Consejos para una alimentación saludable para niños durante la temporada de fiestas

0
338

Como todo lo demás este año, esta temporada de fiestas será un poco diferente para todos nosotros. Con toda la incertidumbre junto con la locura de esta época de fiestas, puede ser difícil para los padres mantenerse al día con todas sus responsabilidades mientras fomentan los hábitos alimenticios saludables de sus niños.

Para que los niños disfruten de la época más maravillosa del año de una manera saludable, Gerber comparte cinco consejos y trucos fáciles para ayudar a los padres a mantener una dieta nutritiva para los pequeños, incluso durante las fiestas.

  1. No se pase con las bebidas

Tomar muchas bebidas puede hacer que su niño se sienta demasiado lleno para comer. Las opciones de bebidas saludables son importantes para los niños pequeños en su crecimiento, y los expertos en nutrición recomiendan agua, leche y no más de cuatro onzas de jugo de fruta por día para niños de 1 a 3 años.

Según el último estudio de Nestlé Feeding Infants and Toddlers, más del 20% de los niños pequeños beben bebidas con sabor a fruta, que aportan calorías y añaden azúcar a su dieta pero muy pocos nutrientes. Ayude a que su hijo disfrute de bebidas saludables como el Organic Fruit Infused Water de Gerber, que es una manera conveniente y deliciosa de mantener a los niños hidratados con los beneficios del agua y el delicioso sabor del puré de frutas orgánicas real, sin azúcares añadidos, edulcorantes artificiales o sabores artificiales.

  1. Agrega una variedad de alimentos ricos en calcio lácteos y no lácteos

Si a tu hijo no le gusta la leche, asegúrate de que su dieta incluya otras fuentes de calcio, como yogur o queso. Si son sensibles a la lactosa, hay muchas fuentes de calcio no lácteo disponible para la nutrición infantil, tales como: tofu, frijoles blancos, brócoli, hojas de berza y frijoles horneados enlatados. Muchos alimentos también tienen calcio añadido, incluyendo el jugo de naranja, avena instantánea, panes, leche de soya y cereales para el desayuno, como el cereal de Gerber Oatmeal & Barley.

 

  1. Mantenga alimentos nutritivos a la mano

En lugar de galletas y dulces, ofrezca frutas, verduras y bocadillos integrales como galletas de soda, aperitivos de frutas secas, yogur y frutas enlatadas o frescas. Hay un montón de meriendas saludables para su bebé, incluyendo los Organic Lil’ Crunchies y Soft Baked Grain Bars de Gerber. Estas opciones son ideales para el día a día, pero puede guardar algunas galletas tanto para Santa Claus como su pequeño para que puedan disfrutar de vez en cuando.

  1. Recuerda los colores del arcoíris

Los alimentos nutritivos para su niño pequeño incluyen una variedad de frutas y vegetales, especialmente verduras ricas en nutrientes de color verde oscuro, verduras de color amarillo profundo y frutas coloridas. Servir verduras en los colores del arcoíris proporcionará al pequeño una variedad amplia de vitaminas, minerales y fitonutrientes. Aquí hay algunos ejemplos de verduras de colores para probar:

  • Blanco: papas blancas cocidas o coliflor cocido
  • Amarillo: calabaza de verano cocida o maíz cocido
  • Naranja: puré de batata o zanahorias cocidas
  • Rojo: tomates frescos cortados en cubos o pimientos dulces rojos cocidos y cortados en cubos
  • Verde: judías verdes cocidas, guisantes o lechuga romana finamente picada
  • Púrpura: repollo morado cocido o berenjena

 

  1. Incorpora nutrientes clave

Según el estudio de Nestlé Feeding Infants and Toddlers, el 10% de los niños en preescolar no obtienen las cantidades recomendadas de vitamina D, fibra, potasio, vitamina E y las “grasas buenas». Trate de ofrecerle a su pequeño estos alimentos para asegurarse de que estén recibiendo lo que necesitan:

  • Vitamina E: aguacates y alimentos hechos con aceites de canola, maíz o soya, como aderezos para ensaladas
  • Fibra: frutas, verduras, frijoles, arroz y otros cereales integrales
  • Potasio: plátanos, jugo de naranja y patatas cocidas
  • Vitamina D: leche, yogur y lácteos fortificados con vitamina D, cereales fortificados con vitamina D, jugo de naranja con vitamina D y cantidades saludables de sol!

Pero lo más importante es divertirse y usar este tiempo para seguir creando una conexión con sus pequeños. ¡Felices Fiestas!