Destino: Fantástica, fabulosa Fort Lauderdale

0
837

Cuando muchos piensan en vacaciones en la Florida, los destinos que casi siempre les vienen a la mente primero son Miami y Orlando. Y claro, esas son ciudades súper-interesantes y conocidas en el mundo entero, pero hay otra que, aunque menos conocida, merita la atención de viajeros conocedores. Se trata de Fort Lauderdale, que atrae a más de 13 millones de visitantes anualmente y que se encuentra a solamente 28 millas al norte de Miami. Fort Lauderdale cuenta con seis playas que se extienden por 23 millas y que cuentan con la designación de “Blue Wave” (Ola Azul, designación que se le otorga a las mejores playas). Al igual cuenta también con más de 34,000 habitaciones en una variedad de hoteles y centros vacacionales (muchos con spas), miles de restaurantes, 63 campos de golf, una docena de centros comerciales de primera incluyendo la Galleria Mall en el centro de la ciudad, una vibrante vida artística y cultural, y más de 300 millas de canales y carreteras marítimas que le han ganado el sobrenombre de “La Venecia de América.”

Nuestro hotel, el Hilton Fort Lauderdale Marina, está ubicado junto a la carretera marítima Intracoastal Waterway, y cada día de nuestras vacaciones las vistas y los panoramas desde nuestra habitación eran bellos y diversos con yates de lujo y otras embarcaciones desfilando –como en una parada continua – junto al hotel.

Que ver: Cuando decidíamos irnos de nuestro hotel –su piscina tropical adornada con palmeras y un “hot tub” con su promesa de relajamiento eran una tentación poderosa y refrescante —pero la ciudad nos tentaba con múltiples atracciones.

El magnífico Museo de Arte de Fort Lauderdale, en el One East Las Olas Boulevard, con una colección permanente y exhibiciones especiales durante el año con obras de artistas de renombre es una excelente atracción para comenzar su visita a la ciudad. Una vez concluída su visita al museo, puede disfrutar de una caminata por el pintoresco bulevar Las Olas, con sus muchos cafés al aire libre, restaurantes, boutiques, galerías de arte y anticuarios. El Hilton Fort Lauderdale Marina está ubicado a unos minutos de Las Olas Boulevard –ideal para ir de compras y disfrutar de los muchos restaurantes y vida nocturna de ese lindo bulevar.

Disfrutar de días de sol y mar en las millas y millas de playas con arenas doradas que la ciudad y sus alrededores ofrecen es, por supuesto, muy popular. La playa presenta la oportunidad de probar todo tipo de deportes acuáticos incluyendo “kitesurfing” (una combinación de deporte de tabla y una chiringa gigantesca), “parasailing” (para volar amarrado a un gran papalote sobre la playa), “jet-skis”, y buceo tipo snorkel y scuba. Un parque para los amantes del buceo es el Shipwreck Park, a una milla del Muelle de Pescadores de la vecina ciudad de Pompano Beach. Esta atracción cuenta con el barco hundido Lady Luck, de 324 pies de largo, y por lo menos 16 otros barcos naufragados. Para informes, visite www.shipwreckparkpompano.org.

Otras atracciones para el viajero incluyen el International Swimming Hall of Fame, frente al mar por la carretera A1A, el salón de la fama de la natación, donde “Tarzán” (Johnny Weissmuller) se entrenó y hay exhibiciones y recuerdos de él y otras luminarias de la natación. El Jungle Queen Riverboat, un vapor de río, zarpa del Bahía Mar Yacht Basin todos los días para ver el “Millionaires Row” (donde se encuentran las mansiones de millonarios y gente famosa que viven o han vivido aquí incluyendo a Burt Reynolds, Nick Nolte y Gloria Vanderbilt) y hace una parada en una isla con una villa de gentes nativas.

Atracciones familiares incluyen el Museum of Discovery & Science, 401 S.W. Second Street, con más de 200 exhibiciones en ocho salones y también cuenta con un teatro IMAX con películas en tercera dimensión.

Para espectáculos nocturnos, la ciudad cuenta con, entre otros, el Broward Center for the Performing Arts, con dos teatros en el distrito cultural Riverwalk Arts & Entertainment District que ocupa 22 calles en el corazón de la ciudad y presenta magníficos festivales y eventos especiales durante el año.

Transporte a lo “veneciano” En la Venecia de América una buena manera de disfrutar de todo es por medio del servicio de taxis acuáticos (“Water Taxi”) que recuerdan a los “vaporetos” de Venecia. Un recorrido en uno de estos taxis acuáticos ofrece la oportunidad de ver las mansiones y yates de ricos y famosos y sus paradas incluyen el Museo de Arte de Fort Lauderdale.

Hospedaje: El Hilton Fort Lauderdale Marina es un hotel de cuatro estrellas en una ubicación divina: junto a la carretera marítima Intracoastal Waterway con sus panoramas de yates y botes, a unos minutos del Bulevar Las Olas con sus restaurantes y boutiques, y cerca del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale/Hollywood y del Puerto Port Everglades, así que es muy conveniente para los viajeros que quieran combinar una visita a Fort Lauderdale con un crucero por el Caribe. La marina del hotel es una parada del “water taxi” que lleva a atracciones y puntos de interés en la ciudad y ofrece un “shuttle” gratuíto a la playa. Cuenta con piscina, gimnasio, pista para caminar y correr y otras comodidades y sus habitaciones y suites recibieron una renovación este año.

Visite https://www3.hilton.com/en/hotels/florida/hilton-fort-lauderdale-marina-FLLGRHH/index.html.

A la hora de comer: La ciudad cuenta con más de 4,000 restaurantes que sirven todo tipo de especialidades culinarias. Cuando nosotros visitamos siempre patrocinamos algunos de los restaurantes de Las Olas. El más reciente que probamos fue B Square,1021 East Las Olas, con deliciosas ensaladas y emparedados incluyendo el decadente perro caliente, “Decadent Dog,” de carne de Kobe y un pie de largo y que viene con langosta salteada, y papitas fritas con trufa y queso parmesano. Visite http://bsquareburger.com/.

Informes sobre Fort Lauderdale: visite www.sunny.org.

Compartir
Artículo anteriorInstinto, Nueva Serie de Pantaya
Artículo siguienteUn nuevo maestro para el nuevo salón
Georgina Cruz
Georgina Cruz es una escritora de notas de viaje que se publican en periódicos, revistas y portales de Internet en inglés y español. Nació en Cuba y reside con su esposo, Humberto Cruz, en Vero Beach, Florida. ha realizado mas de 200 cruceros y visitado los siete continentes y mas de 150 Naciones.