Maremoto azota administración de Ricardo Rosselló Nevares

0
555

Un fuerte maremoto (tsunami) ha azotado la administración de Ricardo Rosselló Nevares, gobernador de Puerto Rico, que ha puesto en tela de juicio su capacidad administrativa, lo asocia con prácticas de corrupción y tirado al piso sus sueños de revalidar como gobernador. La violenta ola se inició el lunes cuando el entonces Secretario de Hacienda, Raúl Maldonado Gautier, indicó en un programa radial que “una mafia gubernamental” corroía las entrañas fiscales del país, intentó extorsionarlo y había intervenido cuentas de sus clientes. La reacción del Primer Mandatario puertorriqueño fue despedir a su hombre de confianza, que no solo estuvo en Hacienda, sino que fungió como Secretario de la Gobernación y Principal Oficial Financiero del país.

A raíz del despido de Maldonado Gautier, su hijo Raúl “Rauly” Maldonado, abogado y contador público autorizado, llamó “corrupto” a Rosselló Nevares en las redes sociales. Detalló una serie de eventos que incluyen a la primera dama, Beatriz Rosselló, en supuestos actos de corrupción. El comentario, escrito con graves faltas ortográficas, estuvo cargado de malas palabras, especialmente una que se ha convertido en la voz del día “mamab…”. (lame órgano sexual masculino”.

El ex Secretario de Hacienda estuvo el viernes pasado en las oficinas Negociado Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) por lo cual se deduce que fue informado de su posible arresto y este en su desesperación intentó lavarse la cara señalando a su jefe.

“El FBI le pisa los talones al primer mandatario e inició a cerrar el cerco con las personas más cercanas al Gobernador”, indica el historiador Luis Santaliz Villabella. “El primero fue su mano derecha y amigo íntimo Elías Sánchez, para seguir con Maldonado Gautier quien prácticamente tenía en su poder la chequera de Puerto Rico”.

“Esto es el inicio del final de la carrera política de Rosselló Nevares. Líderes de la cúpula del Partido Nuevo Progresista (PNP) miran hacia la Comisionada Residentes, Jennifer González, o Tomás Rivera Schatz, presidente del Senado, ambos vicepresidentes de la colectividad, como posibles candidatos a la gobernación”.

La explosiva situación con el extitular de Hacienda y su hijo lleva meses cuajándose. La semana pasada Rosselló Nevares apoyó a Maldonado cuando salió a la luz pública que este estaba siendo investigado por el FBI. De hecho, el Gobernador apoyó a Maldonado también cuando se dilucido un conflicto de interés por contratos con BDO donde estuvo envuelto también el hijo del exsecretario el pasado mes de mayo. El escándalo de los contratos y el conocimiento de la investigación fue la razón para que Maldonado regresara a Hacienda cuando fungía como Secretario de la Gobernación el pasado mes de mayo.

La administración intentó justificar su acción al despedir a Maldonado Gautier alegando que este no le había informado al Gobernador de las acusaciones que dijo públicamente. Empero, la ex Secretaria de Hacienda, Teresita Fuentes, indicó que ella había compartido sus preocupaciones sobre la situación con el Gobernador y que esto le costó su puesto.

Líderes del PNP han intentado aminorar la situación desacreditando a Maldonado hijo e indicando que el país debe concentrarse en las cosas positivas que ha hecho la administración.

Tomás Rivera Schatz, conocido rival de Rosselló, hizo un llamado a las huestes del partido a mantenerse firmes para lograr cuatro años más en el poder. Describió los logros administrativos y criticó a los líderes opositores del Partido Popular Democrático (PPD) que han hecho fiesta con la situación del Gobernador y les recordó sus problemas con la corrupción.

Por su parte del alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, dijo que se debía dar espacio al Gobernador para que se lleven a cabo las investigaciones pertinentes para aclarar las acusaciones presentadas por Maldonado Gautier, pero señaló que este es un momento difícil para la palma (símbolo del PNP) y que se debía resolver la situación a la mayor brevedad posible para poder concentrarse en la campaña política del año entrante.

Contrario a su retórica de ataques continuos a la prensa, su famosa frase de “fake news”, el comentarista radial Luis R. Dávila Colón indicó ayer en su programa radial que este es un problema estilo Caín donde hermanos atentan contra hermanos.

“Esta situación es un estilo Caín porque ocurre entre penepés, no podemos culpar a la prensa ni a los populares (militantes del PPD)”.

La situación se agrava por la inexperiencia de los jóvenes que rodean al Gobernador, la falta de una figura sólida que pueda usar su imagen para detener la avalancha de ataques contra la administración y la falta de credibilidad que rodea a Rosselló Nevares que es visto por el pueblo como un mitómano.

“El Gobernador es visto como un mentiroso compulsivo y sus aliados han demostrado su avaricia y falta de ética profesional”, indica José Álvarez de Ponce. “Cada vez que sus empleados intentan desviar la atención del problema empeoran la situación. Estos jóvenes carecen de experiencia política y desconocen las artes de expresión pública”.

Mientras tanto, se conoce que existen entre 15 y 20 investigaciones federales contra la administración asociadas unas a la ex Secretaria de Educación Julia Keleher, al asesor Alberto Velázquez Piñol y a Elías Sánchez.

 

 

 

El ex titular de Hacienda, Maldonado Gautier, y su hijo, han sido citado por la Secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced, para que expongan sus acusaciones. Sin embargo, indirectamente los amenazó con posibles de las consecuencias que se enfrentan si mienten en su testimonio.

 

Raúl Maldonado, hijo, por su parte señaló que no confía ni en la Secretaria ni en la Justicia puertorriqueña, que solo testificará con el FBI.

 

Puerto Rico atraviesa por uno de los peores momentos en su historia política desde 1952 cuando se estableció el Estado Libre Asociado. El bipartidismo, la alternancia en el gobierno del PPD-PNP, el fanatismo político y la corrupción han llevado al fracaso el experimento autonómico.

 

El cuadro político del PNP se complica debido al rechazo del liderazgo republicano en el Senado federal a su programa integracionista. La administración Trump se ha negado a entregar el dinero aprobado por el Congreso a la administración Rosselló debido a serios cuestionamientos asociados a la corrupción.

 

Todo el país está en espera de arrestos y posibles acusaciones contra Ricardo Rosselló Nevares por parte de los federales. Para engalanar el tétrico cuadro político del Gobernador, ayer se anunció que el presidente de la Junta de Supervisión Fiscal, que supervisa los gastos del gobierno, José B. Carrión III y la Comisionada Residente se sumaron a los esfuerzos reeleccionarios del presidente Donald Trump, a quienes muchos perciben como el verdugo del Gobernador.

 

“Nos enfrentamos a un año eleccionario difícil para el país, pero más para el Gobernador y el PNP”, señaló José Pérez de Guaynabo. “El Gobernador ya era un candidato muerto, pero ahora apesta. Si el PNP no se sacude de este lastre debe decirle adiós a Fortaleza”.