‘’EL ESPIRITISMO EN PUERTO RICO’’ 1860 – 1907

El nuevo libro de Gerardo Alberto Hernández Aponte

0
6683

El doctor en filosofía, historiador, escritor y profesor universitario Gerardo Alberto Hernández Aponte fue invitado por el estudiante Kevin Rupizá; presidente de la Asociación Estudiantil de Historia de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez para presentar una conferencia a los estudiantes y profesores de la universidad sobre su nuevo libro: ‘’El Espiritismo en Puerto Rico (1860-1907).’’

012

El doctor Hernández Aponte llegó acompañado de la historiadora y profesora de historia Dra. Sandra Henríquez quien hizo la introducción previa a su participación. Hernández Aponte ha recibido premios en la categoría de investigación y crítica de los premios nacionales de literatura y periodismo correspondiente a los mejores libros y artículos periodísticos. Se ha distinguido por presentar sus trabajos en los diferentes congresos en diversas partes del mundo como: Estados Unidos, Brasil, Canadá, Colombia, España, Argentina, El Salvador, Costa Rica, Cuba y Puerto Rico. Conocido por libros como: ‘’La Cieguecita de la Cantera,’’ ‘’La Iglesia Católica en Puerto Rico Ante la Invasión de Estados Unidos de América: lucha, sobrevivencia y estabilización (1898-1921).

Este libro ‘’El Espiritismo en Puerto Rico’’ requirió varios años de estudio por su autor, consta de 600 páginas, mapas, fotos, índice onomástico y notas al calce. Su autor conversa con Ahora News.

008

– ¿Qué le inspiró para escribir el libro?

– Cuando yo hice mi tesis de maestría que es sobre La Iglesia Católica en Puerto Rico y la Invasión, vi que distinto a la Masonería y distinto al protestantismo; no habían estudios académicos sobre el espiritismo y si los habían eran escasos y se circunscribían a temas específicos. Por ejemplo: hay una tesis de maestría de la UPR que se publicó de Nancy Helsie Shannon sobre el espiritismo y la mujer que abarcaba de 1900 a 1905 pero mi interés fundamental era en el siglo XIX, así que no había nada y, por otro lado, mi imaginario social sobre el espiritismo concebido como: adivinación, ocultismo, hechicería, brujería era distinto al que las fuentes que yo consulté de la época del siglo XIX de cómo hablaban del espiritismo. Y yo me dije: pues este tema hay que estudiarlo. Y eso fue lo que me motivó, esas dos razones: la ausencia de estudios académicos y la no concordancia de mis ideas sobre el espiritismo con lo que los mismos espiritistas y las fuentes del siglo XIX decían de qué era el espiritismo.

 

– ¿Usted entiende que en Puerto Rico se practica mucho el espiritismo?

– Sí. Pero el espiritismo que yo estudio ha cambiado, se ha diversificado. Es como cuando usted habla del cristianismo que hay cristianos católicos, hay cristianos protestantes, ortodoxos; pues es lo mismo. Hay espiritistas científicos o que estudian a Allan Kardec, hay espiritismo folklórico, hay diversas variantes mezcladas con la santería que llega de Cuba. Pero sí, de que se practica, se practica.

 

– ¿Entre Las Antillas, por ejemplo; cuál es el país en que más se practica el espiritismo?

-¡Anda! Esa parte no la puedo decir con certeza porque aquí hay mucho, en Cuba hay mucho, de República Dominicana no he encontrado casi información pero, por lo menos en los dos lugares. Lo que pasa es que en República Dominicana también está mezclada con santería y hay como tres o cuatro variantes del espiritismo, además del espiritismo de Allan Kardec.

 

– ¿Y del espiritismo de Haití?

– Ese nunca me he metido a estudiarlo.

 

– ¿La religión católica habla mucho de santos pero hay también quien practica el espiritismo; se permite eso o van de la mano?

-Son cosas distintas: la iglesia Católica prohíbe el espiritismo, siempre lo ha prohibido pero hay gente como lo hay en todas las creencias y religiones, que es católica, o dice ser católica y practica el espiritismo, o sea; practica las dos cosas. De hecho, ya en el siglo XIX yo tengo gente que está haciendo lo mismo, que no es una novedad. Igual que la iglesia católica prohíbe la masonería y hay católicos que dicen ser católicos y son Masones.

 

-¿Cuál es la diferencia con los Masones? En los cementerios existen tumbas Masónicas que son desprovistas de cruces y Biblias y eso llama la atención.

– La Masonería es una sociedad secreta, otros dicen que es una sociedad de ideas donde pertenecen hombres varones, donde creen en un dios que llaman el gran arquitecto del universo pero no definen quién es dios, donde hay libertad de pensamiento, no es una religión pero la iglesia católica la condena y todavía está condenada por la iglesia porque dicen que maquinan para destruir el poder de la iglesia. En el siglo XIX había espiritistas que eran masones y había masones que eran espiritistas pero también había espiritistas que no querían saber de los masones y viceversa. Y muchos padres de la patria y muchos patriotas en diversas partes de América fueron masones porque era el único lugar donde se podían reunir a discutir libremente las ideas; no había libertad de pensamiento, no había libertad de expresión y dentro de las logias, que es el nombre que le dan al lugar de los templos que ellos usan o al lugar de reunión, ellos se reunían a discutir sus ideas. Por eso muchos movimientos libertadores en América están relacionados a la masonería. Por ejemplo: muchos padres de la patria de Estados Unidos eran masones y aquí en Puerto Rico Betances era masón y muchos otros.

 

– ¿La masonería se considera una religión?

– No, una asociación.

– Tengo entendido que hay personas que no desean publicidad porque funciona como un secreto.

– Lo que yo tengo entendido es que los rituales que ellos utilizan son secretos, aunque ya creo que no son tan secretos porque en Internet uno los puede localizar. Esa parte está en agenda estudiarla, claro, en el siglo XIX todavía no me he metido oficialmente a estudiarla.

 

-¿Cómo se distingue a un masón?

– A veces tienen en la escuadra y el compás en la sortija o en la solapa de la camisa y entre ellos tienen unos signos que se saludan entre ellos y saben quién es y quién no es, o a menos que públicamente sepa por X ó Y quien es o quien no es porque haya salido en alguna revista o algún periódico.

 

– ¿Después de aquí; hacia dónde lleva el libro?

– Pues a donde quiera que me inviten. El libro salió el año pasado y se consigue en Amazon, en la librería Norberto González en Río Piedras, en la librería La Tertulia del Viejo San Juan, en la librería del Instituto de Cultura Puertorriqueña en San Juan, en la librería Las Paulinas, en las librerías San Pablo. Para comunicarse conmigo, pueden hacerlo al 787-203- 1075.

 

Yo soy historiador, el libro ’’El Espiritismo en P. R.fue mi Tesis doctoral de historia, es un libro académico, no es un libro a favor del espiritismo ni en contra, sino, que simplemente yo analizo históricamente cómo llegó este fenómeno a Puerto Rico, cómo crece y cómo se esparce, qué ideas negativas o positivas surgen cuando llega, quiénes se manifiestan en contra, porqué se manifiestan en contra. Tengo un apéndice donde enumero los Centros Espiritistas de la isla desde 1860 hasta 1907 por pueblo y por nombre del centro. Usualmente pongo la primera directiva que compuso el Centro Espiritista. Es un libro de quinientas y pico de páginas con notas al calce porque yo documento y expongo de dónde saqué la información, no me lo inventé ni imaginé las cosas. Mi libro es basado propiamente en fuentes primarias: periódicos y documentos que se escribieron en el momento en que ocurrieron los hechos, yo no hice entrevistas, yo no me puse a buscar en Internet; yo fui a los archivos y a las bibliotecas del país: a las bibliotecas de España, de Argentina. Ese es un trabajo investigativo bien riguroso y serio; un trabajo académico.

La Universidad de Puerto Rico reconoció la labor de Gerardo Alberto Hernández Aponte y entre ciento cincuenta obras que se reconocieron, seis son de Hernández Aponte.