La controvertida manera con que Amazon quiere asegurarse de que recibes el paquete en tu casa

La controvertida manera con que Amazon quiere asegurarse de que recibes el paquete en tu casa

¿Quién no ha sentido la frustración de perderse la entrega de un paquete por no estar en casa?

Amazon quiere ponerle solución con un nuevo sistema que permitirá a los repartidores abrir la puerta de tu domicilio aunque no estés.

Quienes deseen entrar en casa con la satisfacción de saber que el paquete ha llegado a su destino deberán adherirse al nuevo servicio llamado Amazon Key que de momento se pondrá en marcha en 37 ciudades de Estados Unidos.

Los usuarios necesitarán un cerrojo “inteligente”, una cámara de seguridad llamada Cloud Cam y mucha confianza para dejar entrar a desconocidos en su casa.

 

El mecanismo de funcionamiento es sencillo.

Poco antes de que el repartidor llegue a destino, el usuario recibirá un mensaje de texto que le invitará a elegir entre ver la entrega en vivo o recibir un vídeo después.

Una vez el repartidor llegue al domicilio llamará a la puerta por si hubiera alguien, tal como ocurre ahora. Si nadie responde, Amazon Key empieza a operar.

El mensajero pasará el código de barras del paquete por un escáner y la cámara empezará a grabar. A través de una aplicación, el distribuidor podrá abrir la puerta del domicilio y dejar el paquete dentro, a salvo.

El mismo sistema de cerrojos inteligentes servirá también para permitir el acceso a la vivienda a limpiadores, paseadores de perros o invitados.

Eso sí, la empresa no recomienda usar el servicio si hay mascotas en la casa que puedan atacar al repartidor o escaparse, o si hay alarmas que deben ser desactivadas con código.

 

Confianza

Eso sí, los clientes van a necesitar mucha confianza en el gigante del mercado online para permitir que desconocidos entren en sus casas.

El analista Ben Woods, de CCS Insight, dijo a la BBC que convencer a los clientes de que el sistema es seguro será lo más difícil para el gigante del comercio electrónico.

“Lo que yo creo es que se ha debido trabajar mucho para asegurarse de que los cerrojos son seguros pero bastará un solo incidente para echar todo por tierra”, apuntó.

Woods dijo también que “nadie querrá tener en la puerta de su casa algo que no ofrece las suficientes garantías de seguridad”.

La seguridad, de hecho, es el aspecto que más se ha comentado en la redes sociales desde que se dio a conocer la noticia.

Algunos usuarios como Dan, han comentando en la página web de la BBC en inglés que el problema no es realmente el repartidor de quién hay datos sino la vulnerabilidad de los cerrojos electrónicos ante los ciberataques.

Otro lector, mazedasastoat opina que la idea está bien si tienes un garaje o una puerta de acceso separada de la vivienda pero que él “nunca dejaría entrar a nadie dentro de casa”.

Algunos rechazaron la idea frontalmente asegurando que seguirán la técnica de marcar como opción preferente de entrega el “dejárselo al vecino”, menciona DW74.

Amazon adelantó que el sistema comenzará a operar en pruebas el 8 de noviembre en 37 ciudades de Estados Unidos donde Amazon se encarga de la distribución, por tanto no afectará a terceros como DHL, UPS o Fedex.

“Los profesionales están formados y se ha comprobado tanto sus antecedentes como sus vehículos”, señaló la empresa.

La cámara Cloud Cam cuesta US$120 y el cerrojo inteligente con instalación gratuita estará disponible a partir de US$249 aunque por ahora sólo se comercializará en Estados Unidos.

 

Share