El Carro Blindado de Rosselló

0
885

El Gobierno de Puerto Rico compró una guagua blindada de seguridad para ser utilizada por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares a un costo de $245,000. Las reacciones en contra del gasto excesivo por un vehículo blindado no se hicieron esperar. La redes sociales se inundaron con comentarios en contra de la compra de la guagua y condenado al Gobernador por malgastar el dinero del erario público.

EL CARRO BLINDADO DE FORTALEZA ES SIMILAR A ESTE

“Cuando se enterará que el país está en quiebra. No hay dinero para programas y él se compró una guagua por $245, 000”, expresó Natividad Sánchez. “Este le ganó a la de $80,000 que se compró Jennifer González.

“Ricardo Rosselló, deja de botar el dinero de los contribuyentes”, escribió Josean Báez.  “Despierta de este sueño, vivimos una pesadilla”.

“Esto es inaudito. Un acto más en contra de los trabajadores a los que les amenazan y exigen, pero no protegen”, afirmó Rubén Gómez.

Como en otras muchas ocasiones, y en reacción al malestar general, el Gobernador negó tener conocimiento sobre la compra. Luego, Fortaleza, a través del secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés inculpó como autor de la compra al Secretario de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera. Rosario Cortés aseguró que la compra de vehículo blindado para proteger al primer mandatario fue idea del Departamento de Seguridad Pública.

Pesquera respondió virulentamente a la acusación alegando que la compra de la guagua había sido avalada por el primer mandatario y tramitada en febrero pasado por la Administración de la Oficina del Gobernador.

En una comunicación escrita Pesquera expuso que:

“La Administración de la Oficina del Gobernador consultó al Departamento de Seguridad Pública si eran necesarias medidas de seguridad en vehículo del gobernador. Es un protocolo estándar tener vehículos de seguridad para transportar a mandatarios por lo que informé que era necesario. La Oficina de Administración de la Fortaleza escogió una guagua de seguridad con especificaciones que entendían necesarias. Se me consultó si esa guagua cumplía con los requisitos de seguridad y tras una evaluación determinamos que cumplía”, sostuvo Pesquera.

La manzana de la discordia es una guagua marca Chevrolet Suburban con cabida para 8 a 10 pasajeros a la que se le hicieron modificaciones para crear un espacio lujoso donde el Gobernador disfrutara de grandiosas comodidades. El costo original del vehículo es de $87,950, a los que se le suman el blindaje y las modificaciones exigidas por la Oficina del Gobernador. 

Ante el malestar general y pasar la culpa de Fortaleza al Secretario de Seguridad Pública se determinó que la guagua fuera asignada al SWAT.

“Una vez informado al gobernador el alto valor del vehículo, éste auscultó la necesidad de un vehículo de seguridad blindado para la Policía de Puerto Rico. Ante esto, informamos que es un vehículo que se puede adaptar al trabajo que realiza la división de SWAT de la Policía y que sería de gran utilidad para sus trabajos. El gobernador ordenó que el vehículo se le pasara a la Policía para esos propósitos. Este vehículo permitiría a la Policía contar un vehículo para el cual no tenían presupuesto y que sería de gran utilidad”, comunicó Pesquera.

Estos son los vehiculos usados por Swat y no tienen lujos.

Las respuestas de Fortaleza y del Secretario de Seguridad Pública no han calmado el malestar generado por la compra de la guagua. Los comentarios en las redes sociales han continuado.

“Le dañaron su sorpresa. Recuerda que cuando te hacen un regalo nunca te dicen cuánto costó”, comentó sarcásticamente Rosa Cintrón.

“El Gobernador nunca sabe nada”, dijo irónicamente José ‘Chey” Matos. “El país al garete y el espaciado. Parece que quienes lo rodea hacen lo que les viene en gana”.

“¿Cómo que no sabe sobre el costo de la guagua?”, cuestionó Rosa Lamberty. “El mismo sugirió los cambios que deberían hacerse para su máxima comodidad. Esto es asqueroso”.

La amnesia del Gobernador se suma a una serie de acciones donde se ha comprobado que mentía. Situaciones donde ha quedado evidenciada su mitomanía incluye el salario de $750,000 ofrecidos al ex director de la Autoridad de Energía Eléctrica, Rafael Díaz, del cual estaba consciente una semana antes del nombramiento. El número de fallecidos durante el huracán María es otro caso. Fuentes cercanas al mandatario informaron a AHORA NEWS que él ha estado consciente del número de fallecidos, pero que siguiendo consejos de Perequera, decidió ocultar la verdad.

“Es que rompió el ” embustómetro ” ya lo de él es un patrón. ¡Eso es ya patológico!”, expresó Cruz S. Domínguez Estrada.

“Tenemos un gobierno mediocre, pero lo peor de todo es que tenemos un gobernante que miente impunemente. Sabe que lo cogieron en la mentira y se inventa otra para salir del paso”, puntualiza Johanna Sáez.

“Nos ha desacreditado en todos los niveles. La gente habla de los puertorriqueños como si todos fuéramos chanchulleros y mentiroso”, atesta Pepa Vargas. “¡Que se puede esperar! Tenemos nuestra propia versión de Trump”.

A pesar del malestar que generan las acciones y medias verdades de Ricardo Rosselló Nevares la gente no deja de reír.

“Esté Pueblo Necesita reír. Yo jamás había visto un Circo tan grande. Hay PAYASO y Momia por donde quiera”, escribió en Facebook María Cruz.

Mientras el gobierno gasta desmedidamente, la oposición está silente. La presión sale del pueblo directamente a través de las redes sociales.

“El Partido Popular Democrático y el Partido Independentista Puertorriqueño no representan una verdadera oposición. Las condenas al gobierno salen del pueblo o de las filas del mismo Partido Nuevo Progresista. Ambos partidos están perdido en acción, carecen de liderazgo y están en crisis”, asegura Luis Pérez. .

“La colonia agoniza. Algunos de sus líderes actúan como aves de rapiña mientras que otros el ratón les comió la lengua”, señala Yahaira Soto. “El futuro se pinta deprimente”.