Follaje, langostas y faros: Cruceros de otoño

0
495

Panoramas variados con follaje de gran colorido en múltiples puertos para explorar en aguas protegidas. Faros para admirar y deliciosas langostas para degustar. ¡No hay como un crucero a Nueva Inglaterra y el Canadá en el otoño!

Septiembre y octubre son los mejores meses para el mayor colorido del follaje, pero frecuentemente, encontrar el color máximo es simplemente cuestión de suerte.

“A veces la Naturaleza juega trucos,” dijo el Dr.  Lew Deitch, profesor de geografía en la Universidad de Arizona, que presenta charlas en barcos cruceros.

Condiciones meteorológicas como temperatura, lluvia y sol pueden determinar no solamente cuando se disfruta del máximo colorido sino cuan vibrantes son los amarillos de abedules y sauces y los tonos de los rojos y naranjas de las variedades de arces.

“Teníamos mucho rojo y amarillo en el follaje hace dos días,” nos dijo una mujer en la villa de pescadores de St, Martins, cerca de St. John, Nuevo Brunswick, Canadá, durante un crucero en octubre del 2017, “pero tuvimos una tormenta con mucho viento y se lo llevó.”

“Predecir el tiempo de máximo colorido es como un juego de azar,” comentó un residente de Saguenay, Canadá. “Puede ser diferente cada año.”

Pero aunque el colorido de las hojas es un gran atractivo de estos cruceros de otoño, hay otras grandes atracciones que son constantes. Entre estas se encuentran sitios históricos, faros preciosos y langostas deliciosas.

He aquí algunos imperdibles que hemos disfrutado en varios cruceros de la línea Holland America Line por esta región:

El interior de este palacio              Newport The Breakers and garden view 

Newport, R.I. – El paseo costero, Cliff Walk, con una visita a la mansión del magnate Cornelius Vanderbilt II, The Breakers. Un paseo por el interior de este palacio de 70 habitaciones muestra el lujo de la Era Dorada de finales del Siglo XIX.

Boston, Mass. – El Trecho de la Libertad, “Freedom Trail” abre una ventana a la época colonial e historia revolucionaria. Es un trecho de 2.5-millas marcado por una línea roja en las calles y lleva a iglesias, sitios de reunión, cementerios, la casa del patriota Paul Revere que data del 1680 y la Old North Church, entre otras atracciones. Una manera conveniente de explorar es por medio del Old Town Trolley.

Bar Harbor, Maine – Un pueblito precioso en la isla Mount Desert Island, donde se encuentra la Montaña Cadillac de 1,532 pies de altura en el parque nacional Acadia, Bar Harbor cuenta con boutiques y galerías de arte de artistas locales y una heladería que ofrece helado de langosta (es como un helado de vainilla con pedacitos de carne de langosta). El parque Acadia cuenta con carreteras de carruajes y puentes de piedra construídos por John D. Rockefeller, Jr. del 1913 al 1940. Y muy popular es tomar un tur de pesquería de langostas con un naturalista abordo que habla sobre las deliciosas criaturas o un bote del Bar Harbor Whale Watch Company para avistar ballenas.

Rockland, Maine – Visitas a Camden, un pueblito pintoresco aquí y una cena de langosta en el hotel Samoset Resort son visitas obligadas. En el menú hay una langosta entera salpicada con mantequilla, mejillones, papa asada, maíz, pan fresco, ensalada de col, y pastel de arándanos.

 

 

 

Halifax, Nueva Escocia – El fuerte de la Citadela del Siglo XVIII, en forma de estrella es una atracción, al igual que el bello faro de Peggy’s Cove, a una hora de Halifax en St. Margaret Bay. Peggy’s Cove es una pintoresca villa de pescadores y el faro más fotografiado del Canadá – una belleza en blanco como la altea y rojo, en un promontorio frente al mar.

Quebec Chateau Frontenac

 

Quebec City, Canadá – Una caminata por la vieja ciudad amurallada que es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, lleva a la Plaza Real con sus edificios de piedra, la iglesia Notre-Dame-des-Victoires, el hotel Fairmont Chateau Frontenac, como un castillo, y Le Quartier Petit Champlain, un área peatonal con calles de adoquines, cafés, boutiques y entretenimiento callejero.

Saguenay, Canadá  – Este fiordo ofrece gran colorido de follaje de una variedad de árboles en bosques que bordean los dos lados del fiordo. Una estatua de 33 pies de altura de la Virgen María es otra atracción aquí.

Muchos cruceros embarcan o desembarcan en Nueva York y en Montreal donde hay un festín de atracciones incluyendo impresionantes rascacielos y obras teatrales en Broadway y la bella Basílica de Notre Dame en Montreal en estilo neo-gótico, con un altar y vitrales inspirados en La Sainte Chapelle de París.

SI USTED VA – Entre las líneas de cruceros que ofrecen travesías por Nueva Inglaterra y el Canadá este otoño se encuentra Holland America (www.hollandamerica.com).