Candidatos afilan cañones para primarias y comicios generales

0
382

(San Juan, Puerto Rico) La política ha sido descrita como el deporte favorito de los puertorriqueños. El mes de diciembre previo al año electoral se convierte en el inicio de la carrera que para algunos terminará en junio con las elecciones primarias y para otros en el primer martes de noviembre cuando se celebran las elecciones generales.

Este diciembre ha sido interesante por los cambios que están ocurriendo en los partidos políticos. Luego de las marchas del pasado julio que llevaron a la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares a la gobernación los politicastros tratan de presentar rostros renovados en las caducas instituciones partidistas. Unos logran enviar un mensaje positivo, mientras que otros pierden la tabla en el intento y se les nota la costura del costal que están hechos.

Los que proclaman ser liberales, terminan siendo más politiqueros que los dictadores de pacotilla.

El nuevo partido, que adoptó el nombre de Victoria Ciudadana (VC) a pesar de contar con algunos rostros refrescantes, en su mayoría son veteranos que vez tras vez han intentado ocupar una posición en el gobierno sin lograrlo. Las figuras principales son Alexandra Lúgaro, candidata a la gobernación, quien hizo una buena demostración en las pasadas elecciones, pero sus acciones luego dejan mucho que desear sobre su comportamiento personal y sus planteamientos políticos. El representante Manuel Natal, candidato a la alcaldía de San Juan y ex militante del Partido Popular Democrático (PPD), no logra cautivar la mente de los electores a pesar de haber impresionado en el pasado a las huestes populares.

“Esta gente de VC son unos perdedores que ambicionan el poder, pero son incapaces de llegar al pueblo. Se quedan en la intelectualidad y no salen a la calle”, asegura Pablo Gómez de Carolina.

“Hay varios candidatos interesantes, pero los fantasmas de otros enturbian su potencial. Pudieran ser buenos representantes, pero un voto por ellos es uno en favor de la permanencia del Partido Nuevo Progresista (PNP) y sus líderes corruptos”, indica Ana Vega de Vega Baja.

El PNP está en medio de unas primarias no deseadas por muchos de los oficiales electos, pero maquiavélicamente orquestadas por el presidente de la colectividad, Thomas Rivera Schatz. A pesar de que niega estar detrás de las movidas que han llevado a la gobernadora Wanda Vázquez Garced y a Pedro Pierluisi Urrutia a enfrentarse en primarias, todos concuerdan que las señales de humo indican que su mano siniestra de titiritero ha construido una alianza con la mandataria por considerarla una amenaza menor a su poder absoluto sobre la colectividad.

“La mano de Rivera Schatz está presente en todo. Él es ambicioso, ama el poder y ha sido el verdadero gestor de todas las guerras internas que ha tenido el PNP en este cuatrienio inestable”, apuntala Jonathan Barber de Cabo Rojo. “Le declaró la guerra a Rosselló y a sus amiguetes y los descuartizo”.

“El senador Rivera Schatz es la encarnación de Hitler”, asevera Petra Maldonado de Arecibo. “Sabe que los penepés nunca lo apoyarían para la gobernación, pero desde el Senado ha demostrado ser un gran manipulador y un enemigo peligroso de su propia gente. La verdad es que el peor enemigo de un penepé es otro penepé”.

Por su parte, el Partido Popular Democrático (PPD) enfrenta por primera vez desde su fundación en 1938 elecciones primaristas para la gobernación. Originalmente se presentaron cinco candidatos. En la actualidad quedan tres, el senador Eduardo Bhatia, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz y el alcalde de Isabela, Carlos “Charlie” Delgado. El exsenador Roberto Prats y el exsecretario del Departamento de Hacienda, Juan Zaragoza, se retiraron por no contar con el apoyo de los electores. Zaragoza aspira ahora a un asiento en el Senado por acumulación.

Aunque las encuestas le dan una victoria a Bhatia, el apoyo en la Isla a Carmen Yulín es amplio y continúa creciendo. Delgado, excelente alcalde y buen administrador, es un desconocido aun para los miembros de su propio partido.

“Yulín es dinámica, Bhatia es apagado. La alcadesa llega a los pueblos y se integra. Es una excelente motivadora”, atesta Sara García de Lajas. “Mucha gente apuesta a Bhatia por sus políticas neoliberales y condenan los planteamientos de Yulín acusándola de comunista, pero no le restan al poder que sus planteamientos tienen”.

“Yulín es una pésima administradora. La ciudad capital es un bochorno. Además. maltrata y enajena a sus propios seguidores.  No es una buena candidata. Bhatia podría ser un buen candidato para atraer a los penepés disgustados con su partido”, expone Zoila Matías de Caguas.

Las maquinarias partidistas saben que están en problemas. El PNP insiste en efectuar un plebiscito estadidad sí o no el día de las elecciones para asegurar que sus seguidores salgan a votar, pero no dicen de donde saldrá el dinero para costearlo.

“Los penepés saben que tienen problemas. Van a forzar un plebiscito que cuesta $3 millones contando con que el gobierno federal lo costeará, pero todos sabemos que es irreal, lo pagará el pueblo”, señala Rosa Méndez de Toa Baja. “No les importa el pueblo, solo sus intereses. Nos han hundido económicamente y se niegan a tomar responsabilidades sobre sus actos”.

“El PNP está enfermo de poder. Sus líderes son ambiciosos y se niegan a ver la realidad, han destruido la colonia y las posibilidades de un cambio de estatus hacia la integración. Todo territorio debe ser solvente económicamente antes de ser parte de Estados Unidos”. Indica Johanna Maldonado de Guaynabo.

La campaña política no se ha iniciado, pero todo indica que las luchas primaristas serán carnicerías que buscarán destruir a los contrarios. El lodo arrojado pudiera sepultar a algunas figuras y darles la oportunidad a rostros nuevos y candidatos independientes.

Tendremos que esperar a junio para conocer las caras de los candidatos a la gobernación de los dos partidos mayoritarios, PNP y PPD. AhoraNews los mantendrá al tanto del circo electoral boricua.

Compartir
Artículo anteriorSe caldea lucha primarista para la gobernación en el Partido Nuevo Progresista
Artículo siguiente“El Puerto Rico que conocimos está desapareciendo”
Félix Cruz
Félix Cruz posee una larga trayectoria como periodista en Nueva Jersey-Nueva York y Puerto Rico. Es además historiador, gestor cultural, escritor, orador, educador y asesor gubernamental. Posee un doctorado en Comunicación Social con concentraciones en Periodismo Escrito y Lenguaje Corporal y está terminando un segundo doctorado en Historia de Puerto Rico y el Caribe en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe.