La Educación en Masa Esta Obsoleta

Según el educador Sir Ken Robinson en su conferencia Cohan Lecture del 2016, la educación en masa está totalmente obsoleta. En esta aseveración estamos totalmente de acuerdo porque los tiempos ya cambiaron totalmente pero continuamos educando en Puerto Rico de la misma manera que hace seis décadas.  Se asume que uno va a la escuela para educarse y luego para conseguir un trabajo por treinta años, se retira para luego a criar nietos hasta que se muere.

 

Antes, la escuela tenía todos sus programas en masa. El mismo currículo para todo el mundo, el mismo libro para todos, y se movían como maquinas produciendo un producto.  La gente se graduaba de cuarto año de escuela superior y conseguía un trabajo suficientemente bueno para mantener su familia.

 

Esto funcionaba tal vez durante la época industrial donde había que hacer todo en masa, rápido para poderlo vender y distribuir a las masas de personas que podían consumir los productos nuevos.  Esta producción era mayormente en los Estados Unidos de Norte América.  Pero ahora ya no es así porque estamos en una economía global la cual ha cambiado los sitios donde se producen productos, la forma en que se producen, los robots están haciendo trabajos de los humanos, la comida viene por barcos americanos con productos de todas partes del mundo. La transportación de productos también es aérea, y la industria de la información está acaparando los mercados.

 

Todo alrededor del mundo es completamente nuevo y cambia todos los días.  Sin embargo, nuestro sistema educativo de Puerto Rico tiene una burocracia que es una arena movediza donde se hunden todos los estudiantes y sus familias.

 

Estamos dando clases pero el estudiante no está aprendiendo.  O tal vez no es de su interés lo que le estamos dando como material educativo. Estamos educando de la cabeza para arriba en vez de educar todo el cuerpo usando las inteligencias múltiples del ser humano. Le damos importancia a las ciencias, matemáticas y tecnología con la creencia que van a conseguir un trabajo en esas ramas.

 

Todos sabemos que los jóvenes tienen habilidades naturales en ramas diferentes. Algunos son atletas, bailarinas, pintores, dibujantes, oradores, escritores y hasta matemáticos.  Debemos ofrecer algo diferente para que los estudiantes no se vayan de la escuela.  A veces culpamos a las familias pero realmente quien falla es el sistema público educativo el cual está podrido con política partidista.

 

Es muy importante darnos cuenta que tenemos que cambiar los sistemas educativos ahora.  De lo contrario nuestros hijos no tendrán las herramientas necesarias para competir en una economía global donde todos los países compiten.

 

La situación de cambio requiere de líderes que tengan como prioridad número uno la educación del país. Todo el mundo tiene las manos metidas en las decisiones de la educación. Hemos pasado leyes que obligan a seguir el sistema que tenemos.  Las uniones tienen contratos firmados para que el sistema siga de la misma manera. La estructura burocrática mantiene cuidadosamente los puestos administrativos en el departamento de educación pública con la excusa que es requerido por lo federales o una ley establecida por el gobierno local.

 

La ley se puede cambiar. Ahora mismo, con la Junta de Control Fiscal, podemos dejar esas leyes sin efecto y escribir una funcional la cual vaya con los tiempos y a favor del estudiante.

 

El Departamento de Educación de Puerto Rico ha servido como una institución donde se premian los que ayudan en la política.  El Departamento de Educación es un botín gigante de cuatro billones del cual todos desean tener un contrato.

 

Entendemos que cambiar es una tarea difícil de llevar a cabo pero se puede hacer.  Nuevamente les sugiero que cierren el Departamento de Educación Oficina Central, los distritos escolares y las regiones.  Todo el dinero debe repartirse a las escuelas en base a la población estudiantil.

 

Con el dinero que se usaba para administración que sobra, se le puede duplicar el sueldo a los maestros de escuela elemental y tal vez poner dos maestros por salón. Eso sí, la tarea será el aprendizaje estudiantil de una manera nueva, individualizada y donde la creatividad no se le cuarte a los estudiantes. Debemos quitar las pruebas estandarizadas de todos los niveles. Ese dinero puede ser usado para sueldos de maestros.

 

Cada maestro que no tenga vocación ni que haga su trabajo debe ser despedido de inmediato debido a que atenta en contra del país y sus habitantes.  Los maestros deben ser especialistas en la materia en vez de usar cualquiera que esté disponible en una lista de lotería.  El jugar ruleta rusa con las posiciones de maestros también es una práctica que va en contra de toda lógica.

 

Debemos darle la administración del departamento de educación de forma temporera al Estado de Florida o Michigan para que ellos se encarguen de hacer las entrevistas de maestros, administradores y  personal con las cualificaciones adecuadas para la población de Puerto Rico. También esto sería para usar el sistema administrativo digital existente de otros estados. Simplemente, no confiamos en los procesos de papel que tenemos actualmente, con veinte firmas, y la burocracia que tenemos. También debido al historial de corrupción y la ineptitud que existe todavía en esa agencia gubernamental.

 

Esperamos que los candidatos a gobernador tomen nota de lo sugerido. Solo así podremos hacer un cambio positivo para el desarrollo del país.

Share