Mari Medrano, Líder y Pionera de la Industria de la Jardinería y Paisajismo

Exitosa en una industria dominada por el hombre, cambiando cambiado la perspectiva del rol femenino en la industria

0
651

Durante muchos años, las mujeres han evitado trabajar en industrias previamente dominadas por hombres; sin embargo, los tiempos han cambiado. Hoy en día están desarrollándose en áreas como la jardinería y paisajismo y al mismo tiempo, efectuando cambios innovadores.

Según el estudio del Estado de Empresas Pertenecientes a Mujeres del 2016 realizado por American Express, 1.3 millones de mujeres en los Estados Unidos son dueñas de empresas en la industria de jardinería y paisajismo. Durante el mes de marzo se celebra la Historia de la Mujer, por lo que es de gran importancia honrar a las mujeres que se han convertido en líderes y han abierto el camino para que otras sigan sus pasos.

Mari Medrano, miembro de la junta directiva de la Alianza Nacional Hispana de Jardinería y Paisajismo (NHLA, por sus siglas en inglés) y director de recursos humanos de CoCal Landscape, es un gran ejemplo de una mujer emprendedora que le ha brindado la oportunidad a muchos trabajadores hispanos de obtener visas de trabajo temporal en Estados Unidos y alcanzar nuevas oportunidades. Mari ha sido reconocida a nivel nacional por su rol en este proceso, y a continuación nos ofrece un poco más de información sobre las mujeres en su industria.

-¿Usted es miembro de la junta directiva de la NHLA y director de recursos humanos en CoCal Landscape, como enfatizarías la importancia de ser mujer en el trabajo?  ¿Específicamente en la industria de jardinería y paisajismo?

-El porcentaje de mujeres en los negocios está creciendo. Las mujeres están empezando a hacerse cargo y a ser empresarias en todos los campos, especialmente las mujeres latinas. Yo pienso que nosotras somos competitivas en todas las facetas del mercado porque tomamos nuestros valores como mujeres, como cuidadoras, y el hecho de estar a cargo contribuye al éxito del negocio. En la industria de jardinería y paisajismo las mujeres son pocas, especialmente como dueñas de empresas. Un mayor número de mujeres están dejando posiciones tradicionales de administración, y aceptando cargos en gerencia, operaciones y ventas. Pienso que esta tendencia fue lo que me ayudó tomar el rol en la junta directiva y me brindó la oportunidad de ser presidente electo de la NHLA. Las mujeres están empezando a dejar su huella en la industria de jardinería y paisajismo.

¿Cuál considera que es su proyecto o logro más importante?

-Considero que he tenido varios durante mi carrera. Establecer un departamento de recursos humanos en CoCal Landscape fue uno de ellos. Tuve que aprender por mi cuenta todo sobre el cargo, ya que no tuve predecesor que me enseñara. Recibí mucho apoyo y motivación para establecer el cargo y aprender todos los detalles por parte de los dueños de CoCal Landscape. Eso me motivó a aceptar el reto, pero al mismo tiempo me preocupaba porque tenía muchos ojos sobre mí. Temía fallar y en muchas ocasiones fallé, pero eso me dio aún más fuerzas para seguir enfrentando los retos. Todavía no he logrado todo en mi carrera. Un obstáculo en mi camino ha sido lograr la certificación profesional. He fallado dos veces, pero pienso lograrlo este año. Mi mayor logro ha sido mi trabajo con el programa H-2B. Me dieron el desafío de hacerme cargo de este programa para CoCal Landscape y lo hice con mucho empeño. Mi pasión fue siempre la de ser abogado de inmigración y este programa me permitió trabajar en esa área. Es un proceso complicado con muchos aspectos positivos y negativos, pero siempre lo disfruto mucho.

-¿Ha sido admirada al tener una carrera exitosa en una industria que es considerada dominada por el hombre?  ¿Ha tenido la oportunidad de ser mentor para aquellos que desean seguir sus pasos?

-No sé si otros me han admirado o considerado un mentor, pero por mi parte considero que tuve al mejor mentor. Jody Bost, la presidente de Cocal Landscape, quien trabajó en la industria de jardinería y paisajismo por mucho tiempo. Admiro mucho a esa mujer. Es una persona inteligente, tiene muchos conocimientos, es apasionada y justa, pero también fue muy dura. Era un aspecto necesario, al ser gerente en una industria dominada por los hombres, para asegurarse que sus colegas la respetaran y siguieran sus indicaciones. Jody es una persona considerada y me enseñó como manejarme en esta industria. Ella era muy exigente conmigo, lo cual me permitió aprender cómo mantenerme firme y lograr mis metas. La admiro como persona y me ayudó a moldear en quien me he convertido. Aún no he sido mentor formal de nadie, pero estoy abierta a esa oportunidad. He entrenado a muchos colegas, pero no he fomentado una relación formal de mentor. Tal vez este sea mi próximo reto.

-¿Cómo pueden las mujeres combatir las barreras del género en el trabajo?

Desafortunadamente, el ser mujer y latina puede crearnos muchas barreras. Estamos forzadas a realizar un mayor esfuerzo para poder recibir algún tipo de reconocimiento y ser tratadas con seriedad. Yo creo que si tenemos valores firmes e integridad podemos ser tratadas con respeto por ellos y por ser expertas en nuestro campo o industria. Tomarse el tiempo para aprender la profesión y estar abiertas a nuevas oportunidades es clave para convertirnos en líderes.

-Usted es reconocida nacionalmente por su conocimiento del programa H-2B y le ha brindado a muchos trabajadores hispanos la oportunidad de obtener visas de trabajo temporal en los Estados Unidos. ¿Qué tipo de obstáculos, si tuvo alguno, tuvo que enfrentar para hacerlo posible?

-He estado haciendo el programa H-2B por 15 años y cada año el proceso es diferente. Uno tiene que estar al tanto de todos los acontecimientos y estar dispuesto a pedir y ofrecer ayuda. Incluso si la otra persona es un competidor, hay que aprender a ayudarse mutuamente. Una cosa que he aprendido es a no engañarme a mí misma, porque en ese momento es cuando se presenta el problema. De igual forma, debo confiar en mis conocimientos. Por ejemplo, el año pasado aprendí mi lección cuando me dejé influenciar por personas que no conocían el programa tan bien como yo, y nos vimos afectados por el límite de visas H-2B.

-¿Teniendo 19 años de experiencia en la industria, qué consejo le darías a las mujeres que quieren obtener una carrera en jardinería y paisajismo o cualquier otra industria dominada por el hombre?

Sigue tu corazón. Nosotras las mujeres somos la minoría en esta y otras industrias, pero eso se convierte en una ventana de oportunidad para ser pioneras en esos campos.  Hazlo por la pasión hacia tu labor, sé un líder competitivo cuando es necesario, guíate por tus valores y principios, y nunca cedas a lo que te puede alejar de tu persona.