La Dra. Alicia Barba, dermatóloga de Dove, comparte sus consejos más codiciados esta temporada

0
2812
  • Actualizar tu vestuario: ­ A medida que cambian las estaciones, también cambian nuestros armarios, que sorprendentemente pueden influir en la piel. Al optar por ropa más pesada, trate de evitar telas ásperas. La tela por el cuello y las axilas puede causar irritación e inflamación de la piel, especialmente telas como poliéster, nylon, spandex y lana. Es importante asegurarse de que las telas NO estén frotando la piel para evitar rozaduras. Si eres sensible a la lana o al material de suéter pesado, usa algo suave y delgado debajo como capa base, como un forro de seda.
  • Adaptación a los cambios climáticos: El clima puede cambiar drásticamente y afectar la condición general de la piel de las axilas. Con un clima más frío inminente, esto puede causar que la piel de la axila se seque debido a las temperaturas más altas durante el uso de la ducha y al mismo tiempo usar ropa pesada que pueda irritar la piel. Recomiendo usar Apple & White Tea Dry Spray Antiperspirant. Formulado con ¼ de humectantes y NutriumMoisture que ayuda a la piel a mantener su equilibrio de humedad con el tiempo y ayuda en el proceso de renovación natural de la piel al tiempo que proporciona un aroma navideño que es perfecto para la temporada de invierno.
  • Nunca te olvides del protector solar: ¡Siempre debes de tenerlo! Tu piel es el órgano humano más grande, y es el más visible. No importa en qué temporada estemos, la piel absorbe constantemente los rayos de envejecimiento ultravioleta como una esponja, que luego dañan tu ADN, colágeno y causa anomalías pigmentarias. Muchas personas de color tienden a creer que son invencibles cuando se trata del sol y que no necesitan protección solar, ¡pero es un gran error! Encontrar la combinación adecuada es importante para que la piel no se vea escamoso y el producto sea invisible. Creo que esto requiere un poco de prueba y error dependiendo del tono de su piel.