” y movilización social “gradual y permanente”, hasta llegar al paro nacional.

A través de un comunicado la  Confederación de la Nacionalidad Kichwa de Ecuador (ECUARUNARI), la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) y la Confederación de Indígenas Amazónicos de Ecuador (CONFENAIE), anunciaron que ya iniciaron  medidas de hecho indefinidas en todo el territorio nacional. Con la unidad del pueblo en resistencia activa, no permitiremos la imposición de políticas económicas acordadas con el FMI, ni las privatizaciones,  ni la flexibilización y desregularización laboral, así como ninguna medida económica que afecte y empobrezca al pueblo ecuatoriano y de igual manera, en continuidad con la lucha desde los territorios indígenas exigimos declarar al país libre de minería metálica.

La Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), expresó su rechazo a la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles pues afecta directamente al precio del transporte de carga, de los buses urbanos, parroquiales y rurales, lo cual desencadenará finalmente en el alza de pasajes e incremento de los precios de los alimentos y servicios básicos.

La Organización de Mujeres, por su parte, dijeron que sabedoras del impacto de las medidas económicas anunciadas por el Presidente Moreno y que recaerán sobre los y las más empobrecidos, es decir, la mayoría de la sociedad ecuatoriana y, de manera decisiva en las mujeres,  decidieron salir a las calles “nosotras nos declaramos en movilización permanente y nos auto convocamos el jueves 3 de octubre”.

La Federación de Médicos Generales y Enfermeras nos unimos en resistencia nacional contra las medidas económicas adoptadas por el Gobierno de Lenin Moreno Garcés

Patricio Alarcón,  presidente la Cámara de Comercio de Quito, fue enfático en manifestar que con las medidas económicas anunciadas por el gobierno “no vemos cómo esto va ayudar a la competitividad del sector productivo que es quien genera 9 de cada 10 plazas de trabajo”. Y expresó, además, la gran aspiración de los empresarios, la reducción de impuestos: “las empresas del país son las que más pagan impuestos y hay que ayudarlas”, señaló el dirigente empresarial de los comerciantes.

De su parte, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, se pronunció así: “expreso mi solidaridad con el heroico pueblo del Ecuador, hijo de Manuela Sáenz y de la espada libertaria del mariscal Antonio José de Sucre y del Libertados Simón Bolívar. ¡Basta de paquetazos del FMI!. ¡ Basta de la Miseria!

El ex canciller de Ecuador, Guillaume Long, a través de un twitter, aseguró “peligra la democracia en Ecuador; decretar estado de excepción es una cosa muy grave y habla muy mal de la capacidad política y económica del Gobierno”.

Hasta el momento que escribo este reportaje puedo asegurar que existen más de 350  de detenidos a nivel nacional. Entre ellos, el dirigente máximo de la Conaie, Marlon Santi, un dirigente juvenil, Jairo Gualinga y el dirigente del taxismo, Jorge Calderón.

Se ha sumado a las manifestaciones de rechazo, la ciudadanía en general,  de manera espontánea, quien indignada corea “fuera Moreno fuera”, en las calles de las principales ciudades del país. La queja mayoritaria de los manifestantes es la fuerte represión policial unida a la militar. Tanto es así que la Defensoría del Pueblo y la CIDH han rechazado la forma violenta con la que están actuando estas instancias estatales. A esto hay que denunciar la represión a 20 periodistas que estaban cumpliendo con su trabajo.

Marlon Santi, máximo dirigente de la CONAIE es detenido.

Fotos: Eva Rocío Villacís

 

Compartir
Artículo anteriorREPUDIO A REPRESIÓN DE PERIODISTAS ECUATORIANOS
Artículo siguienteECUADOR: ARRECIAN PROTESTAS Y MOVILIZACIONES
Eva Rocío Villacís
periodista profesional ecuatoriana graduada en la Universidad Central de Ecuador. Tiene una amplia experiencia en Comunicación Institucional. Ahora ha incursionado en el periodismo con la misma vocación y empeño que lo hizo como Relacionadora Pública de importantes instituciones y personajes de nuestro país. Muy interesada en los acontecimientos políticos, culturales, sociales e históricos que se suceden en el día a día en Ecuador, se permite trasladar a ustedes el pensamiento, sentir y hechos de nuestro país Ecuador, para que los hermanos latinoamericanos estén oportunamente informados y motivados a para seguir adelante en la construcción de la Patria Grande.