Miguel ¨Mike¨ Rodríguez, 55 años portando la antorcha de la identidad cultural, el servicio comunitario y el éxito empresarial

El futuro de la comunidad puertorriqueña está en manos de las nuevas generaciones

0
4531

11140059_460516407440582_2212880946214351494_nLos puertorriqueños en los Estados Unidos no pueden olvidar sus valores culturales porque es en la concienciación de su identidad donde se solventa el progreso y la aportación comunitaria, afirma el líder comunitario y empresarial Miguel ¨Mike¨ Rodríguez.

 

¨Son los valores y la cultura los que nos empoderan para luchar y construir una sociedad igualitaria donde el progreso y el bienestar sea la meta de todos¨, indica Rodríguez. ¨La lucha por el progreso de un pueblo nunca termina, pero si no estamos conscientes de quienes somos, nunca sabremos lo que queremos y mucho menos como lo lograremos¨.

 

Miguel Rodríguez es un icono comunitario, guerreo incansable, quijote labrador de sueños y conquistador de obstáculos que durante los últimos 55 años ha dado la batalla por el progreso de la comunidad puertorriqueña en Newark y en el Estado Jardín.

 

¨Newark era la capital cervecera del este¨, recuerda Rodríguez. ¨Tenía cinco compañías cerveceras, fábricas, un aeropuerto, aunque pequeño entonces. En 1960, Newark era una ciudad modelo, industrial y progresista¨.

 

La ciudad principal del Estado Jardín era una ciudad promisoria para un joven inquisitivo con ganas de triunfar y aportar a su comunidad. Llegó a Newark procedente de la Gran Manzana, ciudad a la que había sido enviado como castigo en 1957.

 

Rodríguez es natural de Arecibo, fueron sus padres el mayagüezano Esteban Rodríguez y la arecibeña Ricarda Zeno (Maisonet). Estudiante brillante, se graduó con altos honores en la escuela superior de la Villa del Capitán Correa. Ingresó en la Universidad de Puerto Rico, pero en lugar de estudiar, se dedicó a divertirse. Molesta por el desenfreno juvenil de su hijo, doña Ricarda lo envía a vivir con una tía a la urbe neoyorquina.

 

El Newark de 1960 era controlada por irlandeses e italianos, indica Rodríguez. ¨No había representación política para las minorías. Solo había un policía puertorriqueño, el caborrojeño, Jesús Padilla¨.

 

¨Tuvimos que abrirnos puertas a calzón ¨quitao¨, asevera Rodríguez. ¨El discrimen era rampante entonces. La revuelta de los afroamericanos en un barrio controlado por judíos en 1967 abrió puertas a una migración masivas de gente del sur lo que forzó un cambio político en 1970. La Coalición de Negros y Puertorriqueños logró la elección del primer alcalde afroamericano del este, Kenneth Allen Gibson¨.

 

Gibson, quién era amigo personal de Rodríguez, nombró dos vice alcaldes puertorriqueños en su administración. Mike quién fue vice alcalde para asuntos comunitarios y Ramón Añeses, quién aspiró a concejal por acumulación y perdió, como vice alcalde de protocolo.

 

¨Añeses no pudo aguantar la presión. Estuvo dos años y se mudó a Panamá. Yo estuve los 16 años que duró la administración¨.

 

Los 1970 fueron tiempos turbulentos para la comunidad puertorriqueña en Newark, puntualiza Rodríguez. ¨En 1974 la policía del Condado de Essex asesinó a dos jóvenes puertorriqueños en el Parque Branch Brook. Esto dio inicio a un motín que hizo temblar la ciudad. Como resultado de esta lucha se logró que se nombrara el primer juez hispano en la ciudad, el cubano español, Juan de Dios. Luego se nombró al primer puertorriqueño, el yaucano, René Martín Oliveras¨.

 

Los cambios en el sistema judicial iniciaron procesos que permitieron incrementar el número de policías y estímulo a los jóvenes a estudiar derecho.

 

¨Los cambios estuvieron entrelazados con el desarrollo de una concienciación sobre nuestra identidad puertorriqueña. El conocimiento de quienes somos incrementó la autoestima y reforzó valores que sirvieron de pilares para toda una generación¨.

 

Destaca Rodríguez la gran aportación cultural que hizo el actor puertorriqueño, Raúl Dávila, quién fue relacionista público de la ciudad. ¨Raúl tenía un programa en el Canal 47 que ayudó a reforzar la identidad puertorriqueña. Esencial también fue la grandiosa Hilda Hidalgo que desde la cátedra universitaria revolucionó con su verbo y acción a los estudiantes. Ella fue la gran mentora de todos nosotros. Nos abrió las puertas de la universidad. Nos guió para reclamar como nuestros la biblioteca y el museo de la ciudad, uno de los más completos en todo el país. Instrumental fue también el genial Ramón Vélez quién fundó el Desfile Estatal Puertorriqueño, primero en la ciudad de Passaic, donde vivía, y luego aquí en Newark, antes de irse a reconstruir El Bronx¨.

 

Rodríguez concluyó su labor gubernamental en 1986 cuando Sharpe James fue electo alcalde. Luis Quintana lo sucedió como vicealcalde de la ciudad. Mike estableció una Oficina de Relaciones Públicas y Cabildeo Político.

 

En 1988 organizó la Cámara de Comercio Hispana del Condado de Essex. Entre los cofundadores de la organización empresarial estuvieron José Ortiz, Jacinto Cardona y Antonio Pérez.

 

¨Los puertorriqueños nos hemos distinguido en todas las profesiones. Tenemos reconocidos políticos, empresarios, deportistas, artistas… Estamos en todas partes. Los jóvenes tienen que conocer la gran aportación que hemos hecho los puertorriqueños a Nueva Jersey¨.

 

Entre todos los lideres puertorriqueños de la diáspora en el estado, Miguel destaca la figura de la Dra, Hilda Hidalgo, a la que considera su mentora y motor de la transformación socioeducativa y económica de la comunidad.  Menciona entre otros puertorriqueños destacados al abogado y juez federal, Joe Rodríguez; al ex representante a la Cámara Wilfredo Caraballo, a la senadora María Teresa Ruiz; Félix Cruz, quien trabajó con el Gobernador Florio; Heriberto ¨Ito¨ Rodríguez, fundador del Congreso Boricua, el abogado y juez retirado Amilkar Vélez, la Dra. Olga Jiménez de Wagenheim, quien creo el instituto Puertorriqueño en la Biblioteca de Newark, entre otros.

 

¨Cada época ha tenido gente de gran valía que ha aportado al desarrollo de la comunidad hispana en el estado, Yo he estado en todas las luchas en los últimos cincuenta y cinco años y sigo batallando¨.

 

Rodríguez está preocupado por el impacto negativo que el recorte de fondos federales y estatales ha tenido en las organizaciones comunitarias de la ciudad.

 

¨Construimos organizaciones para ayudar a nuestra comunidad. La situación actual de recortes limita los servicios que estas pueden ofrecer a la comunidad. Ellas continúan dando la milla extra. Tenemos en Newark La Casa de Don Pedro, FOCUS, CURA y ASPIRA¨.

 

Rodríguez se mantiene firme en su compromiso comunitario. No ceja un minuto en defender los derechos adquiridos y motivar a otros a dar la milla extra. Su vida profesional ha sido enriquecida por grandes recompensas, pero destaca la celebración de la Fiesta de San Juan Bautista en el Museo de Newark, que organiza el Club de Leones Borinquén, como una de las más emotivas. ¨Ha sido un gran logro¨.

 

Rodríguez también se mantiene activo en su natal Puerto Rico donde tiene una fundación que honra la memoria de su abuelo materno.

 

¨Mi abuelo, Juan de la Cruz Maisonet Molina, fue dueño de fincas de café y tabaco, pero estaba comprometido con el mejoramiento del trabajador. Impulsaba el cooperativismo y la educación¨.

 

Un tramo de la Carretera 10 de Arecibo a Utuado en el Barrio Hato Arriba ostenta el nombre de don Juan Maisonet. Este próximo 10 de octubre, la Fundación tendrá una actividad en el Casino de Arecibo para recaudar fondos para las becas que otorga a estudiantes en el sector donde estuvo la finca del abuelo de Mike.

 

Mike entiende que el futuro de la comunidad puertorriqueña en Newark está en manos de las nuevas generaciones.

 

¨La asimilación no es la solución a nuestros problemas. La identidad, el saber que somos puertorriqueños y estar orgullosos de ello, es lo que nos permite labrar un mejor futuro para nuestra gente. Estamos compitiendo y solo ganamos si nos educamos. Es importante dominar la tecnología y abrirnos camino en esta economía cambiante. La base del triunfo es el orgullo de sabernos puertorriqueños¨.

Copyright @Ahora News NJ/PRC- Todos los derechos reservados