ENTREVISTA: DON QUIQUE LUCCA : ¨ME GUSTARÍA FALLECER EN TARIMA, SERÍA LO MÁXIMO¨

103 AÑOS DE PURA SALSA

0
4984

-’’La música es mi vida. Yo puedo estar enfermo pero subo a la tarima y se me quita todo…’’

Con 103 años cumplidos el 12 de diciembre del 2015 Don Enrique ¨Quique¨ Lucca Caraballo continúa recibiendo felicitaciones de sus admiradores y amigos donde quiera que se presenta junto a la Sonora Ponceña. Orquesta de la cual es su fundador y viajado el mundo con su música y acompañado a estrellas de la talla de Celia Cruz y Cheo Feliciano entre muchos otros. Don Quique como cariñosamente lo llaman, todavía en ocasiones acompaña y dirige las presentaciones en Puerto Rico donde es querido por su pueblo.

 

Reconocido internacionalmente por la aportación que ha hecho a la música popular de Puerto Rico, Don Quique Lucca es de esas joyas musicales que todavía prevalecen en el pentagrama poniendo el nombre de su querida Isla por todo lo alto donde quiera que se escuche su sonido.  Hombre humilde y carismático  que ha sabido ganarse el cariño de su pueblo. Dueño de una mente privilegiada que a sus 103 años recuerda sin equivocarse cada etapa de su vida.

 

Rodeado de reconocimientos, placas, fotos y simpáticos anécdotas, el también vocalista nos recibió en su hogar en la ciudad de Ponce donde de una manera amena y coloquial conversó sobre su vida y trayectoria musical de más de 70 años.

 

Para Don Quique, quien fue boxeador en su juventud, la música es su vida, heredado de su padre quien tenía pasión por la música y la guitarra.

 

Indica que aunque nació en Yauco la mayoría de su vida ha vivido en Ponce donde la familia se mudó cuando apenas él contaba con 13 o 14 años. Aunque admite visitar su pueblo natal en ocasiones. ¨Ponce me adoptó como ponceño visitante, espero seguir así hasta que Dios disponga. Aquí tengo un mausoleo en el cementerio La Piedad. En Yauco cuento con varios familiares, como cinco. Precisamente ahora en estos días pienso ir porque hace unos cuantos meses que no voy.

 

Sin embargo recuerda que cuando residía en Yauco todavía no pensaba en nada de música y mucho menos a qué se dedicaría. ¨Yo perdí a mi papá cuando contaba con 13 años, en el 1926. En el 1928 fue que nos mudamos a Ponce. Fue ahí en Ponce cuando trabajaba en un taller de mecánica que quise aprender a ejecutarla pues había unos compañeros que cantaban y tocaban guitarra, de vez en cuando nos visitaban y hacíamos una fiesta en casa.  Fíjate que José mi hermano mayor fue quien buscó a uno de ellos para que le enseñara y resulta que no aprendió y nosotros aprendimos. (Mi hermano Pellín y yo)”.

¨Así fundamos el Cuarteto Internacional (1943) y al añadirle otras dos trompetas le pusimos Conjunto Internacional. Ya para el 1959 cuando grabamos algunos números con Felipe Rodríguez y Davilita fue que le cambiamos el nombre a Sonora Ponceña. Escogimos ese nombre porque el muchacho del estudio de grabación no los sugirió.

 

Precisamente esos compañeros fueron quienes me influenciaron en la música. Tenía 20 años cuando comenzamos a tocar por la isla. Había una demanda bien grande y empezamos en la WKJB que se oye en todo Puerto Rico, la demanda era bien fuerte. Dábamos serenatas pero cuando nos cansamos de las serenatas, mi hermano Pellín Lucca me reclutó como director del grupo porque yo tenía más relaciones públicas¨.

 

¨En una ocasión, luego que nació mi hijo Papo hicimos un arreglo musical de ¨Rankankan¨, de Tito Puente y al conguero no le salía pero a Papo que para esa época contaba con cinco añitos le salió perfecto. De ahí en adelante decidí llevarlo a la Escuela Libre de Música.

 

Un día me visitó Julio Alvarado que era maestro de la escuela y  le comenté que se lo llevaría más adelante, pero me sugirió lo llevara al próximo lunes, al llevárselo de inmediato él mismo lo emancipó y como al mes me dijo: ’’Si ese hombre es un músico ya, muchacho: olvídate…’’

 

-¿Quiere decir que usted no estudió música?

No, yo no leo música. Yo toco de memoria. A quien puse a estudiar música fue a Papo. Papo estuvo en el Conservatorio. Solamente toco la guitarra.

 

 

-¿Qué ha significado para usted la música?

– La música es mi vida. Yo puedo estar enfermo, pero cuando me subo a la tarima se me quita todo… (Dice riendo) y echo hacia adelante. Hasta ahora he podido hacer todavía unos cuantos desarreglos.

 

– ¿En qué momento decide iniciarse profesionalmente en la música?

– Yo trabajaba carro público y en los muelles; tenía tres trabajos. A medida que lo de la música fue mejorando comencé dejando cada uno hasta que me quedé solamente con la música y todavía estamos ahí.

 

– ¿Quién le ofrece la primera oportunidad para tocar profesionalmente?

– Mi hermano Pellín que fue el que organizó el cuarteto. Tocábamos por aquí y por allá y en el 1951 se fue para Nueva York y desde entonces seguí dirigiendo el grupo hasta ahora. En el 2010 falleció en Nueva York. El de la idea del grupo fue él y yo la desarrollé.

 

Fuera de su hermano, ¿quién le ofrece su primera oportunidad profesional?

– Eso fue en San Juan, estuvimos tocando con Machito, el compositor cubano. Tocamos un danzón y la gente comenzó a aplaudir, se quería caer aquello…. Cuando le tocó el turno a Machito abrió también con un danzón y nada. Al otro día me comentó: ¨oye, me obligaste a sacar música¨.  A lo que le contesté que solamente había hecho mi trabajo pero nada de irme por encima de él. Para ese tiempo ya éramos la Sonora Ponceña. Luego fui a Nueva York a visitarlo y llevarle un libro. Tuvimos una gran amistad. En una ocasión viajó a Puerto Rico y se quedó en mi casa.

 

– ¿Recuerda su primera interpretación?

– Son tantas y tantas… había un número que era de Julito Rodríguez Reyes que se llama ‘’Entre Mar y Cielo’’ ese fue el título del primer número que ensayamos.

 

-¿En cuántos discos ha participado?

– Hemos grabado como 40 discos. Todo el trabajo de información y de Hacienda hasta ahora lo he estado haciendo hasta que Dios me diga: -‘’Vente pá acá!’’

 

-¿Antes de tener su propia orquesta; usted perteneció a otro grupo musical?

– No, siempre estuve yo solo. Hicimos el Conjunto Musical, luego nació Papo y a los 11 años empezó a tocar con nosotros para grabar con Felipe Rodríguez y Davilita hasta hoy en día que ya tiene 60 años.

 

-Dirigir una orquesta y mantenerse por tantos años en el gusto del público es difícil, ¿Cómo lo ha podido lograr?

– Papo es el autor de todos los éxitos de La Sonora. Es el responsable de todos los adelantos.

 

-¿El estilo que hace a la Sonora distinguirse? Ese estilo que cuando la escuchas sabe de inmediato que es la Sonora

– Yo he escuchado mucha música cubana. De todos los conjuntos que había en Cuba, escogimos un poquito de aquí, otro poquito de allá e hicimos un estilo propio que es el mismo que conservamos y siendo justo; creo que es uno de los mejores grupos que hay en Puerto Rico.

 

– ¿Cuál cree sea el ingrediente que ha hecho a la Sonora favorita de todos los tiempos?

– Precisamente el repertorio que es muy variado, mucha música local de compositores locales y compositores cubanos. Hemos hecho un estilo único que se distingue de todo lo demás.

 

– ¿Cuántos años lleva de fundada?

– Lleva como 55 años, conmigo son 60 pero, con Papo son 55.

 

¿Queda alguno de sus fundadores?

– No, no… se ha muerto todo el mundo. Se han muerto más de 50.

 

-¿Quién fue el primer vocalista de la orquesta? ¿El actual?

– Se llamaba Bautista Ramos, ese era el cantante. Los actuales son Danny, Dalvert, Caneca y Nicolai. Son cuatro estrellas.

 

-¿Quién selecciona el repertorio?

– Papo. Es quien selecciona siempre.

 

-¿El arreglista?

– Papo está escribiendo música desde que tenía 11 años.

 

-¿Está consciente del legado musical que dejará en la historia?

– Yo creo que sí. El legado musical es bastante amplio, bastante grande. Bueno, aquí hay más de 250 placas (me dice señalando las paredes cubiertas de premios) incluyendo una que el FBI nos obsequió en una actividad que tocamos en San Juan y las que faltan…

 

-¿Cómo describiría Don Quique Lucca al artista y al ser humano?

– Lo primero es que nunca en la vida he bebido ni he fumado y si yo no lo hago, ninguno en la orquesta lo puede hacer. A los músicos les exijo la disciplina, después que haya disciplina lo hay todo. Soy exigente con el grupo, no se puede hacer nada que no esté bien. Todo lo que se haga tiene que ser positivo siempre.

 

– De todas sus obras, ¿cuál es la que más satisfacciones le ha brindado y que siempre le piden en las presentaciones?

– ‘’Fuego en el 23’’ y ‘’Hachero Pá un Palo’’ porque fueron los primeros números que grabamos y siempre el público los pide.

 

– De los países que ha visitado, ¿Cuál usted cree haya sido el mejor público?

– Colombia. Cada vez que Z-93 hace una fiesta se llena de colombianos, damas y caballeros. Me hacen entrevistas desde allá, hay veces estamos en una transmisión hasta media hora. Allá tenemos buenas relaciones y nos quieren mucho.

 

¿En qué consiste la diferencia de los músicos de hoy a los de ayer?

– No hay diferencia; igual que aquí, hay que hacer las cosas con disciplina. Esa es la base fundamental del comportamiento del músico.

 

– ¿De los nuevos intérpretes a su criterio quien usted cree que podrá reforzar el género?

– Los que tengo ahora son muy buenos. Cualquiera de ellos, hasta el último que hace par de meses que llegó (Nicolai) es buenísimo.

 

-¿Cree que la radio actual no apoya la salsa debidamente?

– Sí. Por lo menos Z-93 y Salsoul siempre nos apoyan, los demás no son tan allegados a la salsa.

 

-¿Qué es lo más que le enorgullece a usted de la historia de la orquesta?

– Precisamente todas esas placas que tú ves ahí… más de 250, eso no se le pidió a nadie… yo acepto todo (los reconocimientos) con mucho orgullo. Cada vez que vamos a tocar a un municipio o algo, los alcaldes nos reciben con uno y yo muy agradecido.

 

-¿Ha sentido alguna vez que ha tenido competencia desleal?

– No creo. Gracias a Dios tengo una buena relación con todos los muchachos. Nadie bebe en la tarima, si yo no lo hago, ellos tampoco pueden hacerlo. Hay que dar el ejemplo.

 

– Qué significa para usted La Sonora Ponceña?

– Esa es mi meta final… positivo todo el tiempo. Por lo menos no creo que me quede mucho de vida. Son 103, por más que tenga, a más de 110 no puedo llegar, suponiendo que llegue. Si Dios me quiere tener más tiempo, se lo agradezco, a pesar de que no estoy bien de salud. La Sonora ha sido mi vida y precisamente tengo muy buenas relaciones con personas de afuera y músicos de otras orquestas con los cuales alternamos. A mí siempre me ha gustado tener amigos, no enemigos.

 

– Cierto que el extinto Filiberto Ojeda Ríos fue trompetista de su orquesta?

– Tocó con La Sonora Ponceña en el 1960. Buen amigo mío, conversábamos mucho en los viajes. Hablábamos de cosas de él, de política. Siempre le recordaba que para cuestiones de política, éramos enemigos políticos pero colegas en la música. Discutíamos mucho pero con mucho respeto. Cuando se fue de La Sonora, me lo mandó a decir con un amigo. Muy buen músico y buena gente, precisamente lo mató el FBI en Hormigueros.

 

– Qué le parece que una calle en la Urbanización Estancias del Golf en Ponce lleve su nombre?

– El alcalde Rafael (Churumba) Cordero fue el que le puso el nombre en el 1948. Churumba dejó de existir hace más de 10 años.

 

– ¿Qué le pareció la canción homenaje ‘’Los Zapatos de mi Viejo’’ que su hijo Papo le dedicara?

– Me hace salir las lágrimas cada vez que va a tocar.

 

– ¿Cómo usted quiere ser recordado cuando ya no se encuentre  entre nosotros?

– Como una persona bien respetuosa. Yo respeto las leyes y nunca he tenido problemas en las cortes ni se lo deseo a nadie, siempre he tenido buen comportamiento con todos para que también se me respete y se me trate por igual.

 

– Quisiera le envíe un mensaje al pueblo de Puerto Rico y al mundo entero que ama a Don Quique Lucca, a Don Papo y a La Sonora Ponceña.

– Muchas gracias por ese respaldo que nos han dado y que Dios le otorgue muchas bendiciones a ese público que nos aprecia y nos da mucho trabajo. Esperamos seguir en esto hasta que Dios disponga de mi vida. Por mi parte, a mí me gustaría fallecer en una tarima, para mí eso sería lo máximo.

 

– Me gustaría que me dijera algo que quizá usted nunca le ha dicho a nadie pero que le gustaría que el público lo sepa.

– Que la Sonora va a estar precisamente hasta que Dios disponga de mi vida porque cuando yo fallezca La Sonora no va a tener mi respaldo. Presumo, podría ser que no y que sea todo lo contrario. Todavía Papo y la familia lo pueden continuar porque la calidad y el comportamiento de La Sonora no tienen igual.

 

– Cuántos hijos, nietos, biznietos y tataranietos usted tiene?

– Tengo cuatro hijos y una que falleció: Wanda. Son tres de matrimonio y fuera de matrimonio tengo dos hijos. Cuando joven yo tenía muchas novias… (se ríe) pero mírame (mostrando una foto de lo buen mozo que era de joven) y les daba serenata a una y todas decían que sí. Con mi esposa tuve 70 años de matrimonio, le dio una condición en las piernas, estuvo 46 días hospitalizada y luego falleció. El día de los disparos en la Estatua de La Libertad en Nueva York fue el día en que la llevamos al hospital y luego falleció. Nietos tengo como 40 y biznietos otros tantos y cuatro tataranietos.

 

– Cuándo fue su primer viaje musical al extranjero?

– Mi primer viaje a Nueva York fue el 26 de septiembre del 1960 y esa es la foto (mientras me la muestra).

 

– Qué recuerdos tiene de la cantante cubana Celia Cruz?

– La primera postal de Navidad que llegaba aquí era siempre la de Celia y Cabecita de Algodón. Tocamos con ella muchas veces; en Puerto Rico, Colombia, Panamá, en Brasil, en todas partes. Como ser humano era algo fuera de lo normal, teníamos una amistad muy buena. Mi esposa hacía una comida de pollo y siempre me decía: -’’ ¿me traíste?’’. Sentí mucho su fallecimiento, Papo estuvo en el entierro allá en Nueva York.

 

– Qué me dice de Cheo Feliciano?

– Buen amigo y muy buena gente. En el cementerio donde tengo el mausoleo ahí está Cheo enterrado.

 

– ¿Ismael Miranda sigue siendo el ‘’niño bonito’’?

– El nene lindo de la salsa… Jajaaa… Muy buena gente y también buen amigo.

 

-¿Cómo usted compara La Sonora Matancera con La Sonora Ponceña?

– Nosotros alternamos mucho con La Matancera. Había una buena amistad también. No había comparación, cada una era diferente y muy buena en lo suyo. Ahora mismo la orquesta está fuera porque su director Pedro Rodríguez murió. Fue muy buen amigo mío también.