Destino: Oslo, Noruega

0
1267

Oslo, la capital de Noruega, es una de las joyas de Europa, una urbe escandinava moderna y  a la vez con mucha historia –una historia legendaria incluyendo la era de los vikingos (del 800 al 1050 A.D.). Es, por lo tanto, un destino muy interesante para unas vacaciones y un popular puerto de cruceros en itinerarios a los fiordos noruegos, al Cabo Norte y travesías por el norte de Europa. En nuestro caso, durante nuestra última visita, Oslo fue una escala durante un crucero alrededor del mundo a bordo del barco Amsterdam de la línea Holland America este año.

 

Una ciudad fácil para explorar, Oslo tiene un excelente sistema de transporte público incluyendo subterráneo, tranvías y autobuses, al igual que un autobús turístico, City Sightseeing, con 18 paradas. Y muchos de los puntos de interés están cerca unos de otros, así que se pueden visitar durante caminatas por la ciudad.

Que ver:

El Palacio Real, una estructura imponente en estilo neo-clásico, data del Siglo XIX y está ubicada al tope de la calle principal de la ciudad, Karl Johansgate. Es la residencia oficial del monarca noruego, Harald V. El palacio está rodeado por un bello parque con lagunas, estatuas y majestuosos árboles, y tiene una plaza al frente. El palacio está abierto al público para visitas a los salones de estado. Las giras por el interior del palacio, son por medio de boletos y duran aproximadamente una hora y se ofrecen en el verano.

La entrada para los turs por el palacio es por el Slottsgarden en la parte trasera del palacio. Hay una ceremonia de cambio de la guardia cada día a las 1:30 p.m.

Otro punto de interés es el Parlamento que está también en Karl Johansgate, en el número 22. Ha sido sede del cuerpo legislativo del país desde el 1866. Está diseñado en una variedad de estilos con influencias francesas e italianas y cuenta con detalles en ladrillos amarillos y granito gris. La cámara plenaria está ubicada en una elegante sección semi-circular al frente del edificio. Se ofrecen paseos por el interior por boleto.

Aún otro edificio gubernamental interesante es el Ayuntamiento, en estilo moderno con dos torres incluyendo una con un reloj.

 

Un imperdible es el futurístico edificio de la Opera de Oslo, una estructura en mármol blanco terminada en el 2008. Cuenta con excelente acústica y un techo inclinado. “Su estilo arquitectural se ha comparado a un glaciar en el fiordo de Oslo,” nuestro guía local nos dijo y es la verdad. La Casa de la Opera es sede de la Opera Nacional y el Ballet Nacional de Noruega y del teatro nacional del país. Está ubicada en el barrio Bjorvika en el centro de Oslo en el fiordo de la ciudad e invita a los visitantes a subir a su techo inclinado para disfrutar de vistas de Oslo. Aún otro edificio de gran interés es el Centro del Premio Nobel de la Paz, en el Brynjulf Bulls Plass 1. Aquí el visitante puede disfrutar de exhibiciones sobre la historia del prestigioso premio y muestras sobre los ilustres ganadores.

 

El Castillo Akershus es una fortaleza medieval que data del Siglo XIII y que fue renovada en estilo renacentista en el Siglo XVII. Construída de piedra, era residencia real en otras épocas, y protegía al puerto de Oslo. Cuenta con salones de banquetes, oficinas gubernamentales y una iglesia histórica. Está abierta al público con entrada por boleto y se encuentra a unos pasos de uno de los muelles de cruceros de la ciudad.

De mucho interés cultural es el Museo del Barco Vikingo en la península Bygdoy, con barcos de la era de los vikingos bien preservados, artefactos encontrados en tumbas vikingas en el fiordo de Oslo, y muestras sobre la cultura vikinga.

Para los aficionados del arte

Los amantes del arte están de plácemes en Oslo. Una visita obligada es al Parque de Esculturas Vigeland en Entre Kirkevn. Terminado entre el 1939 y el 1949, cuenta con más de 200 esculturas en bronce, granito y hierro por Gustav Vigeland. Es el parque de esculturas mayor del mundo con obras de un solo escultor. La mayoría de las esculturas están organizadas en cinco unidades: La Compuerta Principal, el Puente con área de recreo infantil, Las Fuentes, el Monolítico y La Rueda de la Vida. El parque está abierto 24 horas cada día y la entrada es gratis. Hay un museo en el recinto donde la entrada es por boleto.

La Galería Nacional, en Universitetsgata 13, es otro punto de interés para los aficionados del arte pues cuenta con una excelente colección incluyendo la famosa obra “El Grito” de Edvard Munch. Pintada en el 1893, la obra muestra a un ser gritando y su grito silente se amplifica con líneas fluídas y colores expresivos. Es la obra más conocida de Munch, famosa en el mundo entero. El Museo Munch, una parada del autobus turístico, cuenta con la mayor colección de obras del artista en el mundo. Este museo está en planes de mudada –pues está construyendo un nuevo edificio cerca de la Casa de la Opera de Oslo.

Excursiones desde Oslo – Muchos viajeros aprovechan su viaje a Oslo para disfrutar de una gira por los bellos fiordos noruegos incluyendo los de Geiranger y Sognefjord con sus verdes montañas con picos nevados, saltos de agua, fincas en las montañas y pintorescos villas y pueblitos de sus alrededores incluyendo a Flam.

 

Souvenirs – Recuerdos populares de Noruega incluyen preciosos suéters y otros excelentes artículos de lana como sombreros, bufandas y guantes. También muy populares son muñecos de “trolls,” los gnomos o seres legendarios y míticos de Noruega.

 Informes – Para mayor información sobre Oslo, los fiordos de Noruega y otras atracciones, vaya a www.visitnorway.com.

 

 

Compartir
Artículo anterior¿JULIAN ASSANGE EN UN CALLEJÓN SIN SALIDA?
Artículo siguienteConcientización Sobre el Cáncer de la Piel
Georgina Cruz
Georgina Cruz es una escritora de notas de viaje que se publican en periódicos, revistas y portales de Internet en inglés y español. Nació en Cuba y reside con su esposo, Humberto Cruz, en Vero Beach, Florida. ha realizado mas de 200 cruceros y visitado los siete continentes y mas de 150 Naciones.